Organizaciones de derechos humanos piden una solución a la cuestión kurda en Turquía

La Asociación de Derechos Humanos (IHD) promovió manifestaciones en numerosas ciudades de Turquía y del norte de Kurdistán con motivo del 75º aniversario de la Carta de Derechos Humanos de la ONU y del Día Internacional de los Derechos Humanos, que se conmemoró el pasado 10 de diciembre.

Desde la IHD reclamaron al gobierno turco que promueva un paso democrático y civilizado para resolver la cuestión kurda, “madre de todos los problemas” de la región, a través del diálogo y la consecución de la paz social.

Además, se señaló que para ello son indispensables el levantamiento del aislamiento del líder kurdo Abdullah Öcalan, encarcelado desde 1999, y el regreso a una mesa de negociaciones con la participación del fundador del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK).

“Como defensores de los derechos, siempre hemos abogado por una solución democrática, pacífica y justa a la cuestión kurda. Insistimos en esto. Por lo tanto, queremos que los enfrentamientos cesen ahora mismo. Con el establecimiento de un entorno de no conflicto, es necesario que todas las partes desarrollen programas sinceros y eficaces para fortalecer y monitorear el estado de no conflicto y garantizar la paz social”, expresó el comunicado leído respaldado por la Fundación de Derechos Humanos de Turquía (TIHV) y la Asociación Médica Turca (TTB) en ciudades como Estambul, Ankara, Izmir y Hatay.

Según la IHD, la falta de voluntad para resolver la cuestión kurda se debe esencialmente a la falta de democratización en Turquía. “En lugar de insistir en hacer cumplir la doctrina estatal de ‘un pueblo, una lengua, una nación, una religión’ para mantener el paradigma de una sociedad absolutamente homogénea, se necesita un cambio radical en la política kurda”, destacó el organismo de derechos humanos.

“Esto incluye conceder al pueblo kurdo sus derechos, poner fin a la estigmatización, criminalización, persecución y exclusión ‘terroristas’ de los kurdos y entablar un diálogo con ellos para una solución pacífica, política y justa a la cuestión kurda”, agregó la IHD.

A su vez, desde la institución afirmaron que “la cuestión kurda aún sin resolver, que resulta de la negación de los derechos civiles y fundamentales, es un desafío democrático y de derechos humanos para Turquía con consecuencias de gran alcance para toda una región. Debe resolverse para cerrar el capítulo de la violencia, las guerras y la opresión en este país para siempre y para allanar el camino hacia un futuro democrático”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *