Siria: nuevos ataques terroristas de ISIS son un problema que nunca desapareció

Los peligrosos terroristas de ISIS han llevado a cabo un horrible intento de fuga de la prisión de Al Sina’a, cerca de Hesekê, en el norte y este de Siria. Como resultado de la violencia, 27 miembros de nuestras Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) y las fuerzas de seguridad locales fueron asesinados. Agradecemos a todos los que emprendieron la lucha. Honramos profundamente el sacrificio de estos mártires en la lucha en curso para protegernos a todos del terrorismo de ISIS. Mi más sentido pésame a sus familias y a los que dejaron atrás.

Los detenidos de ISIS recibieron ayuda de otros miembros del grupo terrorista desde el exterior, muchos de los cuales procedían de las áreas ocupadas por Turquía en el noreste de Siria. El intento de fuga de la prisión fue sofocado, pero se cree que algunos miembros de ISIS escaparon entre la población general. Los fugitivos están siendo perseguidos actualmente por las FDS

Esperemos que los miembros de ISIS no tengan éxito en una fuga de prisión a gran escala, lo que podría conducir a más atrocidades en Medio Oriente, Occidente, Europa, o incluso en Estados Unidos.

El ejército estadounidense ofreció apoyo aéreo durante el intento de fuga de la prisión, complementando a nuestras fuerzas terrestres mientras luchaban. Agradecemos a Estados Unidos y a la Coalición Global para Derrotar a ISIS por sus valiosos esfuerzos. Sin embargo, se necesita más apoyo para las FDS, las fuerzas de seguridad locales y la región, si queremos acabar con ISIS de manera efectiva y si queremos estar seguros de que el próximo intento de fuga no tendrá éxito.

El mundo celebró la llamada “derrota de ISIS”, en marzo de 2019, cuando las FDS ocuparon el último bastión de ISIS en Al Baghouz, en Siria. Desde entonces, decenas de miles de miembros de ISIS han estado detenidos en centros de detención en el norte y el este del país. Nuestros funcionarios locales han pedido una y otra vez apoyo internacional para manejar a estos detenidos, repatriarlos y darles a cada uno un juicio justo y libre, pero hasta ahora ha llegado muy poca ayuda. Las FDS se han esforzado por brindar condiciones humanas a todos los detenidos en campos de detención y prisiones como Al Hol, donde los miembros de ISIS se reúnen, comen y rezan juntos todos los días, planeando el regreso del llamado “califato” de ISIS y más ataques violentos.

¿ISIS está derrotado, en realidad? ¿ISIS es cosa del pasado? Pregunta a las familias y comunidades de estos 27 valientes mártires. Estos mártires lucharon heroicamente para defender al pueblo de Siria, a Occidente y al mundo contra el terrorismo.

El mayor apoyo a ISIS ha sido Turquía. De hecho, Ankara apoya a ISIS desde, al menos, 2014, cuando los miembros del grupo terrorista comenzaron a fluir a través de Turquía hacia Siria para participar en una toma de poder violenta y sangrienta. La semana pasada, Turquía realizó un ataque contra los civiles en Ain Issa, en Siria, al mismo tiempo que ocurría el intento de fuga de la prisión de ISIS. Esto tiene la apariencia de buscar distraer al público de las noticias sobre ISIS.

Los miembros de ISIS que las FDS han detenido desde 2019, son de 50 países diferentes. Estos países han abrogado, en gran medida, sus responsabilidades y se han negado a repatriar a sus propios ciudadanos. En lugar de recuperar a sus propios ciudadanos, los países dejaron que las FDS se ocuparan de ellos. Ahora, los detenidos de ISIS han mostrado esta nueva determinación de escapar. Si fueran separados, enviados de regreso a sus países de origen, sometidos a un juicio justo, y ofrecidos programas de rehabilitación, gran parte de su impulso podría disminuir. Pero hasta ahora, las FDS se han visto obligadas a lidiar con el flagelo de ISIS por su cuenta.

Incluso si el resto del mundo lo ha olvidado, estos detenidos de ISIS están convencidos de que solo están a una prisión de distancia del “califato” por el que tomaron las armas.

Que este intento de fuga de la prisión muestre que las FDS necesitan urgentemente más apoyo para retener a estos peligrosos detenidos. Se necesita más asistencia logística para los propios centros de detención. A la región del norte y este de Siria, que hace solo unos años fue capturada por las despiadadas mareas negras de ISIS, se le debe ofrecer ayuda para la reconstrucción y financiación para la recuperación, de modo que las condiciones que llevaron al extremismo de ISIS, como la privación económica, falta de oportunidades, y la desesperanza, ya no estén presentes. Nuestra región necesita apoyo económico para evitar más extremismo de ISIS. Otros países deben trabajar para facilitar los esfuerzos de repatriación. La comunidad internacional debe intensificar los esfuerzos para evitar el resurgimiento de ISIS, antes del próximo intento de fuga de la prisión, que podría desatar a los ejércitos de ISIS sobre todos nosotros, en todas partes del mundo.

La comunidad internacional debe presionar a Turquía para que cumpla el derecho humanitario básico. La política de apoyo turco al extremismo islámico debe terminar. Debemos exigir que Turquía retire sus fuerzas del norte y este de Siria, y detenga sus ataques e intervenciones violentas en los asuntos sirios.

Los 27 mártires que perecieron lucharon para protegernos de todos de los peligros de ISIS. Que sus muertes no sean en vano, sino que nos recuerden aquello contra lo que debemos luchar y aquello que debemos proteger.

FUENTE: Sinam Sherkany Mohamad / Syrian Democratic Times / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.