De escuela de formación de ISIS a centro cultural

El Centro de Cultura y Arte Mártir Xabur se inauguró en Sirin, a 35 kilómetros al sur de la ciudad de Kobanê, en Rojava, en la década de 1990. Restaurado por el régimen baasista en 2000, el centro se inauguró oficialmente en 2008.

Después de que fuera ocupado por las organizaciones terroristas que surgieron con el inicio de la crisis siria en 2011, todo el material que contenía fue robado. Posteriormente, el centro se convirtió en un lugar donde los mercenarios de ISIS recibían educación ideológica.

Antes de la ocupación por los yihadistas, en el centro cultural había más de mil libros, muchos de ellos quemados por los mercenarios.

También había una sala de Internet sin inaugurar, con 10 computadoras portátiles que fueron robadas. Además, ISIS demolió un cine para niños. A su vez, el centro tienen una sala de costura.

Después de que las Unidades de Protección del Pueblo (YPG/YPJ) liberaran Sirin de ISIS, la ciudad fue entregada a la población de la región y se logró la estabilidad. El Centro de Cultura y Arte Mártir Xabur se transformó, entonces, en un espacio donde se enseña a los y las ciudadanas música, danzas folclóricas y teatro.

Los pueblos kurdo, árabe y turcomano de la región gestionan el centro y hay más de 40 empleados en el lugar

Al mismo tiempo, el Comité de Cultura y Arte de la Región del Éufrates sigue esforzándose por mejorar las actividades del Centro de Cultura y Arte Mártir Xabur. El evento más reciente fue la sesión de formación teatral de 40 días, que el comité abrió para los y las integrantes del Centro de Cultura y Arte Baqî Xido, de Kobanê. Los participantes en la formación luego dieron clases de teatro a un grupo de 20 personas.

El miembro de la dirección del Centro de Cultura y Arte Mártir Xabur y profesor, Şêx Nebi Hebeş, declaró a la agencia de noticias ANHA: “Estamos tratando de desarrollar el centro con todos nuestros medios. Tras la liberación de la ciudad del terrorismo, intentamos recuperar el espíritu del lugar”.

Por su parte, el profesor de música Şikri Henifê, manifestó: “En mi infancia, vi muchas dificultades en el campo de la música. Insto a los habitantes de la región a que envíen a sus hijos al centro. Porque es una oportunidad de oro para ellos. La música es un puente en la transferencia de culturas entre sí”.

A su vez, el estudiante Aye Ferc dijo: “Vengo aquí desde el pueblo de Boxaz para aprender música. Quiero aprender a tocar un instrumento. Quiero que todos los niños vengan al centro como yo. Los profesores del centro nos cuidan muy bien”.

Xabur Çiya (Nidal Behadin) cayó mártir en el ataque perpetrado por mercenarios de ISIS en Girê Sêfê, a 27 kilómetros al sur de Kobanê, el 4 de mayo de 2014.

FUENTE: ANF / ANHA / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *