Mujeres kurdas declaran su apoyo inquebrantable a la lucha del pueblo baluche 

Las mujeres kurdas del norte y este de Siria, también conocida como Rojava, han enviado un mensaje de solidaridad a las activistas baluches que actualmente participan en una lucha decidida contra lo que llaman “genocidio sistemático” en Pakistán.

En un mensaje en vídeo titulado “De Rojava a todas las mujeres y el pueblo de Baluchistán”, publicado por la Comuna Internacionalista de Rojava el martes pasado, mujeres jóvenes expresaron su apoyo inquebrantable a las mujeres y al pueblo resilientes de Baluchistán.

El mensaje resuena con el espíritu de la Revolución de Rojava, una transformación social y política que condujo al establecimiento de una administración autónoma liderada por los kurdos en el noreste de Siria, y subraya el imperativo de la solidaridad frente a los desafíos actuales.

Reafirmando su compromiso de luchar juntas contra el colonialismo, las mujeres kurdas dijeron en su mensaje: “Después de toda la violencia y opresión que les ha sucedido, todavía están de pie y nunca han perdido su fuerza”.

El mensaje asegura al pueblo baluche que la Comuna Internacionalista de Rojava los apoyará inquebrantablemente hasta el final, enfatizando que los ataques coloniales contra Baluchistán también se estaban librando contra su patria.

Al expresar una búsqueda común de libertad, las mujeres kurdas expresaron el deseo del pueblo baluche de lograr su libertad. Trazando paralelismos con su propia lucha por la libertad en el norte de Siria, alentaron a los activistas baluches y les desearon la victoria, enfatizando que la lucha contra los ataques coloniales es un esfuerzo colectivo.

Baluchistán, una región con una rica identidad cultural e histórica, está actualmente dividida entre tres países: Pakistán, Irán y Afganistán.

En el lado paquistaní de la frontera, el pueblo baluche, que ha vivido allí durante siglos, tiene una historia de resistencia al gobierno paquistaní, con insurgencias que se remontan a 1948 y que resurgieron de diversas formas a lo largo de las décadas.

Los baluches se han sentido durante mucho tiempo privados de desarrollo y representación política, lo que ha alimentado el resentimiento hacia los poderes políticos gobernantes. En respuesta a la insurgencia militante, Pakistán ha emprendido una larga y brutal campaña de contrainsurgencia. Esto ha dado lugar a abusos generalizados contra los derechos humanos, incluidas desapariciones forzadas, torturas y asesinatos impunes.

Manifestantes baluches en Pakistán, muchos de los cuales son mujeres, se han movilizado en Islamabad para denunciar los abusos contra su comunidad. Su acción a largo plazo continúa, pidiendo el fin de las desapariciones forzadas y las ejecuciones extrajudiciales en Baluchistán.

FUENTE: Medya News / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *