La OTAN y Turquía contra el pueblo kurdo

En una entrevista exclusiva con el canal de prensa de la Unión de Comunidades de Kurdistán (KCK), el copresidente de esta organización, Cemil Bayik, habló sobre la actualidad en Medio Oriente y el rol que juega la OTAN en la región.

La OTAN se construyó como una “organización completamente ideológica”, afirmó Bayik en la entrevista. “La OTAN se fundó durante la Guerra Fría –explicó-. El objetivo de esta organización era encontrar formas de trabajar contra la Unión Soviética y finalmente derrotarla. Su objetivo era difundir el sistema de la modernidad capitalista por todo el mundo y fortalecer la hegemonía de este sistema. Este era el principal objetivo de la OTAN. Se basaba en la promoción de la modernidad capitalista como medida contra el socialismo”.

Al señalar que la OTAN se basaba en la protección de los intereses de los “estados más poderosos”, Bayik analizó que “durante la época de la Unión Soviética, la OTAN también estuvo activa en muchos países diferentes contra todas las fuerzas de oposición locales que tomaron una postura contra la opresión estatal, dictaduras y el fascismo, librando una lucha por la democracia y la libertad”.

“El objetivo –aseveró el copresidente de la KCK- era evitar el éxito de las fuerzas de oposición, frenar su avance en los respectivos países y negarles el acceso al poder. Para lograr su objetivo, esta organización organizó numerosos golpes militares y asesinatos. Mató a los líderes de la oposición. Apuntó a todos aquellos que representaban las fuerzas de la libertad, la democracia y el socialismo. La OTAN utilizó la opresión, el encarcelamiento y el asesinato contra estas fuerzas de oposición para que en todos esos diferentes países, los movimientos  por el socialismo, la libertad y la democracia no se desarrollaran”.

La OTAN y Turquía en la guerra contra los kurdos

Bayik manifestó que “no solo criticamos y tomamos una postura contra las políticas de la OTAN en todo el mundo, ya que las consideramos peligrosas, sino que también criticamos las políticas de la OTAN con respecto a los kurdos y Kurdistán. Y todavía las estamos criticando hoy”.

“Esto se debe a que la OTAN se puso del lado del Estado turco en contra de nuestro movimiento –afirmó-. Brindó un apoyo total al Estado turco para evitar que nuestro movimiento ganara fuerza y ​​logre sus objetivos. El Estado turco nos ha atacado y libra una guerra: ha cometido muchos asesinatos y llevado a cabo muchas masacres. El apoyo de la OTAN a Turquía ha sido crucial para que esto suceda. No ha sido únicamente el poder y los recursos de Turquía sino de la OTAN los que han hecho posible todo esto”.

A esta evaluación, Bayik agregó: “Desde el principio, Turquía ha luchado contra nuestro movimiento y nuestro pueblo con la ayuda de la OTAN y la Unión Europea (UE). Y todavía lo sigue haciendo hoy. Por eso criticamos la política de la OTAN y la seguiremos criticando. Todavía no ha renunciado a su política”.

El copresidente de la KCK también señaló que, entre las muchas razones posibles detrás de la participación de Turquía en la OTAN como Estado miembro, la principal era “obtener el apoyo de la OTAN para continuar con su política genocida contra los kurdos. Turquía utilizó su pertenencia a la OTAN no solo para perseguir sus propios intereses, sino también para desarrollar relaciones con la UE. Turquía buscó el apoyo de la UE para su genocidio contra los kurdos”.

“Cuando comenzamos nuestra lucha por la libertad del pueblo kurdo y Kurdistán -enfatizó Bayik-, no nos enfrentamos únicamente a los ataques del Estado turco. Además de Turquía, la OTAN y la UE también se opusieron a nosotros. Por eso, nuestra lucha ha sido tan intensa y hemos pagado un precio tan alto durante su curso”.

“La UE y la OTAN siempre han apoyado a Turquía para llevar a cabo el genocidio contra los kurdos –reiteró-. Siempre han querido prevenir el desarrollo de un movimiento democrático en Turquía. Nunca han hecho nada contra la política de genocidio y masacres de Turquía contra los diferentes pueblos, especialmente el pueblo kurdo, y las fuerzas democráticas. La OTAN y la UE siempre han mirado para otro lado, e incluso han apoyado directamente la política de Turquía, porque se basan en sus propios intereses, que han estado estrechamente relacionados con Turquía. En su opinión, una fuerza democrática en Turquía actuaría en su contra. Proporcionaron todo el apoyo necesario a Turquía para permitirle bloquear el desarrollo de un movimiento democrático. Lucharon tanto contra el movimiento kurdo como contra el movimiento democrático”.

Quienes construyeron la República turca formaron una alianza con Gran Bretaña

Bayik también compartió su opinión de que durante la formación de la nueva Turquía, después del colapso del Imperio Otomano, los fundadores del Estado turco formaron alianzas con varios estados nacionales, comenzando con Gran Bretaña. “Aquellos que construyeron la República turca formaron una alianza con Gran Bretaña e hicieron ciertos tratos con ellos –detalló-. Como resultado de estos acuerdos, Turquía entregó Mosul y Kirkuk al sistema de la modernidad capitalista. Al mismo tiempo, los británicos representaron ese sistema. Entonces, estas áreas les fueron entregadas”.

“¿Qué ganó Turquía a cambio?”, se preguntó el copresidente de la KCK, para luego responder: “El acuerdo era que si Turquía entregaba Mosul y Kirkuk, no impedirían que Turquía continuara con su política genocida contra los kurdos. Después de este acuerdo sobre Mosul y Kirkuk, la existencia de la República de Turquía fue reconocida como parte del Tratado de Lausana y el Estado turco llevó a cabo genocidios contra muchos pueblos en Turquía. Finalmente, usaron todo su poder para llevar a cabo ataques contra los kurdos para aniquilarlos. Después de Lausana y el reconocimiento de la República, Turquía recibió aún más apoyo a la política genocida que ya había estado llevando a cabo contra los kurdos. Consideraron la existencia de pueblos como armenios, griegos, judíos, yezidíes o asirios como un obstáculo para el Estado-nación de Turquía”.

El papel de Gran Bretaña en la promoción del “Islam político”

Bayik subrayó que Gran Bretaña es una fuerza importante, que se ha centrado sustancialmente en Medio Oriente. “Históricamente, Gran Bretaña siempre ha trabajado para establecer su hegemonía desde Medio Oriente hasta la India –explicó-. Como la fuerza principal de este sistema, Gran Bretaña se propuso controlar el área que se extiende desde el Medio Oriente hasta la India, porque antes de Estados Unidos, fue Gran Bretaña quien representó y dirigió el sistema de la modernidad capitalista. Gran Bretaña basó su política en el establecimiento de un ‘Islam político’, un Islam que esté dispuesto a colaborar. Basándose en el ‘Islam político’, Gran Bretaña se propuso hacerse con el control de Medio Oriente y la India. Por lo tanto, Gran Bretaña siempre ha promovido el Islam político de acuerdo con sus propios intereses políticos”.

El copresidente de la KCK además compartió sus puntos de vista sobre la actitud de Europa hacia la actual campaña militar de Turquía en el norte y este de Siria. “Es la OTAN la que define la política europea hacia Turquía y los kurdos –destacó-. Hoy podemos ver que Turquía ha tomado el control de muchas ciudades kurdas en Rojava. Ha ocupado las áreas y continúa cambiando su demografía, pero Europa permanece en silencio”.

Bayik observó que “Turquía ataca no solo a Rojava, sino también a Sinjar (Shengal), Mexmur y las Zonas de Defensa Medya (Kurdistán iraquí), pero Europa permanece en silencio. En la propia Turquía, los kurdos se enfrentan a una política muy sucia. Turquía lleva a cabo un genocidio contra los kurdos y ejerce una fuerte presión sobre las fuerzas democráticas, pero Europa guarda silencio. ¿Por qué Europa no hace nada? Porque es la OTAN la que determina la política europea hacia los kurdos”.

El copresidente de la KCK llamó la atención sobre la naturaleza de las relaciones entre Alemania y Turquía, en la cual Berlín “ha asumido la responsabilidad de proteger a Turquía. Esta tarea fue encomendada a Alemania por la OTAN. Alemania, en nombre de la OTAN, defiende a Turquía contra el Movimiento de Libertad Kurdo y los movimientos de democracia y libertad”.

La estrategia de Estados Unidos a Medio Oriente

Bayik, por otra parte, se refirió a la relación de Estados Unidos con la región: “Históricamente hablando, Medio Oriente y Europa siempre han estado estrechamente conectados entre sí. Han estado muy cerca el uno del otro y siempre se han influenciado mucho el uno al otro. Ésta es la razón por la que tanto la OTAN como Estados Unidos, la fuerza líder dentro de la OTAN, se centran mucho en Europa y Medio Oriente. Lo hacen porque quieren proteger a Europa e Israel. Los recursos naturales y el petróleo no son las únicas razones por las que Estados Unidos y la OTAN se centran tanto en Medio Oriente: estas constituyen solo una de las muchas razones”.

“Estados Unidos y la OTAN quieren establecer su hegemonía sobre Medio Oriente. Quieren establecer un control total sobre los recursos naturales en Medio Oriente y, al mismo tiempo, proteger a Israel y Europa. Este es el principal motivo de la constante intervención de Estados Unidos en Medio Oriente”, expresó.

Bayik sintentizó que “Estados Unidos se ha hecho cargo de las tareas que tenía Gran Bretaña”, y agregó: “Estados Unidos quiere proteger este sistema de modernidad capitalista como la fuerza principal de este sistema. Por lo tanto, lucha contra todo movimiento que se desarrolle en oposición a este sistema y cualquier movimiento que quiera construir alternativas al sistema actual, sin importar en qué parte del mundo se encuentren”.

“La estrategia de Estados Unidos en Medio Oriente se basa en lo que acabo de explicar, porque Medio Oriente constituye la base de todo el mundo –indicó-. Quien quiera establecer la hegemonía sobre el mundo necesita hacerse con el control de Medio Oriente. Históricamente, las fuerzas que querían establecer la hegemonía global siempre le han dado a Medio Oriente un papel central. Hoy, una alternativa a la hegemonía de Estados Unidos y el sistema de modernidad capitalista, se está desarrollando en Medio Oriente, más concretamente en Kurdistán. Y consideran que esto es peligroso. Por eso, Estados Unidos ataca esta ‘alternativa’ e intenta destruirla. Esto explica por qué Estados Unidos ha intervenido en Medio Oriente”.

Bayik estimó que a pesar de que Gran Bretaña ha “traspasado el liderazgo de la modernidad capitalista a Estados Unidos, sigue siendo la fuerza esencial que determina y dirige las políticas de Medio Oriente. Estados Unidos no desarrolla sus políticas de Medio Oriente sin consultar a Gran Bretaña”.

Por esta razón, el copresidente de la KCK convocó a las fuerzas democráticas internacionales para crear un “Congreso Global de la Democracia”. “Sin establecer una cultura democrática fuerte y sin cambiar nuestra mentalidad, nuestra personalidad y la sociedad sobre esta base, es imposible construir el socialismo –reflexionó-. Estas son las condiciones previas para lograr el socialismo. Por eso es necesario construir un movimiento democrático, promover la democracia y construir una alianza sobre esta base en cada país y también a escala global. Es necesario hacer de este nuestro objetivo: construir un Congreso Global de la Democracia. Este congreso será entonces la base para la lucha por la libertad y la democracia”.

Bayik subrayó que “proponemos que todos lideren esta lucha sobre la base del socialismo democrático”. “Poder lograr su objetivo de libertad, democracia e igualdad, es esencial predicar su lucha en la libertad de las mujeres –afirmó-. También es importante que todos basen su lucha en una sociedad ecológica. Nuestro líder Abdullah Öcalan ha desarrollado un paradigma para el pueblo kurdo, para todos los pueblos de Medio Oriente y para la humanidad en su conjunto”.

Por último, Bayik enfatizó que la KCK permanece abierta a las alianzas internacionales, ya que la principal organización política de Kurdistán “se basa en la estrategia de construir relaciones y alianzas con los pueblos oprimidos, los pueblos en general y la clase oprimida. El KCK no considera a los estados nacionales como aliados. La KCK basa sus alianzas en las relaciones con los pueblos, las mujeres, los jóvenes, los pueblos oprimidos y los que luchan por el socialismo, la democracia, la justicia y la libertad. Sobre esta base, queremos construir y fortalecer nuestras relaciones con los pueblos oprimidos del mundo, intelectuales, autores, artistas: con todos los que resisten al fascismo, la dictadura y la política de la modernidad capitalista y los que luchan por la democracia, la libertad y el socialismo”.

FUENTE: Medya News / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *