Se multiplican las celebraciones del Newroz pese a las prohibiciones y los ataques militares

Durante esta jornada, en las cuatro regiones de Kurdistán se celebra el Newroz (año nuevo kurdo), momento en que los pueblos se reúnen para dar la bienvenida a la primavera, recordar la leyenda del herrero Kawa y redoblar sus demandas por libertad y autonomía.

Desde horas tempranas, en Amed (capital histórica de Kurdistán) miles de personas se comenzaron a congregar en el parque Newroz de Baglar. Este año, la celebración lleva la consigna “Resistamos con el fuego de Newroz, liberémonos”.

La mayoría de las personas llega caminando al lugar ya que se suspendieron los servicios de colectivos por orden del interventor estatal de la ciudad. Además, la gente, vestida con sus trajes tradicionales y coreando eslóganes, tiene que mantenerse a la espera en los controles policiales establecidos en la entrada de la zona de celebración con el argumento de que buscaban bombas.

En la ciudad de Van,  cientos de personas participan en el Newroz. En la actividad, los participantes demandaron la liberación del diputado del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (HDP), Ömer Faruk Gergerlioğlu, detenido esta mañana por orden judicial.

En tanto, en Izmir, al oeste de Turquía, miles de personas participaron ayer en una concentración para celebrar el Newroz, a pesar del tiempo lluvioso. La concentración, que se llevó a cabo en la plaza Gündoğdu, comenzó con los discursos de representantes del HDP, de Madres por la Paz, del Partido Socialista de Reconstrucción y de la federación sindical KESK. También estuvieron representadas numerosas organizaciones de la sociedad civil y otros partidos políticos, así como organizaciones de mujeres y asociaciones de derechos civiles.

En el discurso brindado, la diputada del HDP, Serpil Kemalbay, denunció “el procedimiento de disolución contra el HDP”, ya que “no representa más que una aceleración de la propia caída” del gobierno turco.

“El gobierno se catapulta así al vertedero de la historia”, aseveró Kemalbay, que también criticó la retirada de Turquía del Convenio de Estambul para combatir la violencia contra las mujeres. Dijo que con esta acción, el gobierno demostró, una vez más, su “mentalidad misógina”. “Estamos decididos a derrocar este sultanato”, subrayó Kemalbay.

A su vez, en la ciudad de Ayn Issa (Rojava) los pobladores también celebraron en Newroz pese a los a los ataques de artillería lanzados por Turquía en los últimos días.

El punto culminante de las festividades fue una hoguera encendida por integrantes de Madres de la Paz.

La actual situación de Ayn Issa se puso de relieve en los diferentes discursos. Durante meses, el ejército turco ha tratado junto a sus mercenarios de ocupar la pequeña ciudad situada en la estratégica autopista M4. Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) son las que defienden la ciudad.

El Comité de Cultura y Arte de Kobanê se encargó del programa musical, que contó con la banda Koma Gulava formada por integrantes con discapacidad visual. A continuación, actuó el grupo folclórico infantil de Girê Spî. La celebración terminó con un espectáculo de danza a cargo de un grupo de mujeres.

Los combatientes de las FDS también encendieron una hoguera en Ayn Issa y el humo se elevó a metros de altura en varios lugares.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *