Turquía: masivo operativo policial contra mujeres activistas

Al menos 22 mujeres fueron detenidas por la policía de Turquía luego de las redadas realizadas contra la Asociación de Mujeres Rosa, en Amed, capital del Kurdistán turco.

El operativo se efectuó en la sede de la organización, ubicada en Kayapınar. Al mismo tiempo, las fuerzas policiales allanaron muchas casas particulares. En el operativo se arrestó a la integrante de las Madres por la Paz, Nezahat Teke; a la militante del Movimiento de Mujeres Libres (TJA), Zelal Bilgin; a la co-alcaldesa del municipio de Çınar, Necla Tamriş; la miembro del Partido de las Regiones Democráticas (DBP) Zeynep Üren; a la co-presidenta provincial del DBP, Seval Gülmez; a Remziye Tosum, asesora de prensa del diputado del Partido Democrático de los Pueblos (HDP) Gurbet Özel; a la periodista de JinNews Beritan Canözer, entre otras mujeres.

En un comunicado difundido hoy, desde la Asociación de Mujeres Rosa recordaron que “nuestra asociación fue allanada el 22 de mayo de 2020 y muchas de nuestras compañeras fueron detenidas y posteriormente enviadas a prisión. En las audiencias, nuestras compañeras dijeron: “Estamos aquí, no abandonaremos nuestra lucha”. Hoy, 11 meses después, nuestra asociación ha sido allanada de nuevo”.

“El registro se realizó sin ninguno de nuestras directivas, la alarma fue rota por la policía –detallaron-. No aceptamos el acoso sistemático que nos impone la justicia. Estamos aquí, existimos, existiremos contra las políticas de odio e intimidación del gobierno contra las mujeres”.

Este operativo represivo se da en el marco de las crecientes protestas encabezadas por las mujeres de Turquía, en rechazo a la decisión gubernamental de retirarse del Convenio de Estambul, un tratado internacional para la protección de la mujer frente a la violencia machista.

El viernes, cientos de mujeres volvieron a salir a las calles del país para repudiar la política impulsada por el gobierno de Recep Tayyip Erdogan. En la plaza de Barbaros, del distrito de Beşiktaş en Estambul, se leyeron las historias de cincuenta mujeres asesinadas por hombres. Las activistas recordaron que estas mujeres podrían seguir vivas si se hubiera aplicado realmente el Convenio de Estambul.

Por otra parte, la activista kurda Seyhan Başak fue maltratada y sometida a un cacheo al desnudo en la prisión de Hakkari. Así lo denunciaron este sábado sus familiares y abogados en declaraciones a la agencia de noticias JinNews.

Seyhan Başak es una activista del TJA, que fue detenida el 25 de marzo en la ciudad de Batman. Tras seis días bajo custodia policial, un tribunal de la localidad Hakkari ordenó el miércoles pasado la prisión preventiva contra Başak. La activista está acusada de supuesta pertenencia a una organización terrorista.

Como informa JinNews, Başak fue desnudada a la fuerza cuando fue trasladada a la cárcel. Su cuerpo presentaba signos de abuso en varios lugares. La activista anunció que emprendería acciones legales contra las autoridades responsables “para que la tortura no quede impune”.

Aunque el gobierno turco lo niegue, el llamado “cacheo” en la custodia policial y en la detención se ha restablecido como método de tortura en el país en la última década. Cada vez más personas, especialmente las mujeres, se ven afectadas por este trato degradante. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ya condenó, en 2016, un caso de cacheo al desnudo en Turquía como violación de derechos. Sin embargo, esto no impidió que el régimen de Ankara continuara con esta práctica.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *