PKK: “los asesinatos en París tenían como objetivo la humanidad libre”

El Comité Ejecutivo del PKK publicó una declaración en el octavo aniversario del triple asesinato de las tres revolucionarias kurdas en París y prometió expandir la resistencia en todas partes dentro de la campaña “Es tiempo de libertad”.

El 9 de enero de 2013, la miembro fundadora del PKK, Sakine Cansız (Sara), la representante del Congreso Nacional del Kurdistán (KNK) en París, Fidan Doğan (Rojbin) y Leyla Şaylemez (Ronahi) del Movimiento de la Juventud Kurda, fueron asesinadas por la agencia de inteligencia turca MIT en París. Con motivo del próximo aniversario de los asesinatos, el Comité Ejecutivo del PKK emitió un comunicado.

“El 9 de enero de 2013, se dispararon balas contra la libertad de las mujeres encarnadas en las personas de nuestras compañeras Sara, Rojbin y Ronahi. Esto fue para detener el movimiento por la libertad de las mujeres y perpetuar la mentalidad y la política patriarcal”, denunció el PKK, describiendo los asesinatos de París como “uno de los ataques más crueles del siglo XXI”.

“Los asesinatos de París son asesinatos del AKP”

El comité del PKK dijo además: “Como se sabe, los asesinatos del 9 de enero fueron asesinatos por parte del AKP. Solo 13 meses antes, el AKP había cometido una masacre, la masacre de Roboski. La decisión de los asesinatos de París fue tomada en el gobierno del AKP presidido por Tayyip Erdoğan, planificado e implementado por el servicio de inteligencia turco dirigido por el hombre de Erdoğan para asuntos sucios, Hakan Fidan, a través del MIT. El agente del MIT Ömer Güney fue utilizado como asesino a sueldo. Había tratado de presentarse a sí mismo como un ‘revolucionario’ con el fin de infiltrarse en nuestro movimiento por la libertad. Güney disparó contra las tres revolucionarias kurdas en el centro de París. Las declaraciones de los líderes del AKP, Tayyip Erdogan, Hüseyin Çelik y M. Ali Şahin después de la captura de Güney representan una confesión de facto de su decisión por la masacre.

Aunque todo esto ha sido sacado a la luz por la fiscalía francesa y está incluido en la acusación, el caso se abandonó después de que Güney muriera 20 días antes de que comenzara el juicio. El poder judicial francés no exigió responsabilidades al gobierno asesino de Erdogan, y no se hizo justicia. De esta manera, el poder judicial francés se hizo cómplice real de los perpetradores. La cuestión de si Ömer Güney murió, o fue asesinado, o fue trasladado a otro lugar alegando que había muerto, tampoco fue resuelta por el poder judicial. Esto plantea grandes interrogantes.

“La impunidad lleva a la perpetuación de los asesinatos”

Esta es la situación legal ahora en el noveno año después de los asesinatos. Dado que la masacre no ha sido juzgada, los perpetradores no han sido castigados, continúan las discusiones al respecto. Por lo tanto, en cada aniversario, de hecho, todos los días, sucede de nuevo. Todos los días las balas se disparan nuevamente contra el pueblo kurdo, las mujeres kurdas y la humanidad democrática. Hay un régimen colonial genocida en Turquía. Esta situación continúa.

“Sara fue una de las líderes y organizadoras del movimiento por la libertad de las mujeres kurdas

Nuestra camarada Sara nació en Dersim. Una región marcada por el genocidio turco de 1937/38. A una edad temprana, conoció a Abdullah Öcalan y se unió a la lucha por la libertad. Ella era una mujer kurda revolucionaria y patriota. Después del golpe militar del 12 de septiembre de 1980, luchó en la resistencia liderada por Mazlum, Hayri y Kemal en el calabozo de Diyarbakır. Fue una de las fundadoras del PKK y miembro del Comité Central. Fue una de las líderes y organizadoras del movimiento por la libertad de las mujeres kurdas. Luchó en Botan y Behdinan y siempre llevó a cabo sus tareas en el movimiento por la libertad y la lucha por la libertad de las mujeres al más alto nivel. Luchó ideológica, política, organizativa y militarmente y logró convertirse en una perfecta revolucionaria y militante apoísta.

Siguiendo los pasos de Sara, Rojbin y Ronahi también se unieron a la lucha desde Europa y se convirtieron en fuertes militantes revolucionarios. Con su éxito en todos los campos, se convirtieron en las principales militantes de la juventud y las mujeres kurdas.

“El 9 de enero, la humanidad libre fue alcanzada por balas”

Las balas de París fueron en realidad dirigidas contra Rêber Apo (líder Abdullah Öcalan), el pueblo kurdo y su movimiento por la libertad. Estas balas estaban básicamente dirigidas contra la solución democrática de la cuestión kurda. El 9 de enero de 2013 se dispararon balas contra la libertad de la mujer encarnada en las personas de nuestras compañeras Sara, Rojbin y Ronahi. Esto fue para detener el movimiento por la libertad de las mujeres y perpetuar la mentalidad y la política patriarcal. El 9 de enero, la humanidad libre y la hermandad de los pueblos fueron alcanzados por las balas.

Nosotros, como Movimiento por la Libertad de Kurdistán, como pueblo kurdo, como mujeres y como fuerzas democráticas revolucionarias, hemos librado una tremenda lucha contra la mentalidad y la política detrás de los asesinatos de París en los últimos ocho años y hemos llevado a los asesinos fascistas ante la justicia en gran medida. Contra la masacre de París, todas las mujeres que luchan por la libertad, todas las fuerzas democráticas revolucionarias del mundo se han unido. Sara, Rojbin y Ronahi se convirtieron en símbolos mundialmente conocidos de la lucha de Kurdistán por la libertad y la revolución de las mujeres. De esta manera, la dictadura fascista AKP/MHP y el estado turco quedaron expuestos al mundo entero.

Ahora, en el noveno año, uniremos la lucha contra la masacre de París con la campaña de resistencia ‘Es tiempo de libertad’ y la fortaleceremos aún más en todas partes de Kurdistán, el Medio Oriente y el mundo. Aplastaremos el aislamiento en Imrali, derribaremos el fascismo del AKP/MHP, resistiremos la ocupación turca en todas partes y exigiremos la rendición de cuentas de los perpetradores de las matanzas de París. Dejaremos que Sara, Rojbin y Ronahi sigan viviendo en la libertad de Öcalan, en un Kurdistán libre, una Turquía democrática y un Oriente Medio democrático. Nosotros como movimiento, pueblo y camaradas lideraremos y ganaremos nuestra lucha aún más fuerte en la línea apoísta y el rastro de nuestros valientes mártires.

En este sentido, llamamos especialmente a las mujeres y los jóvenes, a toda nuestra población patriótica, a nuestros amigos revolucionarios-democráticos a protestar aún más resueltamente en el ahora octavo aniversario de la masacre de París, a realizar acciones en todas partes y a participar en la campaña ‘Es tiempo de libertad’ con toda determinación”.

 ANF /BEHDINAN

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *