La comunidad yezidí de Shengal se enfrentó al genocidio en 2014

Los kurdos yezidíes que viven en la región de Mesopotamia desde hace miles de años, siempre han sido objeto, a lo largo de la historia, de genocidios y crueles traiciones y masacres: el 3 de agosto de 2014 sufrieron el 74º genocidio en su contra.

Los kurdos yezidíes, que llaman a los genocidios perpetrados contra ellos “ferman”, el término kurdo para referirse a un decreto, cayeron esta vez en las garras de la aniquilación, el cautiverio y la esclavitud de los feroces grupos de ISIS. Pero lo que fue más asfixiante para ellos fue la traición, que se vistió de negro.

Un genocidio bien preparado

Cuando los grupos de ISIS se plantaron a las puertas de Shengal, miles de Peshmerga y Asayish (militares y fuerzas públicas) del Partido Democrático de Kurdistán (PDK), presidido por Masoud Barzani, que hasta ese mismo momento controlaba la ciudad de Shengal, emprendieron una rápida huida sin disparar una sola bala. Como resultado de la huida de los Peshmerga, miles de yezidíes fueron masacrados por los grupos de ISIS, y otros miles secuestrados, predominantemente mujeres y niños, y vendidos en los mercados como esclavos. Curiosamente, poco antes de que se produjera el genocidio, las fuerzas del PDK incautaron todas las armas que los yezidíes tenían en ese momento, y se llevaron detenidos a tres de los doce guerrilleros de las Fuerzas de Defensa del Pueblo (HPG) y de las Unidades de Mujeres Libres (YJA-Star) que acudieron al rescate del pueblo yezidí que huía de ISIS. Todo esto dejó claro lo preparado y organizado que estaba este extenso genocidio.

Informe de la ONU sobre el genocidio

Según las investigaciones del Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que se hicieron públicas en octubre de 2014, los resultados de los ataques lanzados el 3 de agosto de 2014 fueron los siguientes:

-Alrededor de 5.000 hombres yezidíes fueron masacrados.

-Alrededor de 100 hombres yezidíes fueron decapitados.

-7.000 niñas y mujeres yezidíes fueron secuestradas y vendidas en mercados de esclavos.

-Varias niñas y mujeres yezidíes fueron violadas.

-Varias mujeres yezidíes fueron obligadas a casarse con comandantes de ISIS.

El número estimado de casos desconocidos es mucho mayor que el que figura en el informe de las Naciones Unidas.

Genocidios a lo largo de la historia

Los yezidíes, que forman una de las confesiones más antiguas de Mesopotamia, han sufrido a lo largo de la historia 74 genocidios. La mayoría de estos asesinatos en masa fueron perpetrados por el Imperio Otomano. Debido a que la mayoría de estos genocidios fueron ordenados por los principales Shas otomanos a través de decretos, los kurdos yezidíes denominaron a los genocidios con el término “decreto” (ferman). En todos y cada uno de los genocidios se utilizó el nombre del Islam.

Aquí se enumeran algunos de los genocidios perpetrados a lo largo de la historia contra la comunidad yezidí, ordenados en su mayoría por los Shahs otomanos:

-En 1246 fue la masacre de Lalesh, dirigida por el señor de Zengi, de Mosul, Bedreddin Lulu.

-En el siglo XVI fue el asesinato en masa de los yezidíes en Shêxan, ordenado por una fatwa de Shekhulislami Osmani Ebu Siud Efendi y por decreto del sultán Suleyman.

-En 1638, el gobernador de Amed, Melek Ahmed Pasha, ordenó la masacre que luego fue ejecutada en Shengal.

-En 1650, Murad IV decretó la matanza masiva de los yezidíes, perpetrada por el gobernador de Van, Shemsi Pasha, en Mosul.

-En 1715, el gobernador de Bagdad, Hasan Pasha, llevó a cabo otra masacre en Shengal.

-En 1733, el gobernador de Bagdad, Ahmed Pasha, asesinó en masa a los yezidíes en Shexan.

-En 1752, el gobernador de Bagdad, Suleyman Pasha, hizo lo propio nuevamente en Shengal.

-Entre 1732 y 1733, Nadir Shah ordenó la masacre de los yezidíes entre Surdash y Kirkuk.

-En 1733, tuvo lugar el asesinato masivo de yezidíes en la orilla del lago Zap, ordenado por Celiliyan.

-En 1735, Nadir Shah comandó la matanza masiva de los yezidíes en Mahabad, Saldûz y Meraxi.

-En 1742, Alî Takî Han, uno de los partidarios de Nadir Shah, cometió una masacre del pueblo yezidí en Saldûz.

-En 1743, Nadir Shah perpetró un asesinato masivo de los kurdos yezidíes en Kirkuk, Hewler y Altunköprü.

-En 1773, Nadir Shah ordenó otra masacre de yezidíes en la orilla del lago Zap.

-En 1787, Celiliyan cometió un asesinato en masa contra los yezidíes en Shexan.

-En 1798, el vicegobernador de Bagdad, Abdulazaz Bin Abdullah Beg, llevó a cabo una masacre contra los yezidíes de Shexan.

-Entre 1753 y 1800, los Shas otomanos ordenaron el saqueo, la imposición de impuestos, la esclavitud y el genocidio de los kurdos yezidíes (en seis grandes ataques) en Shengal, Shexan y Mosul.

-En 1809, el gobernador de Bagdad, Suleyman Pasha, ordenó el asesinato masivo de los yezidíes en Shengal.

-En 1824 tuvo lugar otra masacre contra los yezidíes de Shengal, ordenada por el gobernador de Bagdad, Ali Pasha.

-Entre 1832 y1834, estos asesinatos en masa fueron comandados por Soran Muhammed Pasha.

-En 1835, el gobernador de Mosul, Muhammed Ince Bayraktar, ordenó una nueva masacre perpetrada en Shengal.

-En 1836, Reshid Pasha ordenó otra masacre cometida en Shengal.

-En 1837, Hafiz Pasha ordenó nuevamente una masacre cometida en Shengal.

-En 1844, tuvo lugar la matanza masiva de yezidíes en el Botán.

-En 1892, la política de islamización de Abdulhamit II condujo a asesinatos masivos de los yezidíes.

Para obtener información más detallada sobre esto se recomienda leer el libro “Yazidis in the clutches of fatwas, genocides and massacres”, escrito por el doctor Kadri Yildirim, y el libro titulado “A people defying genocides, the Yazidis”, del periodista Mazlum Özdemir.

La masacre de 2007

Uno de los asesinatos masivos más recientes contra los kurdos yezidíes tuvo lugar en 2007. El 14 de agosto de 2007 se llevaron a cabo ataques con cuatro camiones cargados de bombas en las aldeas Siba Shex Xidir y Til Izer, de Shengal. Como resultado, 300 personas fueron asesinadas. No se realizaron investigaciones sobre este caso. Se dijo que la masacre fue perpetrada por un grupo llamado Ensar El Sune, afiliado a Al Qaeda, que en ese momento intentaba establecerse en el sur de Kurdistán. Sin embargo, muchas fuentes dijeron que el Frente de Turkmenistán de Irak (ITC) estuvo involucrado en el ataque, respaldado por el servicio secreto turco presente en Bashur (Kurdistán iraquí).

Los yezidíes llamaron a este ataque, hasta el 3 de agosto de 2014, “el último decreto”.

La situación de Shengal antes del 3 de agosto

Los kurdos yezidíes vivían predominantemente en el distrito de Shexan, en Duhok; en el distrito de Shengal, en Mosul, y en las aldeas de los distritos circundantes. En 1975, bajo el régimen iraquí del partido Baaz, los yezidíes fueron reasentados a la fuerza. En todos y cada uno de los genocidios que enfrentaron, el pueblo yezidí se salvó en los brazos protectores del monte Shengal. Pero en 1975 fueron sacados por la fuerza de las aldeas de la montaña y reasentados en Khanasor, Til Izer, Sinune, Siba Shex Xidir, Kocho y Dugurê y alrededor de otras 15 aldeas en las estribaciones de la montaña.

Cuando en 2003 Estados Unidos intervino en Irak y derrocó al régimen de Saddam Hussein, se preparó una nueva Constitución para el país. Según el artículo 140 de esta Constitución, Shengal quedaba como una “zona discutible” entre el gobierno del sur del Kurdistán y el gobierno central de Bagdad. También se programó un referéndum en Shengal para 2007, pero hasta el día de hoy esa consulta no se ha realizado.

El PDK estableció su monocracia en Shengal. La ciudad supuestamente estaba “bajo la protección” de los Peshmergas, los Asayish del PDK y la policía federal de Irak.

Después de imponer su dominio absoluto sobre Shengal en 2003, el PDK promovió tradiciones anticuadas, beneficiándose del sistema de castas de los jeques, a través del cual mantuvo bajo su control a la población yezidí.

Presiones sobre las mujeres en la sociedad yezidí

La integrante del Movimiento de Liberación de las Mujeres Yazidíes (TAJÊ), Xoxê Dexîl, ha hablado con ANF sobre la sociedad yezidí antes del último genocidio y ha llamado la atención sobre la violencia y la presión a las que estaban sometidas las mujeres. “El rol de las mujeres era muy débil en la sociedad yezidí, casi inexistente. Para decirlo en otras palabras, una mujer era tan buena como las presiones a las que estaba sujeta y lo que era silenciada. Pero no hay que dejar escapar la continua resistencia de las mujeres contra esto”, afirmó.

“Sin embargo, esas luchas se vieron limitadas a algunas pocas personas. Cuando después del genocidio vimos a las mujeres de Rojava y de la guerrilla, comenzamos a organizarnos con su ayuda”, explicó.

Hacia el genocidio del 3 de agosto

El 10 de junio de 2014, cuando ISIS invadió Mosul, Shengal corrió más peligro que cualquier otro distrito de la ciudad. El líder del pueblo kurdo Abdullah Öcalan emitió numerosas advertencias para la protección de Shengal. En el contexto de esas premoniciones de Öcalan, el PKK envió una unidad de 12 guerrilleros al monte Shengal. Sobre las crecientes amenazas inminentes que se cernían sobre la zona, el liderazgo del PKK se puso en contacto con el PDK y llamó la atención sobre la grave situación. El PKK dejó en claro que podía enviar algunas de sus fuerzas a Shengal, pero el PDK no respondió a la llamada del PKK.

Después de invadir Mosul, los grupos de ISIS cargaron contra Tal Afar, un distrito de la comunidad turcomana de las inmediaciones de Shengal. Una gran parte de la población turcomana de Shia huyó a Shengal. En ese momento, los grupos estaban muy cerca de atacar Shengal. Sin embargo, en lugar de comenzar los preparativos necesarios, el PDK repentinamente comenzó a apoderarse de las armas del pueblo yezidí, diciendo que los iban a proteger. Según las estadísticas oficiales que se revelaron después, antes de los bárbaros ataques de los grupos de ISIS en Shengal, el número de Peshmergas y Asayish del sur del Kurdistán, de la policía federal iraquí y la guardia de tráfico, además de las unidades armadas afiliadas a algún otro partido, comprendían un total de 11.000 personas bien equipadas, ubicadas en Shengal y las aldeas circundantes.

“Estaban aquí por dinero y huyeron cuando se acercó el peligro”

La comandante de las Unidades de Protección de Shengal (YBS), Tîrêj Şengal, nos ha dado la siguiente información sobre la fuerza militar en la ciudad: “En ese momento, cuando los grupos de ISIS se apoderaron de todas las áreas alrededor de Shengal una tras otra, todavía no creíamos que pudiéramos ser los siguientes. Porque estábamos rodeados de un gran ejército de Peshmergas, e incluso de soldados iraquíes. Y confiábamos en ellos. Solían decirnos: ‘Los protegeremos’. Pero desafortunadamente huyeron cuando empezaron los ataques. Solo cuando les preguntamos por qué huían, entendimos que no consideraban que este lugar fuera su tierra y que habían sido reclutados para cumplir con el ‘deber de defenderse’ solo por dinero. Cuando vieron que se acercaba el peligro, huyeron tan pronto como se les ordenó hacerlo, sin mirar atrás siquiera una sola vez”.

El vicepresidente adjunto del Consejo Autónomo de Shengal, Qehtan Xelîl, ha recordado que los Peshmergas del PDK se apoderaron de todas las armas de los jóvenes yezidíes poco antes del comienzo del genocidio: “En el cruce de Shengal a Tal Afar, el PDK había establecido hasta un punto de control. Cuando ISIS llegó, todas las armas de la juventud yezidí fueron embargadas. Con palabras como ‘los protegeremos, no se preocupen, ustedes no necesitan tomar las armas’, las llevaron todas. Sin embargo, durante el genocidio ni siquiera dispararon una bala, no dieron un mártir y ni tan siquiera les sangraron los dedos. Todos escaparon”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *