“Levantar el secreto de Estado sobre las masacres, liberar a Öcalan , retirar al PKK de la lista”

Decenas de miles de personas se reunieron en París contra las masacres del 9 de enero de 2013 y del 22 de diciembre de 2022, exigiendo el levantamiento de la orden de secreto de Estado y la libertad de Abdullah Öcalan.

Decenas de miles de personas se reunieron en la plaza Gare du Nord contra las masacres de París y marcharon hoy hasta la plaza de la República en París para exigir justicia para la miembro fundadora del PKK Sakine Cansız (Sara), Fîdan Doğan (Rojbîn) y Leyla Şaylemez (Ronahî), quienes fueron asesinadas por el Estado turco en París el 9 de enero de 2013, y por las tres víctimas de la segunda masacre de París, que se cobró la vida de Emine Kara (Evîn Goyî), Mîr Perwer y Abdurrahman Kızıl el 23 de diciembre de 2022.

Las y los oradores que se dirigieron a la multitud en la Plaza de la República exigieron el levantamiento de la orden secreta de Estado sobre los casos de masacre, la eliminación del PKK de la lista de organizaciones terroristas y la libertad del líder del pueblo kurdo Abdullah Öcalan.

La portavoz del TJK-E, Ayten Kaplan, agradeció a las y los participantes en la protesta y señaló que quienes ordenaron la masacre estaban protegidos. Kaplan les dijo: “No aceptaron que Francia mantuviera este caso en la oscuridad. Hacemos un llamamiento al Estado francés, queremos que finalmente se haga justicia en este caso. Esta masacre no puede permanecer en la oscuridad. Los asesinos están en claro. Los que dieron las instrucciones también lo están. Francia debe hacer que los responsables rindan cuentas. Se están llevando a cabo juegos sucios, negociaciones sucias, política sucia. Hay negociaciones sobre el genocidio de los kurdos. Estos planes se están llevando a cabo manteniendo a Abdullah Öcalan, el líder de los kurdos en la isla Imrali. No nos detendremos. Nuestra búsqueda de justicia continuará. Estaremos en las calles. Marcharemos hasta el final reclamando el legado de los mártires, y diremos justicia hasta el final. Jin Jiyan ¡Azadi!”.

Después del discurso de Ayten Kaplan, Hélène Bidard, senadora del Partido Comunista de Francia, subió al escenario con los senadores y se dirigió a la multitud afirmando: “Las tres mujeres asesinadas en la masacre representaban a tres generaciones diferentes. El crimen fue llevado a cabo por la inteligencia turca. Queremos que se arroje luz sobre este incidente. Estas mujeres eran feministas y luchaban por todas. Diez años después, tres kurdos más fueron asesinados en París. Evîn Goyî quien luchó contra el ISIS fue asesinada en París al igual que sus compañeras martirizadas hace diez años. Me gustaría conmemorar aquí a Jina Amini. Ella luchó por la lucha feminista de las kurdas y por las mujeres del mundo. En nombre del Partido Comunista Francés, pido el levantamiento del secreto de Estado. Queremos el Tribunal Antiterrorista se ocupe de este asunto. El Estado francés protege a los criminales de la masacre. Francia debe aclarar su posición respecto de la libertad del Kurdistán. En nombre del FKP, también pido a la Unión Europea que aplique las sentencias de el TEDH. Francia debe proteger a los kurdos en el país. Estamos con ustedes contra las fuerzas oscuras”.

İbrahim Bilen, hablando en nombre de las familias de Sakine Cansız, Fidan Doğan, Leyla Şaylemez, Evin Goyi, Mir Perwer y Abdurrahman Kızıl, indicó: “Nos inclinamos con respeto ante todos nuestros mártires. Si hoy podemos hablar nuestro idioma libremente , es gracias a ellos, al líder Öcalan y a quienes resistieron en el frente de guerra. Estamos aquí gracias a quienes lucharon por esta causa. Reclamen a sus mártires. Estamos aquí gracias a nuestro líder. No daremos un paso atrás. Existimos y existiremos. Somos más grandes que las mazmorras y las armas químicas”.

Después del discurso en nombre de las familias de los mártires, el sobrinito de Evin Goyi, Meles Bilen, cantó una canción dedicada a todos los mártires de París.

Pascal Torre, co-presidente de la Coordinación Nacional Solidaria del Kurdistán (CNSK), subrayó en su discurso que las masacres no podrán salir a la luz hasta que se levante la orden de secreto de Estado sobre los expedientes del caso. Torre advirtió: “Aquellas que fueron martirizadas en la masacre fueron asesinadas por la inteligencia turca. Durante 11 años, el CNSK ha estado con el CDK-F. Somos solidarios con ellos. Sin embargo, no se han tomado medidas para arrojar luz sobre la masacre debido a la decisión de ´secreto de Estado´. Erdoğan es responsable de la masacre, la embajada es culpable. Se ha cometido un crimen contra los kurdos. ¿Por qué el Estado francés no levantó el secreto de Estado? El Estado francés trabaja en armonía con Inteligencia turca.

Queremos que quienes planearon la masacre comparezcan ante la justicia. Condenamos al Estado turco. Debemos trabajar por la libertad de Abdullah Öcalan. El PKK debe ser eliminado de la lista de terroristas. Condenamos el bombardeo de Shengal por parte del Estado turco. Francia debería apoyar a los kurdos.

Sepan que estaremos con ustedes como comité francés de solidaridad con el Kurdistán. Viva la solidaridad de los pueblos.”

La co-presidenta del KCDK-E, Zübeyde Zümrüt, declaró lo siguiente: “Me inclino ante las mártires de la revolución en la persona de Sakine Cansız, Fidan Doğan, Mîr Perwer y Evîn Goyî. Como mujer kurda, estoy agradecida por su legado. Hace 11 años, Sakine Cansız, la pionera de la sociedad kurda, Leyla Şaylemez, la joven pionera, y Fidan Doğan, una diplomática del pueblo kurdo, fueron atacadas. Las mujeres kurdas fueron atacadas. Por segunda vez en 10 años, otros compañeros fueron asesinados. Conocemos a nuestros asesinos. El pueblo kurdo entregó a Francia a quienes desempeñaron un papel en ambas masacres. Pero el Estado francés no arrojó luz sobre las mismas. No abandonaremos la búsqueda de justicia. Aumentaremos nuestra lucha tanto como nuestro odio. El Estado francés cerró los ojos y barrió los archivos debajo de la alfombra con secretos de Estado. Eliminaremos estos secretos a través de la lucha popular. Estaremos en acción hasta que liberemos al líder Öcalan”.

Hablando después, el co-presidente del KCDK-E, Engin Sever, aseguró que la respuesta más fuerte a la masacre sería la libertad del líder del pueblo kurdo: “Hemos sido masacrados en París dos veces en diez años. Querían mantener baja la lucha por la libertad del Kurdistán. El líder Öcalan les dio la mayor respuesta con la liberación de Rojava. En respuesta a la segunda masacre, daremos la respuesta más contundente liberando al líder Öcalan en 2024. Estas masacres fueron llevadas a cabo por el Estado turco. El Estado francés también interviene. Ambos estados son miembros de la OTAN; parece que hay un dedo en esa institución. Francia es miembro de la UE, hay un dedo de la UE. Por lo tanto, debemos convertir cada zona de Europa en un lugar de resistencia”.

Mathilde Panot, del Movimiento Francés de No Sumisión, afirmó en su discurso: “Soy miembro del grupo parlamentario de París. Los parlamentarios de nuestro partido están con nosotros. La justicia y la verdad aún no han surgido. El Tribunal Antiterrorista debe participar en este ataque. Queremos conocer los detalles de esta investigación. Apoyamos su lucha. Hacemos un llamamiento al gobierno francés. ¡Levanten el secreto de Estado! No queremos que masacren a personas en esta ciudad. No queremos que este régimen cometa crímenes en París o en otros lugares. El pueblo kurdo luchó contra el ISIS por el bien de toda la humanidad. Es por eso que cada kurdo necesita ser protegido en este país. El Estado turco está utilizando el chantaje. Exigimos la liberación de los presos políticos en las cárceles turcas. Condenamos el bombardeo del Estado turco a Rojava, donde se está formando un sistema democrático, ecológico y libertario de mujeres. Nuestra lucha por la justicia y la verdad continuará”.

El senador Remi Féraud, hablando en nombre del municipio de París, pidió también el levantamiento del secreto de Estado sobre los casos de masacre y afirmó: “Hablo en nombre del municipio del distrito 10 de París y del municipio de París. Conmemorar a Sara, Rojbin, Ronahi una vez más. Es necesario levantar el secreto de Estado sobre los casos de masacre. Se trata de masacres políticas cometidas en el centro de París. En nombre de la alcaldesa parisina, Anne Hidalgo, digo que no queremos tales masacres que ocurran en esta ciudad. Esto debería ser etiquetado como un ataque terrorista y un Tribunal Antiterrorista debería escuchar el caso. Somos solidarios con Rojava y estamos con el pueblo kurdo. Estamos con todos los kurdos en la lucha por la libertad de Abdullah Öcalan. Estamos luchando por la justicia y por que se revele la verdad”.

Zübeyir Aydar, miembro del Consejo Ejecutivo de la KCK, destacó que el Estado francés no llevó a cabo una investigación efectiva sobre los casos de masacre: “Buscamos justicia. El año pasado, tres kurdos más fueron masacrados aquí. Han pasado 11 años pero no se ha hecho justicia. Este caso ha estado encubierto hasta ahora. El Estado francés no ha dado ningún paso positivo en este asunto. No llevó a cabo una investigación. Fue el MIT el que llevó a cabo esta masacre. Hay grabaciones de voz, hay pruebas; pero todavía no se ha abierto ningún caso contra el Estado turco. Una vez más, no lo aceptamos. Apelamos al Estado francés. Usted también es responsable. Los kurdos seguirán sus casos. Nosotros seguiremos estos casos”.

Aydar habló además sobre el aislamiento del líder del pueblo kurdo Abdullah Öcalan, la campaña “Libertad para Abdullah Öcalan, una solución política a la cuestión kurda” iniciada en todo el mundo el 10 de octubre, las huelgas de hambre iniciadas en las prisiones turcas y la resistencia guerrillera contra los taques del Estado turco en la región del Kurdistán de Irak.

“Estamos atravesando un proceso muy importante. No hemos oído nada de Abdullah Öcalan, el líder de nuestro movimiento y de nuestro pueblo, durante 34 meses. No se permite a nadie reunirse con él, ni a su familia, ni a sus abogados, ni a cualquier otra persona. Nuestros compañeros iniciaron una campaña el 10 de octubre por la libertad de Öcalan y una solución a la cuestión kurda. Hacemos un llamado a nuestro pueblo a abrazar esta campaña porque la libertad del líder Öcalan y la libertad del pueblo kurdo están interconectadas. Por otro lado, miles de prisioneros están en huelga de hambre desde hace más de 40 días. Debemos ocupar nuestro lugar en este proceso. Debemos cumplir con nuestro deber hacia los prisioneros en Irán y Turquía. Los saludo. Además, hágaselo saber a compañeros y enemigos que la caravana de la libertad está marchando. La misma que partió hace 50 años está caminando hoy hacia la libertad en el norte, sur, este y oeste. Por eso miles de jóvenes kurdos están luchando en las montañas del Kurdistán en estos fríos días para proteger los valores de nuestro pueblo”.

Hablando en nombre del Movimiento Nacional de Mujeres, Suzy Rothman afirmó lo siguiente: “En la primera masacre que tuvo lugar en 2013 y la segunda en 2022, sabemos que el movimiento de las kurdas fue atacado en París porque el objetivo eran las mujeres pioneras kurdas. Estas mujeres fueron exiliadas a Francia porque lucharon contra la mentalidad de poder y fueron asesinadas aquí. El movimiento de mujeres kurdas es un movimiento feminista y saldremos juntas a las calles el 25 de noviembre y el 8 de marzo, luchando por las mujeres del mundo. Debemos mostrar solidaridad para la realización del proyecto de sociedad democrática desarrollado en Rojava. Nuestra lucha está al día. Y queremos que se revele la verdad. Queremos que se arroje luz sobre las masacres. Estamos con vosotros por la verdad y la justicia”.

Jean Christophe Sellin, Coordinador Nacional del Partido de Izquierda, tomó la palabra y agregó: “Por la verdad y la justicia, exigimos el levantamiento del secreto de estado en estos casos. Apoyamos a la y los combatientes de las YPG y las YPJ en Rojava. Estamos con ustedes contra las masacres de París. Queremos que el PKK sea eliminado de la lista de terroristas. Continuaremos nuestra lucha por la verdad y la justicia.

Queremos la libertad de Abdullah Öcalan, Apo. Y creemos que sólo Öcalan puede desarrollar una solución para el pueblo kurdo. El PKK y los partidos kurdos están desarrollando su proyecto de democracia y vida ecológica. El AKP está en contra de esto. Estamos con los kurdos en Rojava y con los palestinos en Gaza.

Macron debería levantar el secreto de Estado sobre los expedientes y arrojar luz sobre las masacres de París. Debería acoger a las familias de los mártires y hacer lo que sea necesario”.

Oliver Besancenot, portavoz del Nuevo Partido Anticapitalista, afirmó: “Debemos presionar al Estado francés para que se levante el secreto de Estado sobre las masacres. Enviamos nuestros saludos a las familias de los mártires. Estamos con los kurdos porqie nos inspira el proyecto del confederalismo democrático. Debemos luchar juntos. Se están desarrollando gobiernos fascistas de derecha en todas partes, también en Francia. Estos gobiernos no están en contra de Erdogan. Francia debe hacer lo que sea necesario para eliminar al PKK de la lista de organizaciones terroristas. Los presos políticos en Turquía y Öcalan deben ser liberados”.

Después de los discursos, se leyó a las y los participantes el mensaje enviado por la Coordinación KJK, tras lo cual Denis Gravouil, del sindicato CGT, tomó la palabra: “En nombre del sindicato CGT, vemos muy claro que las kurdas fueron asesinadas dos veces en París. Estas seis personas fueron asesinadas porque defendían la causa kurda. Sabemos que un fascista fue el responsable de la segunda masacre, pero fue utilizado para otros fines. Por esta razón, se debe levantar el secreto de Estado sobre las masacres y el Tribunal Antiterrorista debe conocer de los casos. Es necesario proteger las comunas del pueblo kurdo y juzgar a los responsables. Como CGT queremos mostrar nuestra solidaridad. Exigimos verdad y justicia”.

Jerome Gleizes, miembro del Consejo de Ecologistas de París, indicó: “Hace 11 años, Sakine Cansız, Fidan Doğan, Leyla Şaylemez fueron asesinadas en París. Hace un año, Evîn Goyî, Mîr Perwer, Abdurrahman Kızıl también lo fueron. Quiero que sepan que nosotros, los ecologistas, estamos del lado de los kurdos. La Turquía de Erdoğan está detrás de estas masacres. Los tribunales deben ser funcionales para que surjan la verdad y la justicia. El Tratado de Lausana, que acaba de cumplir cien años , es una traición a los kurdos. No puede haber solución sin reconocer los derechos de los kurdos. Creo que en el futuro encontraremos una justicia realista.”

René le Mignot pidió un diálogo con el líder del pueblo kurdo, Abdullah Öcalan, para una solución democrática a la cuestión kurda. “Leyla Şaylemez estaba luchando por la juventud kurda. Fidan Doğan estaba dirigiendo la diplomacia para el pueblo kurdo. Sakine Cansız fue una de las fundadoras del PKK y estaba luchando por la libertad de su pueblo. Por eso fueron asesinadas. Hemos estado pidiendo la verdad en esta masacre durante 11 años. Todas las pruebas muestran que el Estado turco está involucrado. ¿Por qué nunca se juzgó al asesino? Si el asesino estaba enfermo, ¿por qué no fue juzgado antes? Sabemos que Erdoğan y la embajada turca está detrás de esta masacre. Reiteramos nuestro llamamiento al Estado francés para que levante el secreto de Estado sobre el expediente de la masacre, porque diez años después se cometió otra en el momento en que 60 mujeres activistas kurdas estaban reunidas en el CDK-F. Este ataque no fue racista, sino terrorista. La guerra del Estado turco continúa de manera similar en Rojava, Irak e Irán. Sabemos por qué está luchando el líder del pueblo kurdo en Medio Oriente. Abdullah Öcalan, políticos kurdos y Selahattin Demirtaş debe ser puesto en libertad. Queremos que el PKK sea eliminado de la lista de organizaciones terroristas. Como se establece en la convención de derechos humanos, cuando el Estado ataca a la gente, la gente tiene derecho a defenderse. Para una solución democrática a la cuestión kurda, debe haber un diálogo entre Abdullah Öcalan y el Estado”, afirmó René le Mignot y finalizó su discurso con un signo de victoria.

Lila Ayahalaa, en nombre de la Unión Comunista Libertaria (UCL), también pidió el levantamiento del secreto de Estado sobre los casos de masacre. En su discurso, Lila Ayahalaa dijo: “Camaradas, nuestra organización está hoy con ustedes. El secreto de Estado sobre el ataque de 2013 debe ser levantado para que se revele la verdad. Es un ataque político contra el pueblo kurdo, contra los pueblos del Kurdistán. La estrategia del Estado turco ocupante es la misma. Ataca al pueblo kurdo en todas partes. Los enemigos de las mujeres saben muy bien que la lucha de ellas trae la revolución. El confederalismo democrático inspira a los pueblos de todo el mundo. El PKK está librando una lucha de autodefensa contra el fascismo. Por lo tanto, Abdullah Öcalan debe ser liberado. La revolución es universal”.

La manifestación terminó con un concierto de artistas de TEV-ÇAND.

Fuente: ANF

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *