Denuncian que el gobierno turco comete un crimen contra Leyla Güven

En declaraciones a la agencia de noticias Mezopotamya, el abogado de Leyla Güven, Serdar Çelebi, afirmó que la decisión de condenar a la dirigente kurda a 22 años y tres meses de cárcel por “pertenencia a una organización ilegal” y “hacer propaganda para una organización terrorista” por su rol como co-presidenta del Congreso de la Sociedad Democrática (DTK), es escandalosa.

El abogado añadió que la detención es contraria al procedimiento especificado en el Código de Procedimiento Penal, por lo cual “queda claro que no se puede dictar una orden de arresto sin escuchar al acusado”, ya que “se trata de una disposición imperativa”.

Çelebi también también llamó la atención sobre el hecho de que el gobierno turco quiere criminalizar al DTK, y que por este motivo detuvieron a Güven. “El DTK es un congreso que opera con el conocimiento del Estado y de la sociedad desde 2007”, indicó. A su vez, resaltó que el DTK “es una institución legal y sus actividades no pueden constituir una evidencia para la acusación de sus integrantes”.

“También estamos preocupados porque dos horas después de su arresto, Leyla Güven fue transferida a otra prisión –alertó Çelebi-. Esta transferencia no puede explicarse como una transferencia ordinaria. Por lo tanto, se están aplicando reglas personales y discrecionales. Estamos seriamente preocupados por los problemas de salud de Leyla Güven”.

Desde que la dirigente y diputada destituida fue encarcelada, desde diferentes sectores de Turquía y otro países condenador la decisión de la justicia y demandaron la liberación inmediata de la política kurda.

Desde el Movimiento de Mujeres Libres (TJA) de Kurdistán emitieron una declaración en la que denunciaron que el Poder Judicial en Turquía es parte de las políticas del gobierno del presidente Erdogan, que lo utiliza como un “medio de venganza”.

“Esta venganza comenzó con un proceso judicial llamado ‘juicio a la KCK (Unión de Comunidades de Kurdistán)’, iniciado por fiscales pro-FETO. El bloque fascista AKP-MHP condenó a nuestra amiga Leyla a 22 años de prisión para vengarse. Aunque aún ha habido un proceso de apelación ante tribunales superiores, fue arrestada y exiliada a la prisión Elazığ después de haber sido detenida en una redada nocturna como si hubiera sido secuestrada”, alertaron desde el TJA.

Desde el movimiento recordaron que Güven “se convirtió en el símbolo del pueblo kurdo y de la lucha de las mujeres libres para romper el aislamiento” al que es sometido el líder kurdo Abdullah Öcalan. “Esto es lo que el gobierno no puede aceptar”, agregaron.

“Desde Leyla Qasım a Leyla Güven, estas tierras han levantado miles de personas como Leyla. Reiteramos que estableceremos nuestro sistema de libertad para las mujeres. Esta represión nunca nos desalentará. Como dijo nuestra amiga Leyla: estamos aquí, no vamos a ninguna parte”, finalizaron el comunicado.

Por su parte, desde la Comisión de Mujeres del Congreso Nacional de Kurdistán (KNK) expresaron en una declaración que el gobierno de Ankara destruye los logros, las culturas y las creencias de los pueblos oprimidos, además de atacar deliberadamente a las mujeres.

“Este régimen dictatorial es el que más teme al movimiento libre de mujeres y a la organización de mujeres –manifestaron-. Está en la búsqueda del desmantelamiento de la lucha de las mujeres a través de los más pesados e inhumanos ataques. Leyla Güven ha estado luchando contra las amenazas y ataques de los regímenes fascistas durante años, con la creencia en la vida libre y la conciencia de las mujeres libres, y nunca se ha doblegado”.

Las mujeres del KNK recordaron que Leyla “fue elegida como diputada en Hakkari el 24 de junio de 2018 con una alta proporción de votos. Leyla no sólo fue diputada en el parlamento de Ankara, sino también co-presidenta del Congreso de la Sociedad Democrática. Tiene una postura revolucionaria contra todo tipo de crueldad y tiranía”.

A esto, agregaron que el régimen dictatorial turco “está luchando contra el pueblo kurdo no sólo en Bakur (Kurdistán del norte) sino también en las cuatro partes de Kurdistán, y trata de destruir las conquistas del pueblo kurdo. Leyla desempeñó un papel importante en un proceso tan importante como el trabajo por la unidad nacional”.

“Por esta razón, el régimen fascista encarceló a Leyla Güven de manera brutal e inhumana, violando sus propias leyes –advirtieron-. Con estas prácticas, trata de acallar todas las voces opuestas y crear una sociedad dócil sin reflexiones críticas. Sin embargo, sabemos bien que en todas partes se puede luchar por gente como Leyla. Las mujeres libres no retroceden ante las amenazas y los arrestos”.

Por último, expresaron: “Debe saberse bien que la opresión y la tiranía sólo nos incitan a aumentar nuestra lucha. Nunca reconocemos las prácticas del régimen fascista. Aumentaremos nuestra lucha y resistencia en todos los ámbitos de la vida”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.