Turquía es acusada de utilizar de nuevo “agentes químicos” en su guerra contra los kurdos

Turquía ha sido acusada de volver a utilizar armas químicas contra la guerrilla en su guerra contra el pueblo kurdo en el norte de Irak.

Según responsables del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), se han lanzado “agentes químicos” contra los túneles utilizados por los combatientes de la resistencia armada en la provincia montañosa de Duhok, en la región semiautónoma del Kurdistán de Irak, fronteriza con Turquía.

Se afirma que estas “tácticas sucias” se han utilizado en al menos 12 ocasiones, aunque Morning Star no ha podido verificar de forma independiente las acusaciones. El último ataque habría tenido lugar el sábado (28 de mayo).

Turquía, que cuenta con el segundo ejército más grande de la OTAN, está empantanada en lo que podría ser una batalla larga y costosa en la provincia, después de que lanzara la operación “Garra-Rayo” el 23 de abril.

La guerra de Turquía cuenta con la oposición de todas las fuerzas políticas del Kurdistán junto con el Partido Comunista Iraquí, que considera la invasión ilegal y un ataque abierto a la soberanía del país.

El domingo, el miembro del comité ejecutivo del Partido Democrático del Kurdistán (PDK), Edhem Barzani, escribió una carta abierta a la presidencia regional del Kurdistán y a las Naciones Unidas en protesta por las operaciones militares de Ankara.

“El Kurdistán, esta hermosa tierra, que es el patrimonio común de la humanidad y la nación de los kurdos, es sistemáticamente quemada y saqueada con el pretexto de la defensa”, escribió.

Advirtió que Turquía no abandona los lugares donde se afianza, como Chipre.

Es la primera vez que un miembro de alto rango del partido gobernante en el Gobierno Regional del Kurdistán critica a Turquía de esta manera, y supone una presión adicional para que el presidente Nechirvan Barzani se pronuncie.

A última hora del domingo, las fuerzas de seguridad de la Asayish del PDK detuvieron un “escudo humano” que se dirigía a la región de Behdinan, donde cientos de aldeanos kurdos se han visto obligados a huir de sus hogares debido a los incesantes bombardeos.

A pesar de las presuntas atrocidades cometidas por un Estado miembro de la OTAN, la comunidad internacional ha guardado silencio y ha permitido que Turquía siga actuando con impunidad.

Las fuerzas de la guerrilla dijeron a Morning Star que lucharían hasta el final, y advirtieron a Turquía de que la estaban arrastrando a una guerra que no podía ganar.

Barzani dijo que era hora de que todas las fuerzas se unieran para tomar la situación en serio y “hacer sonar las campanas de peligro”.

“Ha llegado el momento de que nos pronunciemos sobre esta situación probando todos los métodos a nivel internacional”, dijo.

FUENTE: Morning Star / Steve Sweeny / Traducido por Rojava Azadi Madrid

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *