Otros tres guerrilleros mueren por la acción de las armas químicas turcas

La Oficina de Prensa de las Fuerzas de Defensa del Pueblo (HPG), que tiene sus bases en las montañas de Qandil, en Basur (Kurdistán iraquí), dieron a conocer la identidad de otros tres guerrilleros muertos por la utilización de armas químicas por parte de Turquía.

Desde la insurgencia expresaron que “en nuestras declaraciones de los días 8 y 11 de septiembre, hicimos público que tres de nuestros compañeros murieron en las posiciones de la resistencia de Girê Sor, porque el Estado ocupante turco cometió un crimen de guerra y utilizó gas químico”.

Después de que tres combatientes sobrevivientes llegaran a la guerrilla en otra zona, según las HPG, se ha confirmado que Özgür Bagok, Serhildan Mordem y Argeş Botan también fueron asesinados el 3 de septiembre pasado. Las circunstancias de sus muertes se detallan en los relatos de los sobrevivientes.

Desde hace varias semanas, las organizaciones políticas y sociales kurdas, dentro de la región o en el exterior, denuncian que el Estado turco utiliza armas prohibidas por las leyes internacionales en sus operaciones militares contra Bashur, que se llevan a cabo desde abril pasado.

Los mártires

Özgür Bagok nació y creció en el distrito de Nusaybin, en Mardin, y su familia estuvo cerca de la lucha de liberación kurda. Se unió a la guerrilla y pasó los primeros cinco años de su vida de lucha en las montañas de Heftanîn, donde continuó su formación ideológica y militar. Cuando el ejército turco atacó Heftanîn, luchó en primera línea y participó en muchas acciones. Adquirió una gran experiencia en esta guerra y se fue a Avaşîn a principios de 2021. Las HPG describieron su confianza natural en sí misma como algo característico de las mujeres de Nusaybin, diciendo: “Enriqueció este rasgo de la personalidad con la filosofía de Abdullah Öcalan y se encontró dando pasos seguros en el camino de convertirse en una mujer libre”.

Serhildan Mordem nació en el distrito de Özalp, en Van, y creció en una familia patriótica vinculada a la cultura kurda. Rechazó una vida dentro del sistema gobernante turco y se unió a la guerrilla en Amed, en 2012. Luchó en el Kurdistán del Norte (Bakur) durante años y participó en muchas acciones exitosas contra el enemigo durante ese tiempo. Desde allí, se fue al Kurdistán del Sur (Bashur) para seguir entrenando y desde 2016 estaba en la región de Avaşîn. Allí puso en práctica la experiencia adquirida en el Kurdistán del Norte y la compartió con sus compañeros. Según las HPG, conocía todos los caminos y picos de las montañas de Avaşîn y se convirtió en un consumado comandante de guerrilla.

Argeş Botan nació en el distrito de Cizre, en Şırnak, y creció con el patriotismo natural de la región. Participó activamente en el movimiento juvenil kurdo y se unió a la guerrilla cuando el Estado turco cometió masacres en su pueblo y en otros lugares del Kurdistán del Norte. Tras un breve período en las montañas, el ISIS atacó el Kurdistán del Sur y Argeş formó parte de los grupos guerrilleros que defendían Makhmur y Kirkuk contra la invasión islamista. Asumió papeles importantes en la derrota del ISIS en la región y luego volvió a las montañas. Desde 2018, permanecía en Avaşîn.

Las HPG describieron a los tres mártires como “valiosos representantes del lado digno de la humanidad”, que nunca se inclinaron ante la ocupación. Además, expresaron sus condolencias a las familias de los mártires, al pueblo de Nusaybin, Özalp y Cizre, y a todo el pueblo del Kurdistán.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *