Fuerzas militares turcas intensifican ataques contra el Kurdistán sirio

El Estado turco ha intensificado recientemente sus ataques contra las regiones del noreste de Siria de Til Temir, Ayn Issa, Zirgan, Manbij y Shehba. Los ataques se dirigen principalmente contra la población civil y a las aldeas.

El 4 de agosto, las fuerzas turcas bombardearon una casa en la aldea de Sefawiyê, al este de Ayn Issa. Zayd Khalaf Issa, de 54 años, y sus hijos Ziad, Mona y Huda murieron en el ataque. La madre y otros niños de la familia también resultaron heridos en el mismo ataque y fueron trasladados a un hospital de Raqqa.

El mismo día, dos mujeres y dos soldados del régimen sirio resultaron heridos en la aldea de Til Wird, en Zirgan, y en Til Temir durante los ataques llevados a cabo por las fuerzas turcas.

Durante esta jornada, la agencia de noticias ANHA informó que en Til Temir, varios proyectiles han alcanzado las aldeas de Derdara y Til Shanan, pobladas por cristianos. Los pueblos de Abush y Umm al-Kayf, al oeste de Til Temir, también han sido bombardeados.

Debido a los ataques turcos, el Consejo Militar de Til Temir respondió las agresiones en la zona de la aldea de Al Manakh. Según la información disponible, varios yihadistas reclutados por Turquía fueron abatidos.

Por su parte, el Consejo Militar de la zona de Manbij (CMM) difundió un balance sobre la situación en el mes de julio. En un comunicado, se describió que “el ejército turco invasor y los grupos mercenarios atacaron las aldeas de El Bû Xar, Kûrhiyk, Kawiklî, Qir Wêri, Kûrî, Kawiklî, Qir Wêran, Yanli, Camusiye, Dindeniye, Siyade, Um Edesê, Um Cilûd, Ereb, Hesen, Mihselî Dadat, Tuxara mezin, Tuxara bicuk, Cat, Hisan y Hoseriye, en el norte de Manbij”.

A su vez, se denunció que las tropas turcas tienen “bases militares en Qîrata, Tuxar, Ereb Hesen bicuk, Yasli, Şêx Nasir, Kerbeclî, Hemra y Girêdiye”. “En julio, 560 ataques de artillería afectaron asentamientos civiles y provocaron daños económicos”, agregaron desde el CMM.

Ante esta situación, el Consejo Militar de Manbij respondió a los ataques como parte de su legítima defensa, por los cuales fueron ultimados 16 mercenarios del grupo “Escudo del Éufrates”. Otros cinco mercenarios resultaron heridos y se bloquearon cinco intentos de infiltración a la región. Además, se incautaron un vehículo militar, dos lanzagranadas y un rifle Kalashnikov.

En el balance se detalló que en julio los asentamientos civiles en Manbij fueron atacados 13 veces por el ejército turco y sus mercenarios con armas pesadas y semiautomáticas. En esta incursiones, las fuerzas invasoras asesinaron a un niño murió y cuatro civiles resultaron heridos.

En el cantón kurdo de Afrin, ocupado de manera ilegal por Turquía desde 2018, el ejército turco también sigue cometiendo crímenes de todo tipo. La agencia ANHA reveló que la denominada “policía militar” establecida por las fuerzas turcas, secuestró a principios de agosto a un adolescente en el pueblo de Ziyaret, en Shêrewa. Hasta ahora se desconoce el paradero del joven.

Por otra parte, la inteligencia turca se apoderó de la casa de un aldeano llamado Ehmed Emune y la transformó en una base militar. Las fuerzas turcas construyeron un muro de hormigón alrededor de la casa y desplegaron una bandera turca sobre el techo.

Además, otra casa situada en la carretera entre el distrito de Şêrewa y el pueblo de Metîna ha sido convertida en una base militar y entregada al grupo mercenario Sultan Murat, respaldado por Turquía. La casa pertenece a un aldeano llamado Hec Menan.

Según ANHA, la casa fue convertida en una de las prisiones más aterradoras de la región. Los secuestrados son torturados en la instalación y luego enviados a Turquía de forma ilegal.

FUENTE: ANHA / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *