Partido Democrático de los Pueblos llama a contraatacar la represión estatal en Turquía

El 28 y 29 de marzo de 2021, el Partido Democrático de los Pueblos (HDP), de Turquía, realizó la asamblea de la organización, en la que se discutieron y definieron varios temas, entre otros el intento del gobierno turco de ilegalizar a la agrupación, que es la tercera fuerza política del país.

A continuación publicamos la declaración final de la asamblea del HDP:

1- El pueblo se aferra a su propia voluntad política y a su futuro

Durante las celebraciones del Newroz el 21 de marzo de 2021, que tuvieron lugar inmediatamente después de que se presentara el caso para cerrar el HDP, la gente apoyó fuerte y decididamente a su partido político y a su voluntad. Millones de personas llenaron los espacios de reunión durante celebraciones espectaculares y gritaron sus demandas por democracia, justicia, paz y libertad, y por el fin del severo aislamiento de Abdullah Öcalan. Esto muestra la determinación del pueblo kurdo y las fuerzas de la democracia en Turquía, y transmite mensajes claros tanto al (partido) gobernante como a los partidos de oposición. Los jóvenes y las mujeres llevaron su energía, entusiasmo y buen humor a los terrenos del Newroz y gritaron sus demandas de libertad a todo pulmón. Su participación masiva nos dio a todos esperanza para ahora y para el futuro.

2- Este no es un simple caso de disolución, sino una operación radical para anular las fuerzas de la democracia

Este caso específico de disolución de nuestro partido, el HDP, es diferente a los casos anteriores presentados contra los partidos políticos. Más que nada, este amargo ataque es parte de un plan que apunta a borrar por completo al movimiento político kurdo de la política democrática. El caso de la disolución del HDP da los pasos finales hacia el mantenimiento de la política tradicional de negación contra los kurdos, por un lado, y hacia la institucionalización del régimen centrado en el Palacio Presidencial y el fascismo en el país, por el otro. Este caso de disolución es la extensión de la hostilidad del régimen contra los kurdos y la continuación de la política de gobernar a través de los fideicomisarios (interventores estatales). Este no es un caso legal sino motivado políticamente.

Este caso de disolución es un amargo ataque dirigido contra el movimiento político kurdo que ha encarnado el HDP y contra la lucha unida de las fuerzas del trabajo, la paz y la democracia en Turquía, en torno a los temas de la cuestión kurda en particular y la democracia, el trabajo, la ecología, la libertad y las creencias. Este caso es un amargo ataque contra quien exige igualdad y justicia. Es un ataque mordaz contra el objetivo de una patria común, una república democrática y la convivencia.

Sus políticas y estructura organizativa hacen del HDP un partido de y para las mujeres, y este ataque para anular el partido, es un golpe dirigido a la lucha de las mujeres por la igualdad y la libertad, sus logros hasta ahora y su voluntad. Esta es la misma mentalidad totalitaria, racista, sexista y patriarcal que se retiró ilegalmente de la Convención de Estambul. La determinación política que demostraron las mujeres en su lucha por contrarrestar la violencia contra las mujeres, los feminicidios, los abusos y las violaciones, se mantendrá firme frente a los ataques que también tienen como blanco a nuestro partido.

3- Juntos acabaremos con la operación de anulación

De pie en un callejón sin salida político y económico severo, el bloque gobernante del AKP-MHP estableció un estricto dominio sobre el Poder Judicial y lo manipuló, para presentar este caso de disolución. Esta ingeniería política y sus planes para unas elecciones anticipadas mediante la destrucción de todos los logros democráticos, seguramente fracasarán.

Gracias a la fuerza de nuestra tradición de resistencia y lucha histórica, y al apoyo de millones de personas, nuestro partido se mantendrá decididamente en su curso, estropeará este horrible complot, y transmitirá esta honorable herencia de lucha al futuro. No olvidemos que la historia la hace y la escribe el pueblo junto a su lucha por la igualdad, la libertad y la justicia.

El HDP se mantendrá decididamente en su curso. Nuestro partido es más que una colección de edificios e individuos. El HDP es la encarnación de la filosofía de la democracia y la lucha por la libertad, que sobrevivió gracias a los altos precios pagados hasta ahora y, por lo tanto, desarrolló raíces firmes y profundas. El HDP es el futuro brillante de Turquía, un faro en el corazón de la oscuridad. El HDP es la única esperanza de paz de Turquía. Es la voz y la palabra de la conciencia social.

Este movimiento para prohibir el HDP se verá frustrado gracias a la lucha unida de nuestro pueblo y las fuerzas de la democracia. Como espacio y medio de la lucha unida de los pueblos, las diferentes religiones, los jóvenes, las mujeres, los trabajadores, los jubilados, los comerciantes, los agricultores y todos los oprimidos, el HDP se hará más grande y seguirá siendo la esperanza de Turquía para el futuro.

4- Este es un llamado a millones de personas, a los pueblos de Turquía

Frente a este caso de disolver el HDP, la Asamblea de nuestro partido, para proteger y nutrir el papel clave y la voluntad que tiene nuestro partido, autorizó a nuestros co-presidentes y a la Junta Ejecutiva Central a movilizar todas las opciones legítimas, legales y políticas para contraatacar.

Ante el caso del bloque gobernante para disolver el HDP, nuestro partido responderá con espíritu de resistencia democrática y movilización junto con nuestra Asamblea en particular, nuestro Grupo Parlamentario, nuestras organizaciones provinciales y distritales, Asambleas de Mujeres y Jóvenes, y con nuestro pueblo desinteresado, valiente y decidido. El HDP es la gente; el HDP es justo y esta justicia nos dará el poder y la determinación que necesitamos para ganar.

Este caso de disolución contra nuestro Partido apunta no solo al HDP sino a toda la oposición democrática, social y política y sus logros en Turquía. Es absolutamente obvio que el objetivo principal es matar las esperanzas, de amplios sectores de la oposición, de luchar, y pacificar por completo a la oposición social y política.

Por lo tanto, invitamos a todas las fuerzas de la democracia, a la oposición democrática, a las personas de diferentes religiones, a las comunidades alewitas y devotas, a tomar una posición clara y tajante contra esta operación. Esta es una invitación para todos los que quieren la paz, la justicia, la igualdad y la libertad. Se trata de una invitación dirigida al público democrático internacional.

Hoy es el día para apoyar al HDP y sus logros; este es el día para luchar por la democracia, la justicia, el estado de derecho, los derechos humanos y las libertades, la igualdad y la libertad. Hoy es el día de defender con valentía y decisión los grandes valores de la humanidad. Hoy es el día de librar una lucha unida por la democracia.

El HDP mantendrá su curso. Defenderemos al HDP y lo mantendremos vivo. Protegeremos eficazmente esta filosofía y este invaluable patrimonio que nos han confiado todos los recursos que mantuvieron viva esta filosofía. Y será debidamente transmitida a las próximas generaciones.

Invitamos a todos, a millones de personas, a asumir esta responsabilidad común. Nuestro camino seguramente estará despejado y obtendremos grandes logros.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *