“El pueblo kurdo está esperando respuestas”

“Los kurdos no comprarán las últimas promesas de los partidos de oposición turcos para enmendar los errores de Turquía en el pasado reciente, ya que las políticas y la mentalidad de los políticos turcos siguen siendo las mismas”, afirmó el copresidente de la Unión de Comunidades del Kurdistán (KCK), Cemil Bayık, en una entrevista el domingo con la agencia de noticias Firat.

Según Bayik, aunque todo el mundo es consciente de que los votos kurdos jugarán un papel fundamental en las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias en Turquía el próximo año, las actitudes de los principales partidos de oposición no indican un cambio real hacia el pueblo kurdo.

“Todavía abordan el tema adoptando la vieja mentalidad, la vieja política –advirtió el copresidente de la KCK-. Están haciendo cálculos sobre cómo engañar a los kurdos. Tomarán los votos kurdos para completar la masacre de los kurdos”.

Dado que se esperan elecciones en Turquía, y muchos expertos predicen un posible movimiento del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, para celebrar comicios anticipados, el Partido Democrático de los Pueblos (HDP), la tercera fuerza del país, y otros seis partidos de oposición de izquierda, anunciaron su decisión de formar una alianza el pasado 25 de agosto.

La denominada Alianza por el Trabajo y la Democracia (ATD) será la tercera agrupación que dará forma a la futura escena política de Turquía. El gobernante Partido Justicia y Desarrollo (AKP) está aliado con el Partido Movimiento Nacionalista (MHP), de extrema derecha, mientras que seis partidos liderados por el opositor Partido Popular Republicano (CHP) se han reunido bajo la Alianza Nacional (AN), también conocida como “la mesa de los seis”.

Los votos kurdos jugaron un papel decisivo en las victorias de los partidos de oposición en Estambul y Ankara en las elecciones locales de 2019. Los partidos de oposición ahora necesitan asegurar los votos de los kurdos para poner fin al gobierno de Erdogan en las próximas elecciones.

En un intento de atraer a los votantes kurdos, el CHP, que en el pasado se opuso a los intentos de un proceso de paz que pueda poner fin al conflicto kurdo de décadas en el país, ha cambiado recientemente su retórica.

Kemal Kılıçdaroğlu, el líder del CHP, anunció el año pasado planes para enmendar los errores pasados ​​del Estado turco. El político describió a las “personas encarceladas en el este de Turquía por cargos de terrorismo” como uno de los grupos que Turquía debería enmendar para la reconciliación social.

Durante una visita a la provincia suroriental de Diyarbakır en mayo, Kılıçdaroğlu anunció cinco principios que deben seguirse para un proceso parlamentario que tendrá como objetivo resolver el conflicto kurdo-turco con la participación de todos los partidos políticos.

Sin embargo, tales intentos pueden no ser suficientes para atraer votos kurdos, según Bayik, ya que los kurdos en Turquía quieren saber qué se hará con la situación de Abdullah Öcalan, el líder encarcelado del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

El Estado turco “¿continuará con el genocidio kurdo o abandonará esta política y aceptará a los kurdos como nación y les otorgará sus derechos? ¿Qué se va a hacer con la democracia? El pueblo kurdo está esperando las respuestas a esas preguntas”, remarcó el copresidente de la KCK.

“Algunos de los que se sientan en ‘la mesa de los seis’ esperan llegar al poder. Por lo tanto, dicen que ‘harán las paces’. Pero no explican cómo lograrán hacer las paces”, agregó.

Para Bayik, esos partidos políticos están tratando de persuadir a los kurdos para que olviden el pasado y sirvan los intereses de la oposición. “Incluso los demócratas, liberales y socialistas turcos adoptan políticas de Estado cuando se trata de cuestiones relacionadas con los derechos y libertades del pueblo kurdo”, resumió Bayik.

FUENTE: Medya News / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.