Demandan que Turquía habilite de forma urgente la comunicación con Abdullah Öcalan

En las últimas horas se difundieron rumores en las redes sociales de que Abdullah Öcalan ha muerto en prisión. La oficina legal de Asrin, que representa legalmente al fundador del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) y a otros prisioneros encarcelados en la isla-prisión de Imrali, exige una comunicación inmediata con el líder kurdo y los demás presos políticos.

“A la luz de esta situación, es imperativo obtener claridad sobre este tema”, declararon los abogados de Öcalan.

En un comunicado difundido hoy, el equipo legal que representa al líder kurdo desde su secuestro y posterior deportación de Kenia a Turquía en febrero de 1999, advirtió que “no podemos comunicarnos de ninguna manera con nuestros clientes Abdullah Öcalan, Ömer Hayri Konar, Hamili Yıldırım y Veysi Aktaş, que están encarcelados en Imrali. Mientras que la última conversación de abogados (con Öcalan) fue una llamada telefónica el 27 de abril de 2020. La única llamada de Imrali hasta la fecha había sido autorizada en ese momento debido a la pandemia”.

El 14 de marzo, se hicieron declaraciones sobre la situación de Öcalan en varias cuentas anónimas de redes sociales. Debido a esto, los abogados explicaron que están “examinando seriamente cualquier información sobre la situación en Imrali y tomando las medidas necesarias”.

“No sabemos de dónde provienen o se difunden estas acusaciones –agregaron-, pero lo más importante para nosotros es que se hacen regularmente con respecto a Öcalan. Sin duda, el severo aislamiento en Imrali es la razón más importante de esta situación. Imrali no tiene acceso a ningún medio para obtener información”.

El equipo legal manifestó que “el hecho de que la prisión no es estándar y pueda ser visitada regularmente por familiares y abogados, y de que se pueda obtener información sobre la salud y las condiciones de vida de los presos, plantea preocupaciones serias y necesarias sobre las acusaciones realizadas. La forma de abordar estas preocupaciones es abrir los canales de comunicación con Imrali lo antes posible”.

En la declaración, los abogados insistieron en “que se ponga fin al aislamiento que constituye el maltrato a los presos en Imrali y de la creación de canales de comunicación para abordar las preocupaciones sobre la salud y las condiciones de vida allí. Una vez más, hacemos un llamado a los legisladores y autoridades para que actúen de manera responsable, abandonando esta práctica discriminatoria de aislamiento aplicada a una sola prisión y un solo grupo de detenidos, haciendo verificable la situación en la prisión de Imrali y permitiendo el derecho a las visitas legales y la comunicación sin distinción”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.