Decena de heridos y detenidos en el Kurdistán iraní por condenar asesinato de Mahsa Amini

Las protestas en las ciudades de Saqqez y Sanandaj, en el Kurdistán iraní (Rohjilat), se tornaron violentas con la intervención de las fuerzas de seguridad. Según las estadísticas de la organización de derechos humanos Hengaw, al menos 38 personas resultaron heridas por fuego directo, y 13 personas fueron detenidas.

Durante las protestas del sábado en Saqqez, al menos 33 personas resultaron heridas por la represión policial, cinco de las cuales fueron trasladadas a centros médicos. Parsa Sehat, de 23 años, Nechirvan Maroufi, de 18, y Kian Derakhshan, junto con otras dos personas que resultaron heridas en los ojos, fueron trasladadas a centros médicos de Tabriz debido a su grave estado físico.

Las manifestaciones, que se llevan a cabo desde el martes pasado en el Kurdistán iraní, son para condenar el asesinato de Mahsa Amini, joven kurda de 22 años arrestada por la “policía moral” de Teherán. Mahsa fue encarcelada y golpeada de tal manera que sufrió una hemorragia cerebral fatal. El viernes, la joven falleció en un hospital de Teherán.

Hengaw informó que 14 personas heridas en las protestas en Saqqez permanecen actualmente hospitalizadas en el Hospital Shafa. A pesar de estar heridos y hospitalizados, han recibido presiones de los agentes de seguridad, quienes los interrogado. Asimismo, los informes de la organización de derechos humanos indican que las instituciones de seguridad de Saqqez han amenazado al personal del hospital por informar de la situación y del número de heridos.

Por otra parte, en las protestas del sábado por la noche en Sanandaj, al menos cinco ciudadanos resultaron heridos, tres de ellos por disparos de escopeta, y dos personas, una de ellas una adolescente de 14 años, por golpes y porrazos. Todas ellas han tenido que ser ingresadas en el hospital.

En Saqqez, al menos ocho ciudadanos han sido detenidos por las agencias de seguridad, y sólo cinco de ellos, Arian Majidzadeh, de 17 años, Midia Rahimi, de 17 años, Ahwan Houshmand, Kamyar Heydari y Bahram Didar, han podido ser identificados por Hengaw.

Además, decenas de activistas kurdos en las ciudades de Sanandaj y Saqqez han sido amenazados con ser arrestados mediante llamadas telefónicas de las agencias de seguridad en los últimos dos días, y les han ordenado que no participen en las protestas relacionadas con el asesinato de Mahsa Amini y que eviten publicar posts en los medios sociales relacionados con este tema y también con la huelga general en la región del Kurdistán que se desarrolla hoy.

Cabe mencionar que la situación de seguridad en las ciudades de Saqqez y Sanandaj sigue siendo inestable, y el domingo más de 70 miembros de la Guardia Revolucionaria (fuerzas de seguridad estatal), residentes en Mahabad y Bukan, fueron enviadas a dichas ciudades. A su vez, decenas de fuerzas de la Unidad Especial de Baneh han sido destacadas en la Prisión Central de Saqqez. El sábado por la noche, Hengaw reveló el envío de 130 personas de las fuerzas de la Unidad Especial de Kermanshah a las ciudades de Sanandaj y Saqqez.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.