Movimiento de Mujeres Libres: “El gobierno AKP-MHP protege a los criminales de guerra”

El TJA denuncia el acceso al ámbito público en Turquía del asesino de la política Hevrîn Xelef, y plantea la posible existencia de una política sistemática para incluir en el ámbito público a criminales de guerra y así protegerlos.

El hecho de que un criminal de guerra que asesinó a una política civil desarmada, Hevrîn Xelef, esté siendo protegido hoy en Turquía plantea interrogantes sobre si a otros criminales de guerra también se les ha dado libre acceso al ámbito público, sobre si existe una política sistemática de su inclusión en el ámbito público y sobre las intenciones del bloque fascista al hacer algo así.”

El Tevgera Jinên Azad (Movimiento de Mujeres Libres – TJA) ha emitido una declaración exponiendo una vez más al gobierno AKP-MHP como “cómplice de los crímenes de guerra cometidos por ISIS”.

La declaración subraya que “los crímenes de guerra cometidos por el ISIS, empeñado en dictar el imperio de las tinieblas y la mentalidad esclava sobre los pueblos y en particular sobre las mujeres de la geografía kurda y de Oriente Medio, siguen ocupando un lugar en la agenda mundial y en la memoria de la sociedad. Estos crímenes cometidos contra la humanidad y quienes fueron cómplices de ellos también son conocidos por la opinión pública mundial.”

Y agrega: “Cuando el sistema político existente se desmoronó por la transformación histórico-social bajo el liderazgo de los pueblos kurdo y sirio, se construyó un sistema democrático y autónomo para sustituirlo. El sistema de justicia social que se puso en vigor en lugar del sistema judicial monista y dominado por los hombres del régimen Baaz sigue avanzando bajo el liderazgo de las mujeres a pesar de las amenazas, los ataques y los embargos de Turquía sobre la región. Las mujeres, la fuerza pionera de la Revolución de Rojava, a la vez que llevan a cabo su propia organización independiente, también han dado centralidad a la perspectiva de las mujeres en la solución de los problemas sociales cotidianos, inspirando a las mujeres de todo el mundo. Es esta fuerza social organizada que ha surgido la que constituye la verdadera razón por la que el bloque fascista gobernante en Turquía persigue políticas hostiles contra el pueblo kurdo, Rojava y las mujeres líderes de la Revolución de Rojava.

En los informes elaborados por algunas instituciones internacionales como las Naciones Unidas (ONU), Amnistía Internacional y Human Rights Watch, se ha demostrado que los grupos del Ejército Libre Sirio (FSA, por sus siglas en inglés), que son los vástagos de ISIS, han cometido crímenes graves y deliberados contra el pueblo kurdo, y principalmente las mujeres, en Afrin en particular y también en Serêkaniyê y Girê Spî. Estos informes han puesto de relieve que Turquía también es responsable de crímenes continuados. Sin embargo, el bloque fascista AKP-MHP no ha iniciado la más mínima investigación contra ninguno de estos crímenes. Al contrario, ha alentado a estos grupos a un posible “genocidio” que desea llevar a cabo contra los kurdos.”

La declaración continúa: “A pesar de todos los crímenes contra la humanidad cometidos por los grupos del FSA y de los informes de las instituciones internacionales de los que Turquía también es parte, el hecho de que puedan viajar libremente dentro y fuera de Turquía, moverse libremente por el país sin estar sujetos a ninguna investigación, estudiar e incluso graduarse en universidades, revela el alcance de la relación entre el bloque fascista gobernante AKP-MHP y estas bandas. Hay numerosos ejemplos de esta situación. En particular, las fotos e imágenes que muestran al líder de la organización Ahrar’us Şarkiyye (una organización que forma parte del FSA y que ha sido señalada por la ONU de haber cometido crímenes de guerra), Abu Hatem Şakra, graduándose en la Universidad de Mardin Artuklu, constituyen una prueba concreta de la complicidad AKP-ISIS-FSA.

Este criminal de guerra llamado Ebu Hatem Şakra, líder de la organización Ahrar’uş Şarkiyye, asesinó a Hevrîn Xelef, secretaria general del Partido Futuro de Siria, obligándola a salir de su coche en la autopista M4 bajo control internacional. Sin duda, en la persona de Hevrîn Xelef este atentado fue un ataque contra la Revolución de Rojava que creció bajo el liderazgo de las mujeres. El hecho de que un criminal de guerra esté lo suficientemente “protegido” como para graduarse en una universidad, indica el alcance de la relación entre el bloque fascista AKP-MHP y los criminales de guerra. La inclusión de criminales de guerra en la esfera pública hasta tal punto hace presuponer que puede haber autores de crímenes contra la humanidad también en otras instituciones públicas.”

La declaración acaba con las siguientes palabfras: “El gobierno fascista del AKP-MHP del período anterior ha ampliado aún más el frente fascista tras las elecciones del 14 de mayo. Ha demostrado cómo va a proceder tanto en Kurdistán como en Turquía mediante las medidas opresivas que ha tomado y las detenciones que ha llevado a cabo contra los grupos de la oposición y principalmente contra las mujeres que luchan por la libertad de las mujeres.

El bloque fascista AKP-MHP, maestro de las políticas misóginas, parece haber reforzado su posición actual de impedir el procesamiento de los criminales de guerra, proteger a los criminales de guerra y, especialmente, actuar en violación de las convenciones internacionales de las que es parte.

El hecho de que un criminal de guerra que asesinó a una política civil desarmada, Hevrîn Xelef, esté siendo protegido hoy en Turquía plantea interrogantes sobre si a otros criminales de guerra también se les ha dado libre acceso al ámbito público, sobre si existe una política sistemática de su inclusión en el ámbito público y sobre las intenciones del bloque fascista al hacer algo así.”

Finalmente, el TJA hace un llamamiento “a todas las instituciones internacionales de las que Turquía es parte, a los movimientos mundiales de mujeres que luchan por la libertad y la igualdad y a las organizaciones de la sociedad civil en Turquía”, y añade: “La Revolución de Rojava es la encarnación de una filosofía que manifiesta el poder organizado y la misión pionera de las mujeres en la lucha por la libertad y que ha llevado a la práctica la imaginación de una nación democrática.

Pongan en vigor el derecho internacional para proteger la Revolución de Rojava que continúa con la construcción de una sociedad que ha demostrado a todos los pueblos del mundo que puede ser una Tercera Vía y un modelo de solución para las mujeres, los niños y las niñas, los jóvenes y todos los pueblos de Oriente Medio en su conjunto, contra todo tipo de ataques del bloque fascista AKP-MHP en Turquía y sus sucias alianzas.”

Fuente: ANF

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *