Leer a Öcalan, imaginar un mundo con esperanza

La “Jornada de lectura de los libros de Öcalan” (Öcalan’s Books Day), celebrada con motivo del 10 de diciembre, Día Mundial de los Derechos Humanos de la ONU, ha sido una continuación de la campaña “Libertad para Öcalan, solución política de la cuestión kurda”, declarada a nivel mundial dos hace meses (10 de octubre 2023).

Se realizaron lecturas en más de 110 lugares y se recibieron más de 50 videos de personas de renombre en los que aparecían leyendo extractos de libros de Öcalan.

De hecho, este evento se realizó a sugerencia de algunos amigos como un requisito para dar a conocer el pensamiento del líder Abdullah Öcalan. Estos amigos son personas que le leen. Hicieron esta propuesta basándose en las palabras del propio Öcalan: “Dondequiera que estén mis pensamientos, allí estoy”.

Como dijo Öcalan, lo importante es que la gente se reúna y dialogue. Y esto puede pasar en la calle, bajo un árbol o en una habitación privada. La ubicación no es importante, el propósito y el objetivo sí lo son. Planificaron esta acción basándose en la determinación de que “cada individuo, grupo o sociedad pueda acercarse y discutir ideas como en una escuela”.

Esta acción también expone la oposición a las prácticas inhumanas aplicadas a Öcalan. Tanto el derecho nacional como el internacional se están violando en la prisión de la isla Imrali, donde se encuentra Öcalan y donde ha estado sometido al aislamiento más severo durante 25 años, sin permiso para reunirse con su familia y sus abogados. La ley se ha vuelto ilegal. No ha habido noticias de Öcalan durante los últimos tres años. Se desconoce dónde se encuentra y en qué condiciones se encuentra. Se desconocen sus condiciones de salud y seguridad. Millones de kurdos y sus amigos están muy preocupados. Con esta iniciativa se lanza un grito universal en contra de toda esta ilegalidad. Los amigos también critican a las instituciones europeas y a las ONG que son, en parte, responsables de esta situación. Expresan que no aceptan que estas instituciones, a las que alimentan con sus propios impuestos, no cumplan con sus deberes. Este movimiento y la solidaridad que ha inspirado es también una demanda a crear opinión pública y a que todos participemos en el llamamiento por la libertad y la democracia.

En gran medida, la participación de los amigos en esta iniciativa tiene también como objetivo encontrar una solución a sus propios problemas -que son generales- y a la situación política en la que nos encontramos. Porque la modernidad capitalista está experimentando crisis estructurales en todos los campos, está padeciendo problemas y crisis muy graves en la vida social, la ciencia, la diplomacia, la economía y la política. Estas crisis afectan negativamente en la sociedad y explotan las vidas de todos. Además, la modernidad impone una guerra total y a todos los niveles para salir de esta situación. Estas guerras y destrucciones llevan seriamente a la gente a una nueva búsqueda. La gente ya no tiene expectativas en la modernidad capitalista y apoya a Öcalan porque ve nuevas ideas y proyectos en su pensamiento. Porque los proyectos de Öcalan revelan cómo la gente puede luchar junta con su propio poder. También propone proyectos y programas para que la sociedad alcance la libertad de las mujeres, la solución a los problemas ecológicos y consiga una democracia realmente participativa.

Si bien propone una solución al problema específico de libertad y nación del pueblo kurdo, Öcalan también hace nuevos análisis y sugerencias prácticas para los problemas comunes de las sociedades de todo el mundo. Propone un sistema de modernidad democrática y un sistema político concreto: el confederalismo democrático. Es un modelo aceptado y apoyado por todos los segmentos de la sociedad, especialmente las mujeres y los jóvenes, porque lidera un paradigma en el que ellos se ven a sí mismos.

Dado que los movimientos de izquierda actuales no pueden ofrecer una solución integral a todas estas crisis políticas y sociales actuales, o no consiguen crear plataformas comunes, el nacionalismo y el fundamentalismo van en aumento. Todo comienza con una verdad: hoy, el pensamiento, la justificación y la filosofía de la modernidad capitalista se han derrumbado. No aportan ninguna innovación al pueblo. Pero la autenticidad de la filosofía de Öcalan es una respuesta para todos.

En muchos países europeos, los partidos extremistas y racistas reciben cada día más apoyo. Las masas, que temen por su propio futuro, apoyan estos movimientos reaccionarios, aunque sea temporalmente. Para encontrar una solución a estos problemas es necesario deshacerse de las tendencias burguesas liberales lo antes posible y presentar un proyecto más concreto y confiable a la sociedad. La izquierda todavía no ha conseguido hacerlo. De hecho, el paradigma de Öcalan atrae gran atención porque ofrece proyectos y sugerencias prácticas para este tipo de situaciones.

La política de derecha en Europa es en realidad la propia modernidad capitalista, que impone una nueva religión, fundamentalismo y racismo a las sociedades. Como el pueblo no acepta esta situación, lucha y discute. Öcalan también quiere que sus pensamientos sean leídos, discutidos y profundizados.

Quienes sugirieron estos días de lectura no eligieron una sección especial de Öcalan y se la enviaron a la gente para que la leyera. Dejaron que cada uno escogiera un pasaje de su elección y del libro que deseara. De hecho, eso es lo que sucedió. Cada participante o grupo eligió un pasaje del libro de Öcalan que prefirió o consideró importante. Los pensamientos de Öcalan atraen a todos y unen a la gente.

Situación en Imrali

No hay que olvidar que Öcalan está librando una lucha muy dura en prisión. Exhibe resistencia científica, política y física. El gobierno turco y las instituciones y Estados internacionales que lo apoyan están imponiendo este aislamiento porque temen los pensamientos de Öcalan. Porque la última vez que Öcalan se reunió con su hermano, dijo que tenía nuevas ideas y proyectos. El gobierno no quiere que estos sean revelados. En otras palabras, el gobierno impide la resolución de la cuestión kurda y aísla la reflexión del líder sobre los problemas globales. En este sentido, el aislamiento es, en realidad, un aislamiento impuesto contra las expectativas, la esperanza y el deseo de conocimiento de la sociedad.

Nuestros amigos y personas que ven esta verdad dicen con esta iniciativa: “La libertad de Öcalan es nuestra libertad”. Y también dicen: “Es libertad de pensamiento”. Como lema repiten: “El pensamiento no se puede encarcelar”.

Invitamos a todos los pueblos resistentes y luchadores y a sus representantes que buscan libertad y una solución a las crisis actuales a leer, comprender y poner en práctica las ideas de Öcalan. Los pensamientos no pueden ser encarcelados. Su libertad es la libertad de todos nosotros. Porque la libertad significa la solución al problema de los kurdos, lo que conducirá a la solución de los problemas de Oriente Medio. Dado que la naturaleza es la fuente de la historia humana, todos los esfuerzos, incluyendo el más pequeño, crearán un efecto mariposa. Este impacto hará que nuestro mundo sea más justo, libre, sensible a la democracia, a la paz y a la liberación de las mujeres.

Otro mundo es posible. Nuestro mundo es demasiado hermoso para dejarlo en manos de fuerzas oscuras, Estados colonialistas, capitalistas, racistas, misóginos, usurpadores de la libertad y señores de la guerra.

FUENTE: Adem Uzun / Nueva Revolución

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *