Turquía: se acrecienta la persecución contra el Partido Democrático de los Pueblos

El gobierno de Turquía continúa impulsando órdenes de detención contra integrantes y dirigentes del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), la tercera fuerza política del país, encabezada por el movimiento kurdo.

Las nuevas detenciones se incrementaron después del intento de invasión del Estado turco a la región de Garê, en Bashur (Kurdistán iraquí), donde las Fuerzas de Defensa Popular (HPG) tienen sus bases guerrilleras.

Luego de que en apenas cuatro días las tropas turcas tuvieran que retirarse de Garê, debido a la resistencia de la insurgencia, el gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan volvió a recrudecer la represión interna.

Las autoridades de Turquía justifican estas detenciones bajo el vago concepto de terrorismo, alegando vinculaciones del HDP con el Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Mehmet Selim Kılıç, ex presidente del HDP en el distrito de Dargeçit, en la provincia de Mardin, fue detenido con cargos de “pertenencia a una organización terrorista”. Estos cargos estarían basados en sus actividades políticas de hace siete años. Otras 27 personas fueron detenidas al mismo tiempo que Kılıç, de las cuales sólo 15 de ellas han sido liberadas.

En tanto, un tribunal de la provincia de Aydın, en la región del Egeo, prohibió salir del país a siete de las 13 activistas del HDP que fueron detenidas el pasado domingo en la ciudad. Entre estas mujeres se encuentran Ayfer Demirer (miembro del consejo del HDP), Aysel Bahtiyar Ünsel (co-presidenta provincial del HDP), Mehtap Bozkurt (co-presidenta del distrito de Didim por el HDP), Sadegül Akalın (co-presidenta del distrito de Söke por el HDP), Neslihan Arviş, Saadet Açık, Azize Ergün, Nazlı Boza y Söylemez Akalın.

A su vez, Fatma Ablay y Ömer Kulplu, co-presidentes del HDP en Batman, también fueron detenidos el lunes. Posteriormente, quedaron en libertad bajo control judicial. El representante del HDP Gurbet Doğan también fue liberado, pero con la condición de presentarse periódicamente ante las autoridades.

En la región de Serhat detuvieron a más de 80 personas el lunes. Hasta ahora, 61 de los detenidos han sido puestos en libertad.

En Urfa se conoció la detención de Müslüm Abbas, un kurdo de Kobanê, que fue enviado a prisión preventiva tras seis días de arresto. El hombre está acusado de “propaganda terrorista” y ha sido enviado a la prisión tipo T de la ciudad.

En los últimos días, más de 700 integrantes del HDP fueron detenidos y muchos de ellos judicializados, sin pruebas concretas.

Sólo esta semana, más de 700 personas relacionadas con el HDP han sido detenidas en el norte del Kurdistán y en Turquía.

La ola de arrestos se da también en el marco del 22º aniversario de la conspiración internacional del 15 de febrero de 1999, con la cual se secuestró y encarceló el líder popular kurdo Abdullah Öcalan.

Ayer, Feleknas Uca y Hişyar Özsoy, co-portavoces del HDP para Asuntos Exteriores, denunciaron la campaña política de aniquilación del gobierno turco contra su partido. En una declaración, aseguraron que los ataques sistemáticos contra los miembros del HDP y otras “personas que exigen libertad, paz y justicia” ocurre diariamente.

Uca y Özsoy expresaron que “los medios de comunicación progubernamentales se pusieron en la piel de los tribunales y apuntaron a los políticos y activistas detenidos declarando que ‘los terroristas fueron detenidos’. En un esfuerzo por ocultar sus debilidades y temores, el bloque ultranacionalista gobernante del AKP/MHP recurre a métodos fascistas, empleando políticas de intimidación, detenciones y ataques contra estudiantes, periodistas, activistas y otras instituciones y personas que representan la política democrática, en particular la política del HDP”.

“Esta ola de detenciones contra nuestro partido y las instituciones democráticas no tiene nada que ver con la ley. Cada vez que la paz está en juego y el gobierno necesita el apoyo popular nacionalista, apunta al HDP y ataca a nuestros miembros por la fuerza”, advirtieron.

Para el HDP, la alianza ultranacionalista que gobierna Turquía “perderá el poder y los defensores de la democracia y la paz prevalecerán y saldrán aún más poderosos de este proceso para construir un país pacífico. En unas condiciones en las que esta alianza está cada vez más desesperada debido a las crisis políticas y socioeconómicas exacerbadas por la pandemia en curso, el HDP está cada vez más comprometido con su lucha política por un futuro libre, democrático y pacífico para Turquía”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *