Informe anual 2023 sobre la situación en la isla de İmralı donde está detenido Öcalan

Para millones de kurdos y kurdas, Abdullah Öcalan es considerado su líder político, a pesar de que lleva un cuarto de siglo en una cárcel turca. Como Nelson Mandela, se lo considera clave para un futuro justo para su pueblo. Sus ideas promueven la democracia radical, los derechos de la mujer y la coexistencia multiétnica, y son la inspiración de la Administración Autónoma Democrática del Norte y Este de Siria (AADNES). 

En la actualidad, existe una campaña internacional por su libertad, pero el informe que se resume a continuación se centra simplemente en sus condiciones de detención. En contra de la legislación nacional e internacional, se encuentra en un aislamiento casi total. El contacto con su familia y sus abogados siempre ha estado restringido, y desde hace casi tres años, en régimen de incomunicación absoluta, sin contacto alguno con el mundo exterior.

En el informe 2023, el bufete de abogados y abogadas que defienden al líder kurdo y a otros presos İmralı, denunciaron que Öcalan ha estado recluido en una celda solitaria en la prisión de la isla desde el 15 de febrero de 1999. Durante los primeros diez años fue el único preso allí. Otros seis presos más fueron trasladados en 2009, pero él continuó en régimen de aislamiento 23 horas al día entre semana y 24 horas los fines de semana. En la actualidad, en la isla hay otros tres presos, además de Öcalan. Estos tres hombres llevan allí desde 2015 y están igualmente aislados.

Durante los primeros doce años, el derecho de Öcalan a ver a un abogado se limitó -ilegalmente- a una hora a la semana, pero las autoridades le impidieron ejercer incluso este derecho limitado, alegando problemas con la climatología o el estado del barco que comunica la isla. Desde julio de 2011, sólo ha podido reunirse con sus abogados en cinco ocasiones, todas ellas entre mayo y agosto de 2019, tras una huelga de hambre de protesta masiva demandando su liberación. Desde 2014, solo se le han permitido cinco visitas familiares. El último encuentro cara a cara fue con su hermano, en marzo de 2020. En casi 15 años se le han permitido únicamente dos llamadas telefónicas; la última, en marzo de 2021, se interrumpió al poco de comenzar. No se sabe nada de Öcalan desde ese día.

El Comité de Derechos Humanos de la ONU pidió a Turquía en septiembre de 2022 que permitiera a los presos el acceso sin restricciones a un abogado de su elección, pero esto no ha surtido efecto, a pesar de la renovación de esta petición en enero de 2023.

Se han presentado numerosas solicitudes ante el Tribunal Constitucional turco en relación con estas condiciones ilegales, y los abogados también han presentado quejas ante la Unión de Colegios de Abogados de Turquía y el Consejo Superior de Jueces y Fiscales, todas ellas sin resultado.

El Comité Europeo para la Prevención de la Tortura (CPT) ha criticado constantemente las condiciones de la prisión, pero sin resultado. Reconociendo que el CPT no puede emitir el informe sobre su visita de septiembre de 2022 sin el consentimiento de Turquía, los abogados les han pedido que invoquen el artículo 10/2 y hagan una declaración relativa a las condiciones en İmralı.

En 2014, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) dictaminó que la cadena perpetua sin libertad condicional del Sr. Öcalan constituía tortura al negarle el derecho a la esperanza.  El Comité de Ministros no dio curso a esta sentencia hasta 2021. El Comité encargó a Turquía que garantizara la existencia de un mecanismo de revisión de condenas y que le informara del número de otros presos condenados a cadena perpetua no revisable. Turquía no ha actuado en ambos casos, y el Comité ha hecho caso omiso de las peticiones de que seguimiento.

La denegación de derechos legalmente garantizados en İmralı ha sido paralela a la negativa a actuar en la cuestión de los derechos de los kurdos dentro de Turquía, donde el diálogo se ha rechazado en favor de la invulnerabilidad.

FUENTE: Rojava Azadi Madrid

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *