“Los objetivos de la revolución son la libertad y la dignidad”

El Consejo Democrático Sirio (MSD), una de los principales espacios de autogobierno de Rojava, recordó en un comunicado el inicio de la revolución en el país, cuando las primeras protestas se llevaron a cabo en la ciudad de Daraa hace 11 años.

“Este movimiento se extendió rápidamente en la mayoría de las ciudades y pueblos sirios, y se extendió a todas las regiones del país –apuntaron desde el MSD-. Las voces de los manifestantes pacíficos que pedían libertad y dignidad son continuas, y esas voces libres fueron recibidas con balas, y la violencia excesiva practicada por los servicios de seguridad de una manera brutal sin precedentes en la historia moderna”.

Para el MSD, “el movimiento revolucionario sirio de mediados de marzo de 2011 estuvo precedido por muchos años de lucha contra la tiranía, en los que los ciudadanos sirios sufrieron la opresión y el azote como resultado de las políticas inhumanas practicadas por el régimen contra ellos durante décadas”.

“Esas políticas autoritarias (…) enviaron a muchos luchadores por la libertad durante años a prisiones y detenciones donde se enfrentaron a las formas más severas de tortura, injusticia y persecución”, denunciaron.

En la declaración se manifestó que “las autoridades de Damasco son responsables de la catástrofe humanitaria en Siria, y son las principales responsables de la matanza, la destrucción y el desplazamiento, del envío de personas a las cárceles y las detenciones, y de la pérdida de secuestrados y de los desaparecidos forzosos”.

Desde el MSD remarcaron que el régimen sirio “rechaza todas las iniciativas de diálogo interno para buscar una solución, se esfuerza por la internacionalización de la crisis y convierte a Siria en un Estado cuya soberanía es violada. Sus territorios están ocupados y son rehenes de potencias regionales e internacionales”.

“Por otra parte, las autoridades de Damasco cambiaron el rumbo de la Revolución Siria de su camino libertario, y lo movieron la lucha armada junto a la oposición y las organizaciones islámicas y terroristas –analizaron desde la organización-. A pesar de las muchas dificultades y desafíos a los que se enfrenta la Revolución Siria, y a pesar de todos los intentos de secuestro y robo a los que ha sido sometida por parte de los agentes mercenarios de la contrarrevolución, sigue siendo una revolución de derechos inherentes, de libertad y de dignidad, y seguirá siendo un proceso histórico lleno de esperanza, y la trascendencia de los objetivos y demandas”.

El Consejo Democrático Sirio reafirmó “su compromiso de defender las reivindicaciones de los mártires de la libertad y la dignidad, y cree que la mejor solución en Siria es lograr una transición política para establecer un Estado democrático, pluralista y descentralizado que garantice constitucionalmente los derechos de todos los componentes nacionales y religiosos, y los derechos políticos, económicos, sociales y culturales de todos los ciudadanos, grupos e individuos, sin ninguna discriminación por motivos de raza, sexo, religión o lengua”.

Según el MSD, existe “la necesidad de que todos los partidos de la Oposición Democrática Nacional se unan para lograr una visión unificada, un plan inclusivo y un camino para poner fin a la crisis y a la ocupación, y alcanzar los objetivos de la revolución de la libertad y la dignidad”. “El Consejo también hace un llamamiento a la comunidad internacional para que coopere y apoye la vía democrática nacional, porque es la única manera de salvar el país y lograr la seguridad y la estabilidad en la región”, finalizó la declaración.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.