Declaración de Federación Anarquista uruguaya con motivo de ¡¡LIBERAR A ABDULLAH OCALAN YA!! 

La Federación Anarquista Uruguaya se sumó a la campaña por la liberación de Abdullah Öcalan.

A continuación publicamos el comunicado completo:

Abdullah Ocalan, militante histórico y referente del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) está en prisión desde hace ya 24 años. Encerrado en una cárcel de máxima seguridad en la isla de Imrali, hace casi tres años que no recibe visitas ni llamadas, siquiera de su bufete de abogados defensores ni familiares. Otros prisioneros de esta misma organización se encuentran en situación similar. Miles padecen duras medidas de prisión a lo largo y ancho del Estado turco. 

Ocalan fue detenido en Kenia en 1999, en un operativo conjunto de los servicios secretos del Estado de Turquía (MIT), el Mossad israelí y la CIA de EEUU. Durante esta larga prisión, Ocalan se ha dedicado a estudiar y teorizar sobre la historia del pueblo kurdo, la región en que vive (Oriente Medio) y la construcción de una sociedad socialista, que supere la actual situación de dominación del pueblo kurdo, pero también de la región, e incluso a nivel internacional. Ocalan continúa una tarea militante en prisión que el PKK venía llevando adelante: la crítica a los modelos de construcción del “socialismo real” y su herencia, como así también una fuerte crítica al Estado como instrumento de opresión y no idóneo para la liberación de los pueblos. 

Es así que Ocalan escribe varios libros en prisión que van reorientando el pensamiento del movimiento de liberación kurdo allí donde éste se ha desplegado en Turquía, Siria, Irak e Irán. Las estructuras vinculadas al PKK han sido las que han frenado el avance de grupos fascistas como el Estado Islámico en Siria y han permitido construir allí la experiencia comunalista de la Administración del Norte y Noreste de Siria, una experiencia socialista de base donde conviven kurdos, árabes y otras etnias.

El pensamiento del PKK y Ocalan en particular se ha visto influenciado por el Anarquismo, especialmente durante la prisión. Es así que se han ido agregando y mezclando elementos de nuestra ideología a las experiencias de lucha del pueblo kurdo y su larga resistencia a todos los niveles contra las políticas de los Estados de la región. Nuestra Organización ha tomado conocimiento de este proceso y lo sigue de cerca. 

Más allá de la lejanía geográfica y cultural, allí hay pueblos que luchan por anhelos que nos son caros y que compartimos: derribar la sociedad capitalista y construir una sociedad donde el ser humano pueda vivir en pie de igualdad, sin clases sociales y sin Estado. 

Sabemos que los procesos políticos no son lineales y no se dictan desde ningún manual ni se decretan. Los procesos sociales, de carácter popular, desde abajo y que enfrentan a poderosos enemigos siempre son complejos, recorren caminos tortuosos, plagados de sacrificios y enfrentan decisiones que tensan moral e ideológicamente a hombres y mujeres, a organizaciones políticas y sociales, colocándolas frente a situaciones límite. Más aún, cuando las distintas potencias imperialistas están activas en la región, cuyas alianzas varían según sus propios intereses, tal el caso de EEUU que apoya al pueblo kurdo cuando le conviene, pero su conducta histórica ha sido de apoyo a los Estados genocidas. 

La disyuntiva es enfrentar esos desafíos o quedar al margen de la historia. Construir una sociedad diferente está plagada de este tipo de problemas. Y ni hablar, de una feroz represión de los Estados y burguesía que pretenden mantener la dominación capitalista a toda costa. 

Es por ello que a través de este comunicado nos sumamos a la campaña por la liberación de Abdullah Ocalan, que se ponga fin a su injusta prisión al igual que a la de miles de militantes kurdos y de la izquierda turca en las peores cárceles del mundo (tal cual son reconocidas desde hace décadas, las cárceles del Estado turco). Un Estado que, además ha cometido uno de los peores genocidios en el pasado, contra el pueblo armenio y hoy, lo comete contra varios pueblos de la región, y que ha sido socio del Estado de Israel, por más que hoy critique el asedio y genocidio al pueblo palestino, pueblo por el que Turquía como Estado ha hecho bastante poco. 

La libertad de Abdullah Ocalan, junto a la de miles de presos políticos kurdos, es fundamental para que continúe y avance el proceso de lucha de dicho pueblo y los pueblos oprimidos de la región contra el capitalismo y el Estado.

¡¡LIBERAR A ABDULLAH OCALAN YA!! 

¡¡POR EL SOCIALISMO Y LA LIBERTAD!! 

¡¡ARRIBA LOS Y LAS QUE LUCHAN!!

Fuente: Federación Anarquista uruguaya

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *