“No permitimos que los ocupantes saqueen nuestra tierra”

Zilan, una de las comandantas del Consejo Militar de Til Temir, en Rojava, aseguró que sus fuerzas de autodefensa tienen la “disposición para enfrentar cualquier ataque”, en referencia a las últimas incursiones militares lanzadas desde Turquía. “No permitiremos que los ocupantes saqueen nuestras tierras y desplacen a nuestros personas”, remarcó la miliciana

La representante del Consejo Militar recordó que en la región de Til Temir conviven “kurdos, árabes, asirios y sirios”, y que “el distrito que goza de estabilidad”.

“Desde el comienzo de la revolución (de Rojava), la gente de Til Temir ha experimentado guerras, batallas y resistencia –señaló Zilan-. Esta situación ya no es extraña para la gente, especialmente desde que la ocupación turca ha preparado un nuevo ataque contra Til Temir”.

La comandanta alertó que los ataques turcos y de sus mercenarios en el terreno continúan en las aldeas de Tel Shanan, Al Dardara, Tel Jumaa y Tel Kaifji. Además, las aldeas de Kozliya y Tal Al Lubban recientemente fueron objeto de ataques e intentos de infiltración por parte de grupos mercenarios.

Zilan advirtió que “los ocupantes no tienen como objetivo llevar a cabo ataques militares solamente, sino también apuntan contra los civiles, con el fin de someterlos”.

“El Estado turco ocupante debe darse cuenta de que nuestro pueblo no se someterá a él –aseveró la miliciana-. La voluntad de los residentes de Til Temir es fuerte. Están resistiendo y viviendo en su tierra a pesar de los ataques y bombardeos”. “En la ciudad de Til Temir, los vecinos, hombres y mujeres, protegen y custodian sus barrios y calles”, agregó.

Según la comandante, la posición del Consejo Militar, que integra las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), es “proteger a nuestro pueblo”, por eso “hemos elevado nuestra disposición para enfrentar cualquier ataque terrestre o aéreo”.

“Nos dirigimos a nuestro pueblo y le decimos que ganaremos esta revolución si nuestro pueblo nos apoya, y no permitiremos que los ocupantes entren a nuestras tierras y propiedades. Estamos en una nueva etapa. Nos comprometemos con nuestro pueblo para lograr grandes victorias”, finalizó Zilan.

El lunes por la noche, los ataques turcos le costaron la vida a tres personas, además de que varios niños fueron heridos.

La agencia de noticias ANF informó que familia fue atacada en la aldea de Rebîat, en la ciudad de Zirgan. Debido a esto, Melka Ehmed Îd (30 años) y su madre Fesla Îd (60) murieron, mientras que los niños Cûdî Îd (4), Cûrî Îd (11) y Ehmed Îd (8) sufrieron heridas graves. En tanto, Salih Hemîd El Hisên, de 60 años, falleció luego de ser trasladado al hospital.

En el pueblo cercano de Til Werd, un hombre de 50 años y un niño también resultaron heridos. A su vez, se conoció que tres soldados del gobierno sirio fueron heridos en el bombardeo lanzado por Turquía.

Los ataques contra las aldeas de alrededor de Zirgan se originan en las posiciones de la aldea de Bab El Xêr, zona ocupada por Turquía. Zirgan se encuentra a unos treinta kilómetros al este de la ciudad de Serêkaniyê (Ras Al Ain), totalmente ocupada ilegalmente por el Estado turco desde octubre de 2019. Zirgan también se encuentra al borde de una carretera de conexión entre las rutas estratégicas 712 y M4, a menos de 25 kilómetros de Zirgan a Til Temir, en el valle de Jabur, de población asiria y cristiana, que Turquía quiere anexar por la fuerza.

FUENTE: ANHA / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.