Periodismo para rebelarse ante la opresión del Estado turco

Los periodistas kurdos siguen siendo asesinados o encarcelados simplemente por informar, coincidieron dos trabajadores de prensa consultados por Morning Star, mientras los reporteros prometen persistir en su peligroso pero esencial trabajo.

La editora de Jin News, Gulsen Kocuk, explicó que la agencia es un objetivo constante para el Estado turco, ya que informa la verdad en la primera línea de la lucha por la democracia.

“Las organizaciones de mujeres son fuertes aquí –dijo a Morning Star-. Jin News es vital para crear un espacio para las voces de las mujeres en un medio dominado por hombres”.

La agencia de noticias se fundó como Jinha el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, en 2012, con la galardonada artista Zehra Dogan como una de sus primeras reporteras.

Todo el personal de Jin News son mujeres, lo que hace a la agencia algo única en el panorama patriarcal de Turquía, así como un objetivo para el Estado.

“Por supuesto, los kurdos, las mujeres y los periodistas, no son los únicos objetivos –aseguró Kocuk-. Cualquiera que no sea turco o sunita (musulmán) es declarado enemigo”.

“Hay un gran legado de la lucha de las mujeres por la libertad en Turquía”, afirmó, y agregó que Jin News “se basa en esa historia ignorada”.

Kocuk señaló que la agencia tenía como objetivo “hacer visible la lucha de las mujeres” y garantizar que las violaciones a sus derechos no se vean como incidentes aislados, sino como parte de la mentalidad dominada por los hombres del Estado turco.

“Jin News sigue siendo importante, mientras que el Estado y los medios turcos están del lado de los hombres y los funcionarios estatales que matan a las mujeres”, remarcó.

“Siendo así, el periodismo no es solo una profesión, es una responsabilidad”, analizó Kocuk, por lo cual pidió fortalecer las redes internacionales para “unir la lucha”.

En tanto, el reportero de la Agencia de Mesopotamia (MA), Mehmet Aslan, destacó la importancia de los periodistas como árbitros de la verdad, comparando la organización de los medios con una flor que levanta la cabeza hacia el sol.

“Es pisoteada todo el tiempo, pero persistentemente levanta la cabeza, tomando su fuerza de la fuente. MA proviene de la gente”, destacó.

“MA saca su fuerza de aquellos que se rebelan contra la opresión, de las necesidades y preocupaciones de los pueblos del mundo”, agregó el periodista.

Aslan, quien fue liberado de prisión en enero de 2020, dijo que la agencia fue atacada por su búsqueda de la verdad.

Se cree que más de 20 de sus reporteros asociados a MA están tras las rejas, en tanto que los periodistas son detenidos regularmente.

En particular, los reporteros de MA estuvieron entre los encarcelados el año pasado después de descubrir las atrocidades militares turcas en la provincia de Van, cuando dos granjeros kurdos fueron arrojados de un helicóptero y los soldados amenazaron con incendiar su aldea.

“Revelamos lo que se mantiene en la oscuridad… Hacemos una nota en la historia –analizó Aslan-. Los periodistas kurdos siempre son castigados o asesinados mientras informan las noticias”.

Pero “para nosotros el periodismo es el futuro de la sociedad y de los niños que aún no han nacido en este mundo –aseveró-. Para nosotros, el periodismo es el sudor que derramamos mientras perseguimos la verdad”.

FUENTE: Steve Sweeney / Morning Star / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.