Las SDF acusan a Turquía de seguir alimentando el conflicto en Siria con nuevas amenazas de ataque

Las SDF han acusado a Turquía de seguir alimentando el conflicto en Siria con nuevas amenazas de ataque. El anuncio de nueva invasión a lo largo de la frontera sur de Turquía tiene como objetivo socavar la estabilidad en la región y fortalecer al ISIS.

Las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) han acusado a Turquía de alimentar el conflicto en el país con sus nuevas amenazas. El anuncio de una nueva invasión a lo largo de la frontera sur tiene como objetivo socavar la estabilidad en la región y activar las células durmientes de la milicia terrorista Estado Islámico, dijeron las SDF en un comunicado.

El lunes por la noche, el presidente turco Recep Tayyip Erdoğan anunció una nueva guerra de agresión contra las zonas autónomas del norte y el este de Siria. La “operación militar” en la frontera sur de Turquía comenzará pronto, dijo Erdoğan. El objetivo es crear una “zona de seguridad” de 30 kilómetros para combatir las “amenazas terroristas” de la región. De este modo, ciudades como Kobanê o Qamishlo se convertirían en posibles objetivos de ataque del Estado turco.

“El objetivo principal de estas operaciones serán las zonas que atacan a nuestro país”, anunció Erdoğan sin entrar en detalles. La operación comenzaría tan pronto como las fuerzas militares, de inteligencia y de seguridad hubieran completado sus preparativos. El Consejo de Seguridad Nacional de Turquía debe decidir sobre otra intervención el jueves.

Las Fuerzas de Autodefensa han afirmado que sus afiliados están “evaluando el alcance y la credibilidad de la amenaza” y que la situación se está vigilando continuamente. Se está llevando a cabo un intenso intercambio de información sobre los acontecimientos actuales con las potencias garantes Rusia y Estados Unidos.

Guerras agresivas en 2016, 2018 y 2019

En el pasado, Turquía ha actuado repetidamente en violación del derecho internacional contra las zonas de la Administración Autónoma en el norte de Siria, habitadas en su mayoría por kurdos. En el curso de tres guerras de agresión en 2016, 2018 y 2019, grandes partes de la franja fronteriza fueron ocupadas por el Estado turco y los aliados yihadistas del país miembro de la OTAN, y cientos de miles de personas fueron desplazadas. En lugar de la población tradicional, las milicias islamistas de todo el mundo y sus familiares se han instalado en las zonas ocupadas por Turquía.

 ANF – QAMISHLO/Rojava

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.