Kalkan: “El conflicto surge por las contradicciones internas de la modernidad capitalista” – CUARTA

Duran Kalkan, miembro del Consejo Ejecutivo de la KCK, analizó las contradicciones internas de la modernidad capitalista.

La primera parte de esta entrevista puede leerse aquí, la segunda parte aquí y la tercera parte aquí.


¿Cómo pueden evaluarse los acontecimientos geopolíticos mundiales del año pasado, especialmente con vistas a los conflictos armados en curso? En particular, actualmente se discute mucho sobre la nueva alineación de las rutas energéticas, que parece estar muy disputada.


Hay un conflicto que surge debido a las contradicciones internas del sistema de la modernidad capitalista. Comenzó a principios de los años 90 con la Guerra del Golfo. Después de que Estados Unidos atacara Afganistán e Irak (tras los atentados de las torres gemelas), y desde 2010 con la llamada Primavera Árabe. Tras la retirada de Afganistán, se inició la guerra en Ucrania. Es esta guerra la que ha dejado su huella en la historia. Las relaciones internas, las contradicciones y los conflictos del sistema continúan. No hay ningún cambio a este respecto. Pero, ¿cuál es el aspecto determinante de 2023 en este entorno de contradicciones y conflictos? La guerra de Ucrania no ha llegado a su fin. Allí han ocurrido cosas nuevas. Se la llamó guerra entre Ucrania y Rusia, pero resultó ser una guerra entre Estados Unidos y Rusia por Ucrania. Estados Unidos arrastró a la OTAN a esta guerra.

 Rusia también intentó obtener el apoyo bélico de sus aliados. Como resultado, Rusia sufrió en muchos aspectos. No pudo conseguir plenamente lo que quería, a diferencia de Estados Unidos, que obtuvo importantes resultados. Con la adhesión de Suecia y Finlandia a la OTAN y la interrupción del comercio europeo con Rusia, Estados Unidos aumentó su influencia económica y militar sobre Europa, haciéndola dependiente de Estados Unidos. Puso a Europa en una posición de debilidad. Puedo afirmarlo claramente, Estados Unidos nunca antes había sido capaz de establecer este nivel de influencia. Esta influencia se había desarrollado durante la llamada Guerra Fría, pero nunca había alcanzado este nivel.

Rusia, a su manera, intentó eliminar sus propios excedentes con esta guerra. Tal y como se pretendía con la guerra de Ucrania, algunos partidos fueron purgados. ¿Qué ocurrió? El intento de la alianza ruso-china de abrir una ruta energética hacia Europa a través de Ucrania fue saboteado y frustrado. La OTAN se remodeló sobre esta base y surgieron nuevos conflictos. Tras la cumbre del G20 en India, se anunció que se había llegado a un acuerdo sobre la ruta energética entre India, el Golfo, Israel, Chipre y Grecia. ¿Cuál fue la reacción del gobierno de Tayyip Erdoğan? En primer lugar, la guerra de Karabaj. Supuestamente, Azerbaiyán iba a tomar Karabaj, luego iban a tomar el estrecho de Zengi y conectar una autopista con Turquía. 

Así, planeaban volver a conectar Asia Central con Europa por tierra a través de Turquía. La comunidad armenia fue masacrada en Karabaj, se cometió un genocidio. Pero ni Irán ni Israel permitieron que esto fuera más allá. El plan de Turquía se frustró. Luego, la guerra de Gaza se introdujo en la agenda para sabotear el camino que se quería organizar bajo el liderazgo de EEUU. De hecho, los opositores querían sabotearla convirtiéndola en una zona de guerra. Y los que querían abrir las rutas querían eliminar a fuerzas como Hamás que suponían una amenaza. En otras palabras, los intereses de ambos bandos convergieron en esta guerra. Surgió una situación de guerra, que fue iniciada por Hamás bajo la dirección de Tayyip Erdoğan, y que Estados Unidos e Israel esperaban y deseaban. En otras palabras, la guerra de Gaza marcó el final del año. Israel redujo Gaza hasta los cimientos con más de 20 mil muertos civiles. De vez en cuando se acuerda un alto el fuego y supuestamente se hace por los rehenes.

Causar la muerte de 20 mil personas para liberar a 50 rehenes es incomprensible e inexplicable. Hay quienes ven esto como un éxito. Este no es el caso. Por eso, en esta ocasión, conmemoro con respeto a las víctimas de esta guerra, a las víctimas civiles. Comparto el dolor del pueblo palestino. También comparto el dolor del pueblo civil judío.

Hay una guerra de limpieza de terrenos para la construcción de una ruta energética. Ambas partes están luchando encubiertamente por la ruta. Sobre esta base, esta guerra se introdujo en el orden del día.

¿Cuál será el resultado? Por un lado está Hamás y Tayyip Erdoğan… en realidad es Turquía la que está librando la guerra. Turquía está más implicada en la guerra de Gaza que Hamás. La prensa turca ya está dirigiendo la guerra en gran medida. Es obvio, y las intenciones son claras.

El gobierno de Tayyip ya se ha reunido con Irak para hacerles partícipes de la vía alternativa. El sistema global del capital no lo permitirá. El capital judío es el poder dominante dentro del capital global. ¿Aceptará Israel alguna vez que se le excluya de dicha ruta? Utilizaron a Tayyip Erdoğan en este marco. De hecho, esta situación nos mostró por qué mantuvieron a Tayyip Erdoğan de nuevo en el poder durante las elecciones de mayo.

Todo el tiempo, el plan era utilizarlo aquí porque nadie más que Tayyip Erdoğan podría haber llevado a Hamás a un ataque de este tipo. Anteriormente, las bandas yihadistas se dirigían a Damasco cuando Tayyip Erdoğan las hizo retroceder para atacar Kobane. La relación de Tayyip Erdoğan con tales organizaciones se basa en el interés y el sistema global del capital utiliza esta relación. Así que en realidad están utilizando a Tayyip Erdoğan. Lo contrataron para esto. Como un provocador. De hecho, lo mantienen en el poder sin que él se dé cuenta, pero otros también lo están utilizando para sus propios intereses.

El gobierno de Tayyip no tiene ninguna contradicción o conflicto con el sistema estadounidense, el sistema capitalista global de la modernidad y el imperialismo. Las palabras que implican lo contrario son todas mentiras que se utilizan para engañar al pueblo de Turquía y a algunos círculos extranjeros, especialmente a los izquierdistas dogmáticos. De hecho, los izquierdistas de algunas zonas han caído en la trampa. Casi han llegado a considerar a Tayyip Erdoğan como antiimperialista. Los que llaman a Tayyip Erdoğan antiimperialista deberían venir a Kurdistán y ver la verdad. Por lo tanto, sabemos muy bien quién es qué. También sabemos lo que significan estas guerras. Nadie puede entender el sufrimiento del pueblo palestino mejor que los kurdos. Ningún pueblo puede compartir una relación de empatía más que los pueblos de Palestina y Kurdistán. Así lo han demostrado sus experiencias y su lucha conjunta. Así fue ayer y así es hoy.

¿Cuál es el resultado ahora? En otras palabras, Tayyip Erdoğan y Hamás afirman que derrotarán a Israel. Dicen que están creando una contradicción entre el Estado de Israel y Estados Unidos, y hacen propaganda de ello ante el pueblo de Turquía. Esto no tiene nada que ver con la realidad. Al igual que Estados Unidos estableció el control en torno al Golfo durante la guerra de 1990 desembarcando tropas en Arabia Saudí, ahora ha llevado sus buques de guerra al Mediterráneo oriental y ha establecido el control sobre la ruta.

 Están tratando de neutralizar a Hamás. Este es su objetivo. Están infligiendo esta guerra como una forma de despejar el lugar de amenazas. Entonces probablemente crearían una ruta a través del Líbano, Siria y Chipre. China no está en contradicción con esto, es como si estuvieran de acuerdo. Parece que China había aceptado esta ruta por los EE.UU. cuando no había una ruta ucraniana.

Irán también está implicado, las evaluaciones sobre el conflicto entre EEUU e Irán han caído en saco roto. Por lo tanto, no hay que hablar de memoria. Teoría no significa repetir cosas memorizadas. Los izquierdistas que repiten lo que memorizaron en su juventud seguirán diciendo “Lenin” hasta que se mueran.

Tú no deberías ser ese tipo de izquierdista. En otras palabras, es necesario ser capaz de ver y comprender la evolución, de ver el cambio, de experimentar un cambio de pensamiento. En este sentido, no hay antagonismo con Irán como antes. Al contrario, hay asociación y armonía. Por eso no hay muchos problemas respecto a la ruta sobre el Líbano.

No sabemos si habrá un conflicto con Rusia en Siria. Rusia no ha reaccionado mucho respecto a Israel. Rusia también está implicada. Si eso se supera, será el turno de Chipre y Turquía. Turquía volverá a enfrentarse al sistema de la modernidad capitalista del que forma parte, de forma similar a la guerra mundial de hace cien años. Eso parece casi seguro. Tendrá un efecto de castigo para Turquía.

¿Qué efecto tiene esto en la política del Estado turco?

La Ruta de la Seda es una gran ruta comercial de miles de años de antigüedad. Antes pasaba por Anatolia, Mesopotamia, Irán y llegaba hasta China, pero esa ruta quedó cortada. La línea Berlín, Bagdad, Basora (más exactamente la ruta comercial Europa, India) se estableció a principios del siglo XX. Después de la Primera Guerra Mundial se luchó en esta carretera – la ruta fue interrumpida y cortada. Esa ruta pasaba por Turquía. En la Segunda Guerra Mundial, el fascista Hitler buscó una manera de mantener a Turquía fuera de la guerra por esta ruta. Los políticos turcos dicen que la genial administración y los gobernantes turcos manejaron políticamente la situación permitiendo a Turquía mantenerse fuera de la guerra. Esto no tiene nada que ver con la realidad. Turquía ya lo había intentado pero fracasó. La administración de Hitler no quiso intentarlo de nuevo y arriesgarse a perder la ruta. Fracasaron en el pasado y vuelven a fracasar en el presente. Ahora han frustrado la ruta de Turquía a Ucrania. La que Turquía quería desarrollar con Azerbaiyán se ha quedado en nada. En la situación actual, en realidad querían hacer pasar esta ruta por el norte de Siria. Turquía la saboteó y se opuso. Los EEUU permitieron a Turquía quedarse Jarablus, pusieron tropas en Afrin, declararon la guerra a Siria y entraron oficialmente en Irak. Cuando este lugar se convirtió en una zona de guerra, el capital no lo encontró estable para la inversión. Como resultado, los círculos capitalistas hicieron una alianza en el camino actual y han excluido a Turquía.

Pero los kurdos tienen otros canales. El principal era la exclusión de Turquía. Hasta ahora, Turquía era un puente entre Asia y Europa. Se decía que Turquía era una posición estratégica. Basándose en esto, crearon Turquía, el Estado turco, para mantener a Oriente Medio dentro del sistema de la modernidad capitalista, el sistema del Estado-nación. Ahora todas estas funciones han desaparecido. La hostilidad kurda ha llevado a esto.


En otras palabras, Tayyip Erdoğan ganó y se mantuvo en el poder, pero Turquía perdió como resultado. Turquía fue excluida del sistema. ¿Por qué fue excluida? ¿Por qué no pudo seguir esta ruta? A causa de la guerra. Debido a la mentalidad fascista, colonialista y genocida antikurda y a la política que el fascismo del AKP-MHP y el Estado turco en general han perseguido durante los últimos cien años. La administración de Tayyip Erdoğan ha excluido a Turquía del sistema. Ha enfrentado a Turquía con el sistema. Ha provocado la pérdida de sus ventajas dentro del sistema. ¿A cambio de qué? A cambio de su permanencia en el poder. Por lo tanto, los intereses de Tayyip Erdoğan y los intereses de Turquía no son los mismos. La sociedad turca, los demócratas revolucionarios, todo el mundo debería verlo bien.

Nuestros aliados del Movimiento Revolucionario Unido de los Pueblos (HBDH) no lo entendieron bien, y deberían explicarlo mejor. 

Deben explicar y mostrar al público cómo Tayyip Erdoğan está llevando a Turquía al desastre, cómo se están agotando sus recursos. Turquía se encuentra ahora en esta situación, ¿qué pasará? Se conformará con lo que tiene. Se conformará con ser excluida y vivir en una posición débil. Si entran en conflicto, esto podría llevar a Turquía a un conflicto interno. Hace años, hace 10 años, hace 15 años, cuántas veces Rêber Apo [Abdullah Öcalan] evaluaba y hacía llamadas. Dijo que no lo hicieran. Si lo hacéis, os llevará al desastre. Os llevarán a la desintegración. Os quitarán todo y os explotarán.

No pudimos hacer comprender a la sociedad turca, y la administración actual no creyó en esto e hizo lo contrario. De hecho, vio su propio interés en aplicar lo contrario. De hecho, ahora se confirman las valoraciones de Rêber Apo. Ya no es posible para Turquía ser eficaz en el sistema y tener una posición estratégica con su posición de guerrero de ocupación en el Kurdistán.

