“Nosotros no queremos el conflicto, el gobierno turco sí”

El miembro del Comité Ejecutivo del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), Murat Karayılan, evaluó las amenazas del Estado turco contra Rojava, la continuación de la lucha guerrillera en las Zonas de Defensa de Medya (Bashur, Kurdistán iraquí), y la demanda presentada para eliminar al PKK de la lista de organizaciones terroristas creada por Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

Karayılan subrayó que el PKK lucha por una causa nacional y que el Estado turco está decidido a resolver el problema kurdo mediante la guerra. Además, añadió que los estados que incluyeron al PKK en la lista de organizaciones terroristas fueron colaboradores en las atrocidades contra el pueblo kurdo.

“Mantener al PKK en la lista demuestra el apoyo al genocidio del Estado turco. Ningún Estado debería ser colaborador de las matanzas del régimen turco –remarcó-. El PKK lucha por una causa nacional, por el pueblo y por la sociedad. Hoy, el Estado turco emplea la violencia. Nosotros no queremos el conflicto; el gobierno turco, sí. Queremos resolver la cuestión kurda mediante el diálogo”.

El comandante del PKK se refirió a los guardias de aldeas, kurdos que colaboran con Turquía y con el Partido Democrático de Kurdistán (PDK). “Sé que algunos de ellos son buenos chicos que se unieron a los guardias debido a la presión del enemigo –advirtió-. Algunos lo hicieron por dinero. Sin embargo, nadie debe aprovecharse de la sangre de los jóvenes kurdos y alimentar a sus hijos con sus hijos. No permitan que sus hijos se alimenten de la sangre kurda”.

-La invasión del Estado turco en Kirkuk, Makhmur, las Zonas de Defensa de Medya y Rojava continúa. Hasta ahora, varios civiles han muerto en estos ataques. Recientemente, cuatro personas murieron en Çemçemal y Bamernê, dos de las cuales eran niños, y muchas otras resultaron heridas. ¿Cuáles son las implicaciones de estos ataques?

-Para empezar, es evidente que el régimen turco emplea el terror de Estado contra nuestro pueblo. Estos ataques se llevan a cabo en diversos lugares, desde Kirkuk hasta Afrin y Shehba. El enemigo ataca a nuestra gente en sus coches, en sus casas y en sus trabajos. Muchos de nuestros líderes yezidíes, como Mam Zeki, Seîd Hesen y, más recientemente, Dijwar y Zerdeşt, fueron martirizados en Shengal. De nuevo, los ataques se producen a diario en toda Rojava, especialmente en Kobanê y Qamishlo. Como usted ha mencionado, ocurrió más recientemente en Makhmur, Çemçemal y Bamernê. Ante todo, recuerdo con respeto a todos nuestros mártires que murieron en estos ataques.

Todos ellos son mártires de nuestra revolución. Algunos fueron asesinados por aviones, mientras que otros fueron asesinados por el agente o los contra asaltos en Sulaymaniyah. Recuerdo a Mehmet Zeki Çelebi, Muhtar Aram Hecî y İsmail İbrahim, nuestros mártires de Makhmur y Bamernê, y expreso mis condolencias a sus familias. Sentimos su angustia. Queremos proteger a nuestros mártires trabajando y luchando. Su sangre no contaminará la tierra. Debemos luchar contra las acciones terroristas del Estado turco.

Otra parte de estos ataques es cómo el Estado turco puede ir a atacar Kirkuk. Potencias como Estados Unidos, que controla el espacio aéreo de la región, también son culpables de estos ataques. De nuevo, Estados Unidos y Rusia son los culpables de los ataques en Rojava. El Estado turco no puede atacar si no lo consienten.

Luego están los agentes. Se trata de agentes kurdos. Son ataques terroristas y, lamentablemente, las potencias hegemónicas también están implicadas. A pesar de sus declaraciones de que hay que poner fin a los ataques, el Estado turco aprovecha las lagunas y lleva a cabo esos ataques. Dicho de otro modo, ¿qué hace el gobierno turco a menos de 250 kilómetros del territorio iraquí? Se infiltra en territorio iraquí y masacra a los civiles. ¿De dónde adquieren su confianza? Pero no hay nadie que responda. Por eso el Estado turco ataca y mata a nuestro pueblo de forma tan brutal.

Esta es una situación difícil. La lucha por la libertad kurda está siendo tratada injustamente. Se dirigen específicamente a los patriotas. Todas estas personas son patriotas. Los niños de Bamernê fueron atacados en gran número para sembrar la discordia en la comunidad. Intentan específicamente alejar a las personas de nuestro movimiento y provocar una reacción. Intentan incitar a la violencia entre los kurdos. En otras palabras, los ataques contra los civiles son premeditados. El Estado turco es un Estado oficial, pero todo el mundo debería levantarse y luchar contra estos asesinatos y ataques. Recordaremos a nuestros mártires y no dejaremos que su sangre caiga al suelo.

Ante estos ataques, nuestro pueblo no debe permanecer en silencio. Mi llamamiento al pueblo patriótico del Kurdistán del Sur (Bashur), al pueblo amante de Soran y al pueblo de Behdinan: no se queden callados ante los actos del gobierno turco. De nuevo, en el norte y el este de Siria; nuestro pueblo en Rojava y Bakur (Kurdistán turco) también expresó sus fuertes sentimientos.

Nuestro pueblo es nuestro mayor activo. Creamos una fuerza y voluntad contra el enemigo a través de las reacciones y acciones del pueblo. Nuestro pueblo debe organizarse más, tomar más precauciones, enfrentarse a estos ataques y mostrar más reacciones.

-Suecia y Finlandia han intentado recientemente ingresar en la OTAN. Sin embargo, Turquía vetó esta solicitud. Ha habido numerosos comentarios sobre este tema. ¿Cómo evaluaría usted esta situación? ¿Cuál es el objetivo del Estado turco en esta situación?

-En el siglo pasado, el Estado turco ha aprovechado constantemente las disputas de poder hegemónico para llevar a cabo un genocidio contra el pueblo kurdo. Incluso ahora, quieren aprovechar las oportunidades que se les presentan. Quieren sacar provecho de la escalada de la crisis entre Rusia y la OTAN en Ucrania. Sin embargo, el mundo ha visto que el Estado turco lleva a cabo su política sobre la base de la hostilidad hacia los kurdos. Aprovecha cualquier oportunidad para recabar apoyos contra los kurdos y prolongar sus matanzas. En Escandinavia hay cierta democracia, que el Estado turco teme. ¿Por qué el gobierno turco ejerce su poder de veto? Se han hecho numerosos comentarios sobre este tema, pero creo que hay dos cuestiones clave.

En primer lugar, toda la opinión pública mundial, especialmente en Suecia y Finlandia, debería ser consciente de que el Estado turco está empleando armas químicas contra nosotros. Son armas prohibidas y poseerlas es un delito grave. Dijeron que estaban “luchando contra el terrorismo (por eso) deben ayudarme”, para que nadie pudiera decirles que no. El Estado turco está cometiendo hoy un crimen global en Zap, Metina y Avaşîn. Esta es la amenaza más grave.

En segundo lugar, quiere que la OTAN relaje el embargo de armas militares impuesto a Turquía. ¿Por qué? Porque el Estado turco está luchando esencialmente con armas de la OTAN. En otras palabras, están atacando Rojava desde el sur con vehículos aéreos no tripulados, algunos de los cuales son de Alemania, Inglaterra, Canadá y otros países. Pero se ha impuesto un embargo. Quieren que se levante el embargo.

Turquía espera desviar la atención del mundo de sus acciones en el Kurdistán. Su objetivo es obtener armas, utilizarlas para continuar con las masacres y utilizar armas químicas. La postura de la OTAN, en este caso, es sorprendente. El Secretario General de la OTAN y un funcionario estadounidense, en particular, hicieron declaraciones al respecto: “Podemos tener en cuenta la preocupación de Turquía”. ¿Cuál es el nivel de sensibilidad de Turquía? El objetivo de Turquía es exterminar al pueblo kurdo. Por sus propias razones, estos estados o el sistema de la OTAN parecen querer continuar y ayudar al genocidio contra los kurdos. Esto es muy peligroso. El gobierno turco es completamente insensible. Pretenden etiquetar como terroristas a cualquier kurdo libertario que desee sus derechos.

También consideran que Rojava es terrorismo. Rojava, el norte y el este de Siria tienen actualmente una población de cinco millones de personas. ¿Son todos ellos terroristas? Además, Turquía pretende deshacerse de todos allí y sustituirlos por otra nación. Pretenden cometer el crimen de genocidio nacional en el siglo XXI. En otras palabras, este método de ablandamiento y “hay que tener en cuenta la sensibilidad”, es erróneo. Esperamos que Suecia y Finlandia no sacrifiquen al pueblo kurdo. Condenamos los bárbaros ataques del Estado turco. Hacemos uso de nuestros derechos legales.

No estamos atacando a la OTAN, y no estamos luchando contra Estados Unidos. Nos oponemos al genocidio turco. Sin embargo, apoyan el genocidio de Turquía. No queremos que lo apoyen. No participen más en las matanzas del Estado turco en el Kurdistán. Esta es nuestra exigencia, y las naciones escandinavas, en particular, no deben hacer ninguna concesión a Turquía. El gobierno turco quiere ensuciar su democracia. Quieren que hagan concesiones para entrar en la OTAN. No deben hacer ninguna concesión. Estamos luchando por una causa justa en el Kurdistán. El gobierno turco miente, afirmando que hay una amenaza para ellos. Quiere continuar con su programa de ocupación y exterminio en el Kurdistán. Todo el mundo debería manifestarse en contra de esto.

-Recientemente, un grupo de abogados ha solicitado al Tribunal Federal alemán que se elimine al PKK de la lista de organizaciones terroristas. “Este problema no está en nuestra agenda”, señaló el portavoz del Ministerio del Interior alemán, sin esperar el veredicto del tribunal. ¿Qué diría usted sobre este caso si fuera parte en él?

-Saludo y felicito a los valiosos abogados que trabajan muy duro. Deben entender que no se limitan a proteger derechos del PKK, sino que defienden a una nación históricamente vulnerable.

Ahora están trabajando y esforzándose por una población a escala mundial. El trabajo humano es un activo muy valioso. Por ello, les deseo éxito. En el Kurdistán, el PKK lleva a cabo una actividad respetable. Los kurdos son el grupo más antiguo de Mesopotamia, así como el más rico en términos de lengua y cultura. Hoy, sin embargo, todo está prohibido.

El PKK está ejerciendo su derecho legal a oponerse al genocidio y al terrorismo de Estado turco. El PKK no es una organización terrorista. Hoy, si Alemania o Francia están ocupadas, los patriotas de allí harán lo mismo. Esto es lo que hace actualmente el PKK. El PKK lucha y defiende el derecho a la cultura, la lengua y la existencia. El Estado turco, en cambio, presenta al PKK y al pueblo kurdo como terroristas. Nos oponemos a todo tipo de terrorismo. Fíjate en quién ha hecho más por combatir el terrorismo del ISIS en Oriente Medio. ¿No ha sido el PKK? Los kurdos, y el PKK en general, organizaron sus fuerzas desde Kirkuk hasta Kobanê. El PKK se opone a todo tipo de terrorismo. Se opone al terror del Estado turco, al terror del Daesh y al terror de Al Nusra. Esta es la realidad. ¿Pero qué han hecho los estados capitalistas para favorecer sus intereses? Han clasificado al PKK como organización terrorista. Esto es una terrible injusticia.

Esto permite al gobierno turco llevar a cabo asesinatos y utilizar la violencia en el Kurdistán. El PKK ha sido incluido en esta lista de los que apoyan la violencia del Estado turco. Mantener al PKK en la lista demuestra el apoyo al genocidio del Estado turco. Ningún Estado debería ser colaborador de las matanzas del régimen turco. El PKK lucha por una causa nacional, por un pueblo y por la sociedad. Hoy, el Estado turco emplea la violencia. Nosotros no queremos el conflicto; el gobierno turco, sí. El gobierno turco pretende resolver el problema kurdo mediante el genocidio y el derramamiento de sangre. En cambio, nosotros queremos resolver la cuestión kurda mediante el diálogo. ¿Qué dijo el líder Apo?: “Dame una oportunidad, y arreglaré este problema en una semana”. ¿Lo aprobó el gobierno turco? No. No somos nosotros los que queremos asesinar; es el Estado turco el que quiere esto. Estos estados deben entender esto.

Estos gobiernos también son despiadados. Antes habían dividido nuestro país en cuatro partes, y ahora apoyan la violencia de Turquía. Ya es suficiente. Exigimos que se ponga fin a esto. Hubo intrigas, asesinatos y masacres, pero no pudieron eliminar al pueblo kurdo. Durante un siglo, han llevado a cabo masacres en el Kurdistán. No obtuvieron ningún resultado. Si un Estado quiere resolver la cuestión kurda mediante el debate, primero debe eliminar al PKK de su lista de organizaciones terroristas. Si una potencia busca un acuerdo político, debe trabajar para que el PKK sea eliminado de la lista. Porque añadir al PKK a la lista implica avalar las masacres del Estado turco. Los que no quieren ser cómplices de las atrocidades del Estado turco deberían esforzarse por corregir este error eliminando al PKK de la lista. Por eso recurrimos al derecho europeo. Es cierto que Duran Kalkan y yo lo solicitamos. Nuestros abogados están trabajando en ello y lo estamos viendo.

El Tribunal Superior de la Unión Europea (UE) ya ha preguntado a estos países por qué incluyeron al PKK en esta lista, y han declarado que es falso. Exigieron que los estados explicaran por qué incluyeron al PKK en la lista. Además, el tribunal belga falló a favor del peticionario. Así que tenemos razón. Nos considerarán justificados si hay una verdadera ley y un tribunal para nosotros. Triunfaremos en nuestro caso. Esto es algo que creemos.

-El gobierno turco ha amenazado abiertamente a Rojava y al noreste de Siria. ¿Qué opina de estas amenazas y ataques?

-Como he explicado en respuestas anteriores, el Estado turco opera sobre la base de la guerra. También quieren apoderarse de Rojava. “Vamos a crear una zona de amortiguación de 30 kilómetros”. Pretende ocupar la totalidad de Rojava, desde Alepo hasta las zonas árabes situadas detrás de Hesekê, lo que se conoce como la frontera “Misaki Milli”. Esa es la estrategia. Hace tiempo que quieren el petróleo y las riquezas de esas zonas. Quieren viajar a Irak desde allí; la línea de ferrocarril ya está en marcha, y quiere llegar allí lo antes posible. Por eso también tienen como objetivo Shengal. En otras palabras, existe esa idea y el Estado turco actúa de acuerdo con ella. En esta circunstancia es de esperar un ataque de este tipo.

El Estado turco debe ser detenido para que el noreste de Siria y Rojava estén en el campo. Esto es crítico para la Revolución de Rojava. Simultáneamente, se requiere algo similar para llegar a un acuerdo con Siria. La solución real, por supuesto, debe ser con Siria. Sin embargo, también se requiere una respuesta a la intervención de Turquía. En consecuencia, nuestro pueblo en Rojava, así como los del norte y el este de Siria, pueden aprender de nuestra experiencia de guerrilla. También pueden aprovechar esta experiencia pasada en Afrin, Serêkaniyê y Til Ebyad. Hemos ideado nuevos métodos de guerra. Por ejemplo, durante la guerra, retiramos la táctica de la retirada en los últimos tres años. Por ejemplo, no nos retiramos en Heftanîn. Nuestros camaradas están allí. El año pasado, lo mismo ocurrió en Avaşîn, Zap y Qaşura.

Los conflictos en Zap, Avaşîn, y Metîna han sido continuos durante el último mes y medio. Por lo tanto, hay un método que se está utilizando ahora. En qué consiste exactamente este método: tomar medidas de precaución contra el armamento del enemigo. Las armas químicas también han sido el objetivo. Nuestro pueblo tiene el poder de resistir esto. El Estado turco será derrotado si la guerra popular revolucionaria se lleva a cabo de manera realista. Una guerra popular revolucionaria no es nada inusual. Por ejemplo, al poner al Estado ruso, que tiene tantas oportunidades y tecnologías, en una posición difícil, Ucrania ha recorrido un largo camino. No podemos decir nada sobre el conflicto porque todavía está en marcha, pero nadie debería temer un asedio. En otras palabras, el pueblo puede ser incapaz de hacer sus deberes militares o utilizar las armas, pero no debe abandonar sus tierras.

Si nuestro pueblo no quiere que le quiten sus tierras, si no quiere un segundo Afrin, si no quiere que estas bandas residan en esas zonas sagradas y utilicen y posean sus pueblos, casas y cultivos, deben permanecer en sus territorios. No deben moverse de allí. Nadie, ni militar ni civil, deben irse. Creo que así será, y he oído que se están haciendo esfuerzos en este sentido. Los soldados no abandonarán sus puestos en nombre de la retirada. Tal vez la táctica en algunos lugares: a veces es factible viajar de pueblo en pueblo, pero normalmente se quedan en su barrio. Si nos preguntan, seremos sinceros. No aceptamos ni consideramos aceptable lo que está ocurriendo en Afrin, Serêkaniyê, Til Ebyad y Xakurke. Durante la guerra popular revolucionaria, el pueblo se defiende permaneciendo en su tierra. Como he dicho, la gente puede aprovechar nuestra experiencia en las montañas. Tienen sus propias circunstancias. Creo que si aprovechamos todas estas oportunidades, nuestro pueblo saldrá adelante.

No habrá más Afrin, ni más Serêkaniyê. Recuerda que el pueblo es el que tiene más poder. Ucrania y Afganistán son ejemplos de ello. Con esta premisa, tendrás éxito si crees en ti mismo, te organizas y pasas a la acción. Nuestro equipo está pasando a la acción. Sin embargo, parece que la acción está teniendo lugar en Europa. Estás en guerra y tenés que ir a los pueblos para movilizar a la gente, organizarla, movilizar a los barrios y prepararla para la guerra.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.