Ideología de la liberación de la mujer

A continuación publicamos un artículo elaborado por la Comunidad de Mujeres de Kurdistán (KJK), difundido el 10 septiembre 2021 y traducido recientemente por el colectivo Rojava Azadi Madrid, en la que analiza la ideología de la mujer impulsada por el Movimiento de Liberación de Kurdistán.

La ideología de liberación de la mujer, declarada el 8 de marzo de 1998, es la base del Movimiento de Mujeres Kurdas para llevar a cabo la lucha por la vitalización del paradigma democrático, ecológico y de libertad de la mujer.

La lucha por la libertad kurda, a la que se atribuyen algunas de las primicias de la historia, ha resistido a la modernidad capitalista a través del movimiento de liberación de las mujeres, que se considera la liberación de las sociedades y de la humanidad, en su conjunto. En este sentido, el movimiento de mujeres kurdas, que lidera la lucha kurda, tiene una ideología que se distingue de todas las demás organizaciones.

A primera vista, aunque pueda parecer que la ideología de la liberación de la mujer abarca exclusivamente cuestiones relacionadas con el sexo femenino, no es así. No se trata de una ideología puramente sexista ni de un enfoque feminista. La ideología de la liberación de la mujer pretende resolver todos los problemas sociales a través de una lente femenina y entender el mundo desde una perspectiva femenina. En otras palabras, no se limita a resolver únicamente los problemas de las mujeres, sino que también aporta soluciones a las guerras, a los desastres ecológicos y a las políticas económicas basadas en el beneficio. Plantea grandes luchas para conseguir una paz basada en la libertad y es una alternativa a todas las ideologías dominadas por los hombres y patriarcales. Sin embargo, no hay que confundir esta ideología con un sistema de pensamiento que funciona de la misma manera que las sociedades clasistas.

La ideología de la liberación de la mujer está ahora en la vanguardia de la historia; tras el fin del neolítico y la espiral descendente de la civilización y el estatismo, la historia de la humanidad se ha levantado por fin sobre sus pies y está liderando el camino hacia el futuro.

Hay cinco principios básicos en la ideología de la liberación de la mujer. Los principios son los siguientes:

-Vivir libremente en el propio lugar de nacimiento. Patriotismo.

-Libre pensamiento, libre albedrío.

-Estar organizada y participar en una vida libre.

-Estar organizada y dispuesta a luchar.

-Vida estética basada en la creatividad.

Sobre la base de estos principios, se puede ver que la ideología de la liberación de la mujer se dirige a todos los aspectos de la sociedad y pretende ser una solución a todo tipo de problemas sociales. En otras palabras, se basa en la resolución de las contradicciones que se producen desde el conflicto de clase, el conflicto de género hasta los problemas socio-ecológicos y los socio-individuales. Por lo tanto, considerar esta ideología como la ideología de la liberación de la sociedad en su conjunto sería el enfoque correcto. Sin embargo, no es posible considerar la ideología de la liberación de la mujer independientemente de la teoría de la “ruptura” de Abdullah Öcalan. Cuando examinamos la lucha por la libertad kurda y, en particular, la historia del movimiento de mujeres kurdas, se puede ver que la teoría de la “ruptura”, la movilización de las mujeres y la lucha y resistencia que las mujeres han mostrado a lo largo de la historia, es lo que ha llevado a la mujer kurda a la ideología de la liberación de la mujer. En este sentido, nada se forma independientemente de lo demás.

A lo largo de la historia de la lucha por la libertad, el ser humano siempre ha buscado crear sus propias alternativas. La ideología de la liberación de la mujer es un claro ejemplo de ello. Es importante señalar que las relaciones sociales que existen en el mundo actual se basan en la propiedad, donde el hombre se ha alienado y está alejado de la naturaleza. Dado que el poder dominado por el hombre se desarrolló principalmente sobre el sometimiento y la propiedad de la mujer, la mentalidad patriarcal es de esclavitud, autoritarismo y jerarquía. En este sentido, la “ruptura” no es sólo una ruptura física con el hombre, sino con su dominio, su mentalidad de gobernante y su sistema patriarcal.

Para dar pasos hacia la liberación, en primer lugar hay que cuestionar la lógica de la propiedad privada entre los sexos, incluyendo todas las formas de pensamiento y mentalidad jerárquica. Este cuestionamiento puede liberar al individuo del interés propio y de la sed de poder, desmantelando las relaciones malsanas y co-dependientes. La desaparición de las relaciones de co-dependencia permitirá a hombres y mujeres encontrarse con una percepción renovada de la vida, basada en la verdadera igualdad y la libertad. En otras palabras, la “ruptura” será una purificación de todas las formas de ser jerárquicas, basadas en la dominación y centradas en uno mismo. Esto significa alcanzar la verdad; volver a la verdadera naturaleza de cada uno.

En conclusión, el movimiento de mujeres kurdas, a lo largo de la historia de la lucha por la libertad kurda, ha participado en la revolución en el Kurdistán desde finales de los años 70 hasta principios de los 90; con la unión de la YJWK en 1987 (Yekitiya Jinên Welatparezên Kurdistan – Unión de Mujeres Patrióticas del Kurdistán), su movilización en 1993, y luego en 1995 la YAJK (Yekitiya Azadiyê Jinên Kurdistan – Unión de Mujeres Libres del Kurdistán), en 1996 con la teoría de la “ruptura”, y en 1998 con la Ideología de Liberación de la Mujer, la Vida Libre y el Proyecto de Transformación Masculina, así como la experiencia como partido oficial a lo largo de la década de 2000. Han experimentado luchas revolucionarias y han encarnado la libertad en el espíritu de los tiempos, experimentando con el Contrato Social y el confederalismo de las mujeres. A través de esta lucha continua para crear soluciones duraderas para los problemas sociales y comunales y proporcionar educación sobre la importancia de la revolución social, este proceso desarrolló y sistematizó el sistema metodológico científico que conocemos como Jineolojî, que sirve como alternativa en la búsqueda de una nueva vida contra el sistema dado. Jineolojî, que trabaja para implementar el paradigma democrático, ecológico y libertario femenino, tiene éxito porque es capaz de renovarse y enriquecerse a través de métodos prácticos de ensayo y error. Por esta razón, la ideología de la liberación de la mujer, la teoría de la “ruptura”, incluyendo el legado de la experimentación en curso, constituye la ideología básica del movimiento de mujeres kurdas. Esta ideología es la piedra angular de la lucha de las mujeres en todo el mundo, para que podamos transformar nuestras historias no escritas y la esclavitud en historia y libertad.

Para más información:

http://www.yjastar.com/tr/bolumler/guencel-yazlar/56-tarihin-en-anlamli-devrimi-kadin-kurtulus-ideolojisidir

http://ayrintidergi.com.tr/kurt-kadin-hareketi-deneyimine-bir-bakis/

FUENTE: KJK / Traducción: Rojava Azadi Madrid

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.