Imralı como prisión de la OTAN

La Eastern State Penitentiary fue la prisión más “infame” de su tiempo, no solo porque Al Capone, el conocido líder de la mafia, estuvo preso de esta prisión una vez, sino también porque este presidio de Filadelfia fue la primera “casa correccional” en que se aplicó el aislamiento sistemáticamente por primera vez. Más bien, fue la primera prisión en la que se diseñó el aislamiento y la tortura como un sistema.

Cuando esta prisión abrió sus puertas, en 1829, para los “criminales” que necesitaban ser “rehabilitados”, fue designada como una obra maestra arquitectónica. Esta prisión, que parecía un castillo de la Edad Media cuando se miraba desde fuera y horrorizaba a los prisioneros cuando entraban por primera vez, constaba de siete bloques largos y altos, todos vinculados al centro. Esta es una de las primeras estructuras en las que se adoptó el tipo de prisión panóptica, que fue desarrollada por Jeremy Bentham en 1785.

La prisión fue el prototipo de la idea de aislamiento. Se prohibió a los reclusos encarcelados en celdas unipersonales hablar o comunicarse con cualquier persona dentro o fuera de la prisión. Todas las celdas tenían sus propias áreas de aire fresco, lo que prohíbe a los prisioneros verse o hablar entre ellos en su tiempo de una hora de recreo. Tampoco había derechos de visita. El único libro que se permitía leer era la Biblia.

La Eastern State Penitentiary es el prototipo de la prisión en la isla de Imralı, en Turquía. En realidad, revela que lejos de ser “doméstico” o “nacional”, el sistema de aislamiento de Imralı tiene origen norteamericano.

El sistema de aislamiento y tortura en Imralı ha sido diseñado y aplicado día y noche, durante las 24 horas de todos los días, al igual que la conspiración internacional (contra Abdullah Öcalan) del 15 de febrero fue diseñada y aplicada como una operación OTAN-Gladio.

El sistema de aislamiento y tortura impuesto al líder Apo (Öcalan) no se aplica en ningún lugar del mundo de la forma en que se sostiene en Imralı. Si bien ningún recluso está encarcelado solo en la isla-prisión, todos los derechos básicos que los reclusos deberían tener, según el derecho internacional (como a ser visitado, a comunicarse por teléfono o carta, etc.), se han violado de forma imprudente. El aislamiento y la tortura impuestos al líder Apo son únicos.

Si solo la República de Turquía estuviera detrás de la aplicación de este sistema, los 22 años de lucha contra el aislamiento de Öcalan, eventualmente, hubieran tenido éxito dentro de este período de tiempo, pero Estados Unidos y la OTAN, que son la hegemonía capitalista misma, respaldan este sistema. Esta realidad se muestra claramente en la actitud del Comité para la Prevención de la Tortura (CPT), cuya delegación no visitó la isla Imralı en su última estadía en Turquía.

Por lo tanto, es muy importante lanzar y apoyar la campaña internacional por la libertad de Abdullah Öcalan, considerando y reconociendo la característica internacional e interestatal del sistema de aislamiento y tortura en Imralı. La lucha que se libra para derrocar el sistema de aislamiento en Imralı tiene hoy, más que nunca, todas las oportunidades para apuntar a las potencias internacionales que apoyan este concepto de aislamiento.

FUENTE: Meral Çiçek / Yeni Özgür Politika / Medya News / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.