“En la Revolución de Rojava, las mujeres juegan un papel de vanguardia”

Las Unidades de Protección del Pueblo y de las Mujeres (YPG/YPJ) Internacionales, emitieron una declaración con motivo del décimo aniversario de la Revolución de Rojava, que se cumplió este del 19 de julio.

A continuación publicamos el comunicado completo:

El 19 de julio de 2012, hace exactamente 10 años, comenzó la revolución en Rojava. Una revolución que dio esperanza al pueblo de Kurdistán y desde allí la extendió por todo el mundo. Una revolución que, sobre la base de la democracia de base, la liberación de la mujer y la ecología, dio respuestas a los trasfondos multiétnicos y multirreligiosos de Oriente Medio y propuso una alternativa al fallido sistema del capitalismo y los estados nacionales que explota el planeta y destruyendo los valores de la humanidad. Una revolución que desde sus inicios se enfrentó a ataques y embargos diarios por todos lados.

Aquí podemos encontrar una luz de democracia y una vida libre y responsable. Un lugar de hermandad de personas y estabilidad para una región que durante siglos estuvo amenazada por la guerra y la destrucción y se convirtió en un campo de juegos de poder del mundo occidental. En la Revolución de Rojava, el papel de vanguardia y la participación de las mujeres en todos los sectores de la vida y la autodefensa, especialmente en tiempos de guerra, se convirtió en un modelo histórico a seguir.

En la Revolución de Rojava, las mujeres juegan un papel de vanguardia. En particular, su participación en defensa propia, no solo hizo añicos el entendimiento patriarcal de que las mujeres no pueden protegerse a sí mismas, sino que inspiró a mujeres de todo el mundo a luchar por su liberación. Durante la revolución, las mujeres en Rojava construyeron consejos de justicia de mujeres, el sistema de copresidencia que garantiza la participación de las mujeres en todos los órganos políticos, una economía autónoma de mujeres, estructuras educativas y sus propias unidades de autodefensa que benefician a toda la sociedad. La participación de mujeres internacionalistas que vinieron de todo el mundo para proteger esta revolución muestra que estos son logros universales que no se limitan a Rojava o Medio Oriente. Aquí en Rojava, las mujeres encontraron métodos concretos de liberación.

En este día, conmemoramos a los casi 11.000 mártires y más de 20.000 compañeros y compañeras discapacitados de guerra, que dieron su sangre y sus vidas para defender esta revolución y el mundo contra el ISIS. Internacionalistas de todo el mundo jugaron un papel importante en esta guerra. Un gran número de ellos resultaron heridos y más de 40 compañeros perdieron la vida, como Ivana Hoffmann, Anna Campell, Konstantin Gedig y Lorenzo Orsetti. Ellos son nuestras estrellas brillantes, y estamos caminando en sus caminos.

Después de la derrota mundialmente glorificada del ISIS, hoy en día nos enfrentamos a ataques diarios por parte de Turquía, miembro de la OTAN, y numerosos embargos, como por agua o bienes diversos, que, ante todo, están perjudicando a las personas. Además de eso, la confederación democrática que aún está en proceso de construcción, tiene que asumir la enorme carga de lidiar con los miles de combatientes del ISIS restantes que no son aceptados en sus países de origen. Hasta qué punto esto puede convertirse en un peligro para el mundo entero, se demostró hace solo unos meses en la guerra de Hesekê. Aquí nuevamente fue la gente de Rojava y los combatientes de las YPG, YPJ y las FDS (Fuerzas Democráticas de Siria) quienes protegieron al mundo de otro levantamiento del poder islamista. Esta guerra también mostró una vez más el respaldo de ISIS por parte del Estado turco que continúa con la limpieza étnica y su política genocida con ataques sin fin.

Mientras las YPG, YPJ y nuestros compañeros de las FDS defendieron al mundo de una amenaza que temían los estados occidentales más poderosos, ahora el mundo debe asumir la responsabilidad de defender a la gente y la revolución aquí en Rojava.

Por eso, nos abrimos paso para ser parte de esta revolución. Nuestra promesa y principal deber de los tiempos venideros es liberar los territorios ocupados como Afrin, Serêkaniyê y Gire Spî y liberar a la gente de allí de la crueldad y el terror.

Hacemos un llamado a todos los internacionalistas de todo el mundo para que vengan y se unan a la revolución y la defensa de una gran esperanza al participar en las filas de las YPG y las YPJ Internacional.

FUENTE: ANF

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.