Informe revela que millones de dólares en ventas de armas a ISIS se originaron en Turquía

Un informe de la Junta de Investigación de Delitos Financieros de Turquía (MASAK) sobre la congelación de activos pertenecientes a personas vinculadas a ISIS, ha revelado que durante varios años la cadena de suministro más importante del arsenal militar del grupo terroristas se basó en Turquía.

Según el informe, millones de dólares en equipos de vehículos aéreos no tripulados (UAV) y toneladas de artefactos explosivos improvisados ​​(IED) fueron enviados a ISIS a través de tres empresas constructoras en Mersin, una ciudad portuaria en el sur turco.

La información proporcionada por la Organización Nacional de Inteligencia, y publicada en marzo de 2021 por la MASAK, muestra que la compañía “Altun İnci Construction Materials Industry and Trade Limited Company”, que opera en Mersin, desempeñó un papel vital en la transferencia de equipos militares y piezas a ISIS a partir de 2015 y hasta finales de 2016.

La empresa fue fundada en 2014 por un ciudadano turco nacido en Siria llamado İbrahim Hag Geneid, en asociación con otros dos empresarios nacidos en Siria: Ghassan Nawai y Mustafa Naway.

Otros involucrados en el esquema incluyen a Abu Naeema al-Turkistani, ciudadano de la República Popular China y de origen uigur, quien supuestamente ordenó materiales por un valor aproximado de 85.000 dólares a una empresa con sede en China en 2015 para ser utilizados en la producción de armas.

Al-Turkistani y su esposa, la ciudadana china Minawaer Maituersun, supuestamente operan una unidad responsable de la producción de armas químicas para ISIS.

La conexión entre ISIS y la compañía con sede en Mersin se hizo luego de un ataque aéreo estadounidense en una base del grupo terroristas a fines de 2017, que mató a tres líderes de ISIS: Abu Muadh Al-Tunusi, Abu Salman y Sajid Farooq Babar.

Babar, en particular, fue seguido de cerca por la MASAK debido a sus vínculos directos con Mersin y a los envíos de equipos militares provenientes de China y que llegaron al puerto de Mersin.

Según el informe, Mustafa Naway realizó pedidos a través de la plataforma de comercio electrónico Naway Group, que se fundó en Alepo, Siria, supuestamente para importar “hardware, pequeños electrodomésticos, papelería y embalaje”.

En 2011, la empresa abrió una oficina en China, que supuestamente sigue operativa.

Luego, Naway Group abrió una sucursal en Mersin, en 2014, para importar a Siria a través del puerto de Mersin. Según el informe, los pedidos solo se pueden realizar en línea o por teléfono. Los números de estos pedidos coinciden con los números revelados en el informe de la MASAK.

Mientras tanto, Al-Turkistani y su esposa Maituersun son supuestamente miembros del Partido Islámico de Turkestán (TIP), que Turquía apoyó como “oposición moderada” en Siria, en 2015.

La organización extremista uigur, considerada grupo terrorista por Pekín, se puso del lado del grupo armado Frente Al-Nusra durante los conflictos de 2015 en Idlib.

En 2020, el gobierno de Estados Unidos levantó la designación terrorista del TIP, alegando que “no había evidencia creíble” de que la organización aún existe.

FUENTE: The Cradle / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.