“El propósito del Estado turco es distanciar a las mujeres de la política”

En la guerra en el norte y este de Siria, el Estado turco continúa cometiendo crímenes brutales contra las mujeres. Según la Organización de Derechos Humanos de Afrin (ODHA), aún se desconoce el destino de 400 mujeres secuestradas en el cantón kurdo de Afrin, desde el 20 de enero de 2018 cuando comenzó la invasión turca, hasta junio de 2020. Según los datos, otras 63 mujeres murieron y más de 215 resultaron heridas.

En tanto, la Organización de Derechos Humanos de la región de Cizire también informó que 23 mujeres han sido asesinadas desde los ataques de invasión a Girê Spî y Serêkaniyê, otras dos han sido víctimas de agresiones sexuales, y se desconoce el paradero de 12 mujeres secuestradas. La organización indicó que 60 mujeres resultaron heridas en los ataques turcos.

Al hablar sobre el aumento de los crímenes cometidos por el gobierno turco contra las mujeres del Kurdistán sirio, Siham Emoka, integrante de la Coordinación del Consejo de Mujeres del Norte y Este de Siria, indicó que estos hechos no son nuevos. Además, recordó que el Estado turco las ha atacado desde la época del Imperio Otomano.

Siham expresó que “las mujeres que comenzaron a ser activas en la arena política antes de la ocupación, ahora están expuestas a ataques. El Estado turco y sus mercenarios están violando el derecho internacional en Afrin, Al Bab, Jarablus, Azaz, Serêkaniyê y Girê Spî. Montañas, piedras e incluso árboles, se vieron afectados por los ataques en el norte y este de Siria. Destruyeron lugares históricos. El Estado turco sigue cambiando la estructura demográfica de la región”.

Siham también se refirió al desarrollo de la Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria (AANES) con respecto a los derechos de las mujeres: “Gracias al sistema de copresidencia, las mujeres han tomado su lugar en la política. Apuntando a las políticas, el Estado turco asesinó a Hevrin Xelef. El propósito de esto era distanciar a las mujeres de la política”.

A su vez, señaló que las organizaciones de mujeres en el norte y el este de Siria están pidiendo solidaridad a otros colectivos de mujeres de todo el mundo: “Se insta a todos los segmentos a que pongan fin a los ataques del Estado turco contra las mujeres. Las sirias continúan su lucha organizada contra el Estado turco. Las instituciones que documentan los delitos contra las mujeres continúan enviando estos documentos a las instituciones internacionales”.

Por su parte, Erîfa Bekir, integrante de la Asamblea General del Partido de la Unión Democrática (PYD), aseguró que la Revolución de Rojava es una revolución de mujeres. “Miles de mujeres fueron martirizadas por el éxito de la Revolución de Rojava –apuntó-. La mártir Hevrîn Xelef, la Madre Aqide y Zehra Berkel fueron mujeres pioneras que fueron martirizadas. Los crímenes contra las mujeres continúan en Serêkaniyê, Afrin y Girê Spî en un intento de quebrantar su voluntad”.

Erifa declaró que está en contacto con sus familiares en Afrin y que tiene información directa sobre la situación allí. “En Afrin, las mujeres están expuestas a la violencia todos los días –denunció-. La gente de Afrin se ve obligada a migrar. Las niñas son obligadas a contraer matrimonio. Todos estos crímenes se cometen ante los ojos del mundo. Estos crímenes son vergonzosos para la humanidad. Nadie con conciencia debería hacer la vista gorda ante esta situación. Miles de mujeres fueron desplazadas por la fuerza. Viven en condiciones difíciles en los campamentos”.

Para contrarrestar esta situación crítica, Erifa llamó una lucha conjunta para proteger a las mujeres de la violencia del Estado turco.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *