Suecia y Finlandia acuerdan perseguir al movimiento kurdo para entrar en OTAN

Los presidentes de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, de Finlandia, Sauli Niinistö, y la primera ministra sueca, Magdalena Andersson, se reunieron en ayer Madrid, en España, bajo los auspicios del secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y acordaron un memorando trilateral.

El acuerdo fue firmado por los ministros de Asuntos Exteriores de los tres países -Mevlüt Çavuşoğlu (Turquía), Pekka Haavisto (Finlandia) y Ann Linde (Suecia)- en presencia de los tres jefes de Estado y de Gobierno, así como del titular de la alianza atlántica, que hasta mañana se reúne en el país europeo.

El memorando corresponde a la declaración de compromiso solicitada por Turquía, en la cual Suecia y Finlandia se comprometen a no apoyar a las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) y al Partido de la Unión Democrática (PYD), ambas organización del Kurdistán sirio (Rojava).

Al contrario, en el acuerdo se estipula prestar pleno apoyo a Ankara contra la supuesta “amenaza a su seguridad nacional” que representan las fuerzas de autodefensa de Rojava.

Con este memorando, en el futuro se pondrá fin en Finlandia y Suecia a todas las actividades de las organizaciones y asociaciones del pueblo kurdo en esos países. Para eso, se modificará la legislación finlandesa y sueca con este fin. A su vez, se facilitará la extradición de miembros de la oposición al gobierno turco que residen en esos países.

Uno de los puntos más importante del acuerdo es que el embargo de armas contra Turquía va a ser levantado por las dos naciones. A cambio, Ankara dejará de bloquear la admisión de Suecia y Finlandia en la OTAN.

En el marco de la reunión de la alianza atlántica, la primera ministra sueca ya había declarado que su país no se convertiría en “un refugio seguro para terroristas”, cediendo de esta manera a las presiones del Estado turco.

“Nuestra postura con respecto al PKK (Partido de los Trabajadores de Kurdistán) es muy clara. Está catalogado como una organización terrorista en la Unión Europea, y Suecia lo considera como tal”.

Según Helsingin Sanomat, uno de los principales periódicos de Finlandia, el 70 por ciento de los encuestados expresó que “si se cumplieran las demandas turcas, no favoreceríamos el proceso de ingreso en la OTAN”.

La encuesta indicó que la mayoría de los que expresaron puntos de vista pro-Turquía son seguidores de un partido racista finlandés.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.