Por lo tanto, una Turquía en desarrollo sólo puede ser una Turquía democrática si resuelve el problema kurdo y reconoce la libertad kurda. Esto se ha revelado y visto claramente hoy. Hemos hecho muchos esfuerzos para ello, de hecho, hemos luchado. Hemos formado alianzas por la democratización de Turquía, por la solución de la cuestión kurda en el campo de la política democrática, en el campo de la lucha revolucionaria.

De hecho, como HBDH, también libramos una lucha muy importante contra esto. Para impedir que el fascismo del AKP-MHP hiciera caer a Turquía en tal estado de exclusión y consumiera sus propios recursos en la guerra. Pero si prestamos atención, no dio resultados. Nuestros esfuerzos fueron demasiado pocos. Necesitamos luchar más, necesitamos comprender mejor. En otras palabras, tenemos que ver lo que la mentalidad y la política antikurda, fascista y genocida de la mentalidad de Tayyip Erdoğan ha traído a Turquía, cómo ha causado tal crisis en Turquía, y tenemos que salvar a Turquía de esta mentalidad y política.

Es absolutamente necesario salvar a Turquía de la administración de Tayyip Erdoğan. De lo contrario, esta administración no tiene nada que ofrecer a Turquía más que opresión, explotación, exclusión y desastre. Si esto continúa con más insistencia, habrá peores consecuencias. Todo el mundo debe entrar en razón. Las advertencias de Rêber Apo eran muy importantes. Ahora las vemos y las entendemos muy bien. Por lo tanto, los que aman a Turquía deben ver esto y oponerse absolutamente.

En 2023, no existía el planteamiento de que todo se arreglaría con las elecciones. Pero las elecciones eran también una oportunidad importante para la lucha antifascista. Esta oportunidad fue aprovechada parcialmente. De hecho, se evaluó bien en términos de comprensión, se planteó, se vio. 

Desarrollando un nuevo método de lucha -o precisamente ampliando los métodos actuales- se fortaleció la lucha antifascista. Lo hicimos desarrollando la lucha en alianzas revolucionarias y en la guerra de guerrillas. La política democrática lo intentó. Lo intentaron las luchas de las mujeres y de la juventud. En general, se libró una lucha importante. También se vio la importancia de las elecciones. Pero también hubo esto. ¿Cómo podríamos decir, las elecciones siempre fueron equivocadas? En realidad, no exactamente así. Hasta qué punto las elecciones fueron elecciones es discutible. No existen elecciones justas e iguales. Si hubo siquiera elecciones es discutible porque quienes asignaron a Tayyip Erdoğan la dirección de la conspiración internacional siguen queriendo utilizar a Tayyip Erdoğan. Eso quedó claro.

La oposición intentó crear algunas alternativas y también crearon alguna esperanza con la “Mesa de los Seis” de Kemal Kılıçdaroğlu, pero fue el fascismo del AKP-MHP el que mejor libró la guerra kurda. Fue la administración de Tayyip Erdoğan y Devlet Bahçeli la que respondió a las necesidades del sistema en detrimento de Turquía. Por esta razón, los círculos de interés internos y externos querían mantener a Tayyip Erdoğan y a la alianza AKP-MHP en el poder y utilizarlos un poco más. Como dice el refrán, al cruzar un puente no se cambia de caballo. Ellos no querían cambiar de caballo. Lo consideraban inconveniente y perjudicial para ellos mismos. Por lo tanto, el final de las elecciones estaba planeado de antemano.

¿Fueron justas las elecciones? Si estas votaciones en condiciones democráticas se llevaron a cabo realmente es una cuestión de debate. Nadie lo sabe. Hay muchos que dicen que no fue así. Y eso es lo correcto. Pero el resultado es importante.

¿Qué hicieron después? Utilizaron a Turquía en Karabaj, en la línea Asia Central-Turquía y en la guerra de Gaza. Utilizaron la administración de Tayyip Erdoğan de acuerdo con sus propios deseos, se convirtieron en herramientas. Tayyip Erdoğan habla contra ellos. Y todo el mundo le cree. No se ha revelado cuán grande es la lucha que mantiene con ellos. Incluso durante la guerra de Gaza, el país con más relaciones comerciales con Israel es Turquía.

Y los hijos de Tayyip Erdoğan y los de la administración del AKP lo están haciendo. Esto se ha anunciado y expuesto públicamente. Todo el mundo debe ver esto. Por lo tanto, la verdad del asunto es que Tayyip Erdoğan está siendo utilizado. No está muy claro dónde más utilizarán a Tayyip Erdoğan y qué ocurrirá. Así lo demostraron las elecciones y el proceso postelectoral. Tayyip Erdoğan ganó las elecciones. La llamada vida del gobierno se había prolongado, pero Turquía quedó marginada, perdió su posición estratégica. Turquía perdió muchas cosas como resultado de esto. Repito, nadie debe ver la administración de Tayyip Erdoğan y los intereses de Turquía como lo mismo, son opuestos. Si Tayyip Erdoğan gana, Turquía pierde. Turquía sólo ganará cuando Tayyip Erdoğan pierda. El proceso postelectoral lo ha demostrado muy claramente.

Entonces, ¿qué ocurrirá y adónde conducirá esta situación? Podemos decir que la cuenta atrás para Tayyip Erdoğan ya ha comenzado. Ahora hay un proceso de colapso. Lo utilizarán para intereses internos o externos, no lo sabemos.¿ Queda realmente algún valor por utilizar? Parece que no mucho. En ese sentido, la administración de Tayyip Erdoğan no tiene futuro, está llegando a su fin.

Hay un proceso de disolución y colapso. Todo el mundo debe ver esto. Los que dicen que van a progresar, hacer negocios y obtener ganancias basándose en el actual gobierno turco, en el fascismo del AKP y del MHP se equivocan. Ya no podrán obtener ganancias. La suciedad y el óxido ya se están mostrando cada día. Se está revelando cuánta crisis y caos ha creado esta administración, cuánto trabajo sucio ha hecho, desde todo tipo de tráfico de marihuana y heroína hasta dinero negro y colapso. Crisis económica, crisis política, colapso social y decadencia se están desarrollando bajo esta administración. Esto está muy claro. En ese sentido, el final del camino está a la vista. Podemos afirmarlo. No sabemos exactamente cuándo y qué ocurrirá. Esperamos que 2024 sea el año del colapso total de esta administración. Será el año del colapso y la derrota del fascismo. Esta es nuestra esperanza y nuestro deseo. Nuestra lucha se basará en esto.

Como Movimiento por la Libertad del Kurdistán, como Fuerzas Democráticas de Turquía y como fuerzas democráticas revolucionarias, lucharemos siempre sobre esta base. Puedo expresar lo siguiente. Si no para acelerar esta destrucción, para acercarla, para realizarla si es posible, es decir, el otro proceso parece más inminente. Porque hay elecciones en 2024. Sus resultados mostrarán muchas cosas. Es evidente lo difícil que es la situación actual para la administración del AKP.

Parece que se perderán las elecciones generales, también hay elecciones locales pero no es fácil conseguir el mismo nivel de eficacia que en el pasado. Por otro lado, también hay elecciones en otros lugares. El año 2024 también es un año electoral para EE.UU. en muchos aspectos. A partir de ahora, no está claro si esa ruta energética lo será todo para el capitalismo o si siquiera se llevará a cabo. Si se construye, ¿será realmente capaz de resistir la Tercera Guerra Mundial? ¿O aliviará la crisis y el caos?

Por el contrario, el fascismo está en auge en Europa y América, donde los movimientos neofascistas de derechas son cada vez más prominentes y llegan al poder. Son candidatos al poder aunque no pueden convertirse en una solución a los problemas. Al contrario, profundizarán la contradicción y el conflicto.

¿Es posible que del fascismo surja una solución? Sólo la democratización podría hacerlo. ¿Qué ocurrirá realmente? Parece que 2024 pasará con cierta preparación, pero las secuelas deparan cambios importantes. Sin duda puede haber acontecimientos y cambios políticos muy graves en el mundo y en Turquía el año que viene y más allá.

Por supuesto, lucharemos con todas nuestras fuerzas para que esto se haga realidad en Turquía en 2024. Queremos que todo el mundo lo vea y lo crea. Especialmente la sociedad, los intelectuales, los políticos, los artistas, las fuerzas democráticas revolucionarias en Turquía realmente necesitan ver esto, tomar conciencia, organizarse y desarrollar una lucha antifascista común sobre esta base. Si lo hacemos así, ganaremos sin duda. Todo el mundo debe creer en esto. Podemos hacer de 2024 el año de la victoria de la revolución democrática antifascista en Turquía. Este es nuestro objetivo. Lucharemos por ello. Llamamos a todos a luchar con esta creencia y actitud.

El actual sistema de gobierno en Turquía no debe ser visto como un sistema político o un cambio político. Rêber Apo dijo: “El mecanismo golpista está funcionando”. Todo sucede sobre la base de golpes y provocaciones. Especialmente la actual alianza fascista AKP-MHP, Tayyip Erdoğan y la administración de la “Alianza del Pueblo” utilizan esto de muchas maneras. Lo utilizan todo. Intentan ganar las elecciones locales sobre la sangre del pueblo de Gaza.

 Lo convirtieron en propaganda electoral. No apoyan al pueblo palestino ni a la población de Gaza. Sí, están intentando salvar a Hamás. Porque uno de los líderes de Hamás es Tayyip Erdoğan. El AKP y Hamás están en un aprieto. Fueron derrotados en otras áreas. Ahora Hamás está siendo aplastado. Entonces será el turno del AKP. Tayyip Erdoğan ya está luchando por su vida. Miren su conducta, es la conducta de una persona que lucha entre la vida y la muerte. Con una provocación, 21 mil gazatíes fueron asesinados. Para mantener vivo a Hamás o para que Tayyip Erdoğan gane la reelección, han expulsado a tantos jóvenes de las fronteras de Turquía. Tayyip Erdoğan compró a esas personas como si fueran de alquiler, utilizando el dinero de otros. Están llevando a esa gente contra los kurdos y las guerrillas, para destruirlos.

Si uno de ellos muere aquí en la nieve durante el invierno, intentan convertirlo en propaganda electoral. Ya viste lo que pasó en Amasya. ¿Qué le hicieron a la administración del CHP? Quiero decir, lo expresé antes, ¿es esta la manera de enfocar la situación? Si realmente creyeran que esas personas eran mártires, ¿habrían convertido a un mártir en una herramienta de propaganda electoral? Pero esto es en lo que se han convertido la administración de Tayyip Erdoğan, el AKP y la administración del MHP.

El asunto del jeque Said también es una provocación. Hay quien dice de sopetón que Hezbolá [en referencia a Hüda Par, partido islamista radical que se nutrió del grupo armado Hezbollah, sin vínculos con el grupo del mismo en el Líbano, tras su disolución], el nuevo aliado del AKP, quiere esto. Supuestamente, el administrador fiduciario de Amed lo está llevando a cabo. Así que lo están haciendo ellos mismos. Alguien maldice, alguien afirma. Es una provocación. Una provocación muy descarada. El AKP está en un extremo y Hezbolá en el otro.

La turba llamada Hüda-Par [partido islamista radical al se que se le suponen vínculos con el grupo armado Hezbollah] es una contra. Todo el mundo debería ver esto. Debemos tener mucho cuidado en este sentido. Todo el mundo debe tener cuidado. Especialmente el pueblo kurdo y los círculos patrióticos deben tener mucho cuidado. Harán cualquier cosa por sus propios intereses. Pueden convertirlo en una herramienta, pueden utilizarlo como instrumento. Ya que utilizaron a una figura histórica como el jeque Said, sin duda utilizarán cualquier cosa.

En este sentido, especialmente los círculos cercanos al jeque Said, los círculos familiares, los que aman al jeque Said deben tener mucho cuidado. Alguien les insultó. Hicieron un ataque despreciable. Algunas personas están tratando de sacar provecho del insulto. Supuestamente, conseguirán votos de Diyarbakir o de los que le quieren, ganarán las elecciones locales. Este grupo llamado Hezbolá también está haciendo esto. Estos círculos deberían tener mucho cuidado. Definitivamente, no debemos ser un instrumento en esto. No olvidemos al jeque Said, una figura histórica. Es uno de los buques de la resistencia nacional kurda.

No se le puede utilizar para tales cosas, es una actitud despreciable. Todos los kurdos, los patriotas, los que aman al jeque Said deben tomar posición, deben responder en consecuencia en las elecciones. Los líderes de la resistencia nacional kurda, sus líneas de sangre no pueden ser utilizadas de esa manera. Siguen viviendo en la lucha por la libertad, viven en la resistencia de la guerrilla, viven en la lucha de nuestro pueblo y del movimiento kurdo por la libertad. Constituyen su fundamento histórico. Ni esta manipulación de los colaboracionistas ni los despreciables ataques de los genocidas fascistas disminuyen la importancia de estas figuras históricas. No lo hemos permitido hasta ahora y no lo permitiremos en el futuro. Esperamos que quienes aman y admiran al jeque Said también adopten esa actitud. Quienes intenten aprovecharse de ello recibirán la más dura lección durante este proceso electoral.

Fuente: ANF

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *