El futuro prometido por las mujeres de las YPJ contra ISIS

Las YPJ (Unidades de Protección de las Mujeres) son un ejército de mujeres que asume un papel de liderazgo en la lucha de las mujeres por la libertad y la igualdad. Una batalla no sólo con sus armas, sino también por el cambio y la transformación social basados ​​en la libertad ideológica, democrática, ecológica y especialmente de la mujer.

Las combatientes de las YPJ no sólo luchan por su libertad, sino que también aspiran a crear un futuro más justo, igualitario y libre para su sociedad, para que puedan ser ellas mismas en su propia tierra. Por esta razón, cientos de mujeres de las YPJ, en la más reciente “Operación Humanidad y Seguridad” en el campamento de Al Hol, han estado exponiendo las sucias organizaciones de ISIS y librando una guerra implacable por un futuro mejor. En Al Hol viven no sólo familias de ISIS sino también otras compuestas por inmigrantes. Las YPJ también usan sus armas para salvar a estas personas del brutal terrorismo de ISIS. Esta lucha no es sólo una demanda de libertad individual, sino que apunta a proteger y preservar los valores comunes de la humanidad. Las mujeres que libran esta lucha son símbolos que defienden valientemente la libertad y la humanidad en el complejo mundo de la guerra.

ISIS esclavizando a mujeres

Las brutales prácticas de ISIS van más allá de los efectos destructivos de la guerra y revelan las dimensiones de los crímenes contra la humanidad. La organización terrorista comete crímenes brutales al utilizar a las mujeres para esclavizarlas sexualmente. Esta organización esclaviza a las mujeres no sólo física sino también espiritual y psicológicamente, penetrando en su sangre como una célula cancerosa. No se contenta con utilizar esto como una exigencia religiosa, intimidándolas y encarcelándolas en una casa bajo el nombre de infierno. Para ISIS, la mujer es una pecadora en todos los sentidos y una sirvienta creada para el hombre. Se la utiliza como máquina reproductora y objeto sexual. Para la organización terrorista, una mujer no es un ser humano y sólo puede dar a luz a niños.

Una bomba lanzada hacia el futuro

En el campamento Al Hol, hay una sección especial llamada “Muhajirat”, donde se encuentran las familias de ISIS. Hay mujeres extranjeras en esta sección. Estas mujeres son integrantes del grupo capturadas en Baguz. En este tramo, fueron retenidos numerosas minas, túneles, búnkeres, teléfonos inteligentes, una tienda de campaña organizada como escuela y un miembro de ISIS de unos 30 años. En esta sección, los niños de 12 a 13 años son casados ​​con mujeres mayores que ellos, e incluso mayores que sus madres. Lo hacen sólo siguiendo instrucciones de los líderes de las células de ISIS. Por lo tanto, hay niños de 2 a 3 años en la sección de “Muhajirat”. Estos ya están siendo criados con la configuración, el estilo y la comprensión de ISIS. Al mismo tiempo, se les somete a un entrenamiento militar especial y se les lanza al futuro como una bomba sin detonador.

Dos maneras opuestas 

La “Operación Humanidad y Seguridad” en el campamento Al Hol fue dirigida por mujeres de las YPJ. Durante este liderazgo, se incautó una gran cantidad de equipo militar y se capturaron 40 miembros. Lo más importante es que una mujer yazidí obtuvo su libertad bajo el liderazgo de las YPJ, abrazó la vida, le dio la espalda a la oscuridad y eligió la luz. Es por eso que me gustaría señalar que el conflicto entre la lucha de las YPJ por la libertad y en contra de la práctica de esclavizar a las mujeres por parte de ISIS, revela una realidad que penetra profundamente en la humanidad. Si bien la postura decidida, el reclamo y los esfuerzos de las YPJ por la transformación social muestran que un futuro que respete la dignidad humana es posible, la crueldad y la explotación humana de ISIS revelan la oscuridad más oscura.

Contra esta práctica bárbara de ISIS, las mujeres de las YPJ están demostrando día a día que serán luz contra la oscuridad, libertad contra la esclavitud, vida contra la muerte, bien contra el mal.

FUENTE: Sara Evran / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *