El molino Destar vuelve a la vida con Xizir + Video

Kurdistán es una geografía donde se sembraron las semillas de las y los cazadores-recolectores para la vida sedentaria, hace 10 mil años. Perseguimos la historia de la semilla desde los restos prehistóricos hasta los datos agrícolas, desde la historia hasta la geografía, desde las bodegas hasta la cocina. La mitología, las narraciones de historia oral, los cuentos, la música folclórica y las artesanías de Kurdistán reflejan la conexión del país con la semilla.

Destar es el nombre que recibe un instrumento utilizado por las y los kurdos para moler la semilla, que consta de dos piedras redondas. Destar, un molino manual utilizado para moler trigo, maíz y cebada durante miles de años, hoy sigue vivo.

A pesar de todos los avances tecnológicos…

La historia vive dentro de Destar

Cada comunidad tiene su propio conjunto de tradiciones de por vida. Las personas están influenciadas por sus circunstancias. Buscan refugio en su propia cultura e historia frente a las situaciones que se han dado en la vida. Uno de los patrimonios culturales más antiguos que se conservan es el Destar, que es un producto de la mujer y aún hoy es conservado por ellas.

Destar, que comenzó a usarse menos con el avance de la tecnología, volvió a entrar en nuestras vidas como resultado de las realidades políticas en Kurdistán, en la década de 1990, la presión y los embargos del Estado turco contra las comunidades kurdas y la “cuota de alimentos para los hogares, que es insuficiente”.

Viva de nuevo con Xizir

Destar, que se había estado escondiendo en las casas desde el comienzo del mes de Xizir en Dersim (Bakur, Kurdistán turco), comenzó a emerger nuevamente.

Para los alevíes, Xizir es la ceremonia más sagrada. Anuncia abundancia, armonía, amor y la llegada de la primavera. Con su llegada, cada tribu ayuna un número diferente de semanas y prepara el plato conocido como Qavut. Madera clara se enciende alrededor del Qavut y se deja en una habitación. Se espera que Xizir visite esa casa y le dé un mordisco a Qavut, que representa la fertilidad y la abundancia.

La tradición Qavut, que hoy en día pocos intentan mantener viva, también mantiene su legado en la región, como uno de los platos que desafían el tiempo.

Preservar la cultura es proteger la memoria

Las y los aldeanos advierten que Destar, que algunas familias mantienen con vida en el mes de Xizir en Dersim, será olvidado y desaparecerá con el tiempo. Destacan que no quieren que esta tradición desaparezca.

Afirmaron que a medida que la cultura se desvanecía, Xizir dejó de venir y agregaron: “Estamos perdiendo nuestra esencia, nuestra religión y nuestras creencias. No pudimos preservar con vida el Xizir que nos dijeron nuestros mayores, pero esperamos que la generación futura continuará con este legado”.

Para ver el video, click aquí

FUENTE: Segvi Atalay / ANF

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.