Publican un nuevo informe sobre el uso de armas químicas en el Kurdistán iraquí

La organización médica pacifista IPPNW difundió esta semana un informe sobre posibles violaciones de la prohibición de uso de armas químicas por parte de Turquía en los ataques contra civiles kurdos y combatientes del PKK en el norte de Irak.

Según el informe, hay indicios que confirman parcialmente esta sospecha. El informe pide una investigación internacional inmediata e independiente para profundizar en tales sospechas y evitar futuras violaciones de la prohibición de armas químicas por parte de Turquía con medidas en el marco de las Naciones Unidas.

Desde hace más de un año, desde las organizaciones kurdas en Irak se viene denunciando el uso de armas químicas por parte de Turquía. Hasta ahora, no ha habido ninguna prueba clara de ello; incluso faltaban pruebas indirectas de esta acusación. Una delegación de la IPPNW de Alemania y Suiza se ha encargado de ello. En su informe, los autores de la investigación señalan el uso de gases lacrimógenos, así como pruebas de agentes químicos improvisados, como el gas cloro.

“Las declaraciones del Ministro de Defensa turco constituyen por sí solas una clara violación de la Convención sobre Armas Químicas. En su discurso ante el Parlamento turco, describe el uso de gases lacrimógenos en un enfrentamiento puramente militar. En tal situación, los gases lacrimógenos están efectivamente prohibidos. Sólo hay una excepción en la Convención sobre Armas Químicas (CAQ), cuando su uso se realiza en el contexto del «control de disturbios», es decir, durante las manifestaciones”, afirma el Doctor Jan van Aken, del Consejo Asesor Científico de IPPNW Alemania.

En vista de esta violación, los Estados miembros de la CAQ podrían entablar las consultas oportunas con el gobierno turco, invocando el artículo IX (1) de la Convención. También podrían adoptarse medidas en el marco de las Naciones Unidas para evitar futuras violaciones de la prohibición de uso de armas químicas por parte de Turquía.

Las pruebas del posible uso de agentes químicos improvisados, como el gas cloro, también exigen una investigación inmediata de todas las acusaciones. Las pruebas existentes no son suficientes para demostrar el uso de armas químicas, pero son lo suficientemente sólidas como para justificar una investigación internacional independiente por parte de la OPAQ. Ahora sería responsabilidad de los Estados miembros de la OPAQ solicitarlo.

FUENTE: IPPNW / Traducción: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *