Policía iraní deja en coma a una mujer tras detenerla por su vestimenta

Una mujer iraní de 22 años está actualmente en coma en un hospital después de haber sido detenida en Teherán por la “policía de la moralidad”, informaron los defensores de los derechos humanos del país.

Mahsa Amini, de origen kurdo, estaba de visita en la capital iraní con su familia cuando fue detenida por esta unidad especial de la policía, encargada de hacer cumplir la obligación de las mujeres iraníes de llevar el velo y respetar las leyes islámicas.

Su hermano Kiarash explicó al sitio internet IranWire que, mientras la esperaba fuera de la comisaría, vio salir una ambulancia con su hermana dentro camino al hospital. Agregó haber sido informado de que su hermana había sufrido un ataque cardíaco y cerebral, y que estaba en coma.

“Sólo transcurrieron dos horas entre su detención y su traslado al hospital”, declaró, afirmando su intención de presentar una denuncia. “No tengo nada que perder. No permitiré que las cosas sigan así sin protestar”, subrayó.

En un comunicado, la policía de Teherán confirmó que Mahsa Amini había sido detenida, junto con otras mujeres, para recibir “explicaciones e instrucciones” sobre el código de vestimenta. “Repentinamente sufrió un problema cardíaco y fue trasladada inmediatamente al hospital con la cooperación de la policía y los servicios de emergencia”, afirma el comunicado.

Según el reporte de IranWire, Mahsa y su familia habían llegado a la capital para un viaje de placer. Alrededor de las 6:30 de la tarde, ella y su hermano se encontraban en la entrada de la autopista Shahid Haghani cuando una furgoneta de vigilancia de la moralidad les bloqueó el paso. Los agentes agarraron a Mahsa y la obligaron a entrar. Su hermano intentó intervenir, pero le retorcieron el brazo a la espalda. Después de desenredarse, le dijeron que iban a llevar a Mahsa a la comisaría y que la dejarían en libertad tras una “clase de reeducación” de una hora.

A las 20:17 del mismo día, los médicos le dijeron a la familia que Mahsa no podía salvarse. Les explicaron que había sufrido un infarto y un derrame cerebral, y aunque su corazón seguía latiendo, su cerebro ya no funcionaba.

Desde la Revolución Islámica de 1979, la ley en vigor en Irán impone a las mujeres, iraníes y extranjeras -cualquiera sea su religión-, salir con un velo en la cabeza.

FUENTE: IranWire / AFP

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